Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍ A 15 DE IUL 1O DE 1931 NUMERO SUELTO 10 CENTS, i? f i DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O VI GESIMO SÉPTIMO N. 8.887 B j jjr, v REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: CALLE DE SERRANO, NÜM. 55, MADRID SOLEMNE APERTURA DE LAS CORTES CONSTITUYENTES Las tropas cubren la carreja. Reunión de los ministros en la Presidencia, desde donde se trasladan ai Congreso de los Diputados. Discurso del Sr. Alcalá Zamora. En- el desfile de las fuerzas los parlamentarios y el público ovacionan clamorosamente a la Guardia civil. Elección del Sr. Besteiro como presidente y de la Mesa interina. Juicios y comentarios sobre el discurso del jefe del Gobierno. Notas diversas Con la Asamblea que ayer inauguró sus das las revoluciones se ha dicho siempre eso, tró en la Presidencia antes de que los mifunciones tiene ya la República un Poder con la misma promesa de pas y bienandan- nistros se reunieran en Consejo para recilegítimo. Sabemos y reconocemos qxe la ma- za. Desgraciadainente, la historia demuestra bir sus órdenes. nifestación electoral de abril no podía ser que es niás fácil hacerlas que sujetarlas, y A las siete menos cuarto dieron por terborrada ni muy alterada por el gran comi- lo infalible es no hacer excepción de casos minada su deliberación los consejeros y do de Junio; que de todas maneras la Re- ni de tiempos contra el- orden público y ocuparon los coches oficiales para dirigirse pública hubiera traído a la Asamblea una contra la legalidad. al Congreso de los Diputados. fuerte mayoría. Por esto mismo, por inneEn aquel momento el gentío estacionado cesarias, resultan más deplorables la arbiEn la Presidencia del en los alrededores del palacio de la Castetrariedad y la violencia que constituyen el llana prorrumpió en aplausos, que se repipecado original del nuevo Poder. No está, Consejo tieron luego en la carrera, no se ha querido que esté en la Asamblea toda la nación; jaita una parte que tenía, derecho, títulos y votos para concuEn la carrera rrir a la obra constituyente y fiscalizar al Los ministros se reúnen en la régimen; suma de fuerzas conservadoras, Presidencia para cambiar impreanturevolucionarias, cuya intervención huLa situación de las tropas biera determinado en algunas cuestiones siones antes de abrir el ParlaHabía sido enarenado el pavimento, y constitucionales coincidencias de principio mento desde las seis habían formado las tropas con grupos republicanos, movimientos de Gran animación en Jos alrededores del desde el principio de la Castellana, por la la balanza legislativa, que de seguro hubieplaza de Colón, paseo de Recoletos, Cibeles, sen influido en el rumbo de la Asamblea, en Palacio de la Presidencia a las cinco de la Salón del Prado, plaza de ¡Neptuno y Cael contenido de la Constiki ción y en el por- tarde. Frente al edificio se había situado una sec- rrera de San Jerónimo. venir nacional. Hiibo anulación ilegal de A uno y otro margen de estos paseos se numerosos resultados electorales de abril; ción de Cazadores de Caballería, y las trocomenzaban a extendían dos filas de tropas a pie, los resupresión del automatismo de las Diputa- pasCongreso de loscubrir la carrera hasta gimientos 1, ó y 31 de Infantería; fuerzas ciones; entrega de todas las Diputaciones y el de Recoletos Diputados por. los paseos de Carabineros, de Guardia civil, Marinería, de todos los Ayuntamientos a los Comités de San Jerónimo. y el Prado y la. Carrera Intendencia, Sanidad y Aviación. republicanos; reforma electoral para incluir Mucho público permanecía estacionado Las compañías de ametralladoras de los! votos adictos y para impedir la participaen de Colón y la puerta regimientos formaban en las bocacalles inción de las mino- rías; y sobre estas arbitra- del la plaza presidencial, frente aCastellana, en la mediatas a sus respectivos Cuerpos. En la riedades la coacción del desorden público, la para palacio Cibeles estaba el segundo ligero de Artiserie de atentados, motines y violencias con- El presenciar la entrada de los ministros. llería, y en las avenidas próximas a Nepsentidas, que a hogaron todo intento de ac- tas aljeíe del Gobierno dijo a los periodisdescender del automóvil: íuno, las demás fuerzas montadas dé Ar- t ción por parte de los disidentes del régi- -Señores: hoy es feliz y emo ¡tnen y aun de las derechas republicanas. No cionante de mi vida, elydía niásel más com- tillería, Caballería y Guardia civil. A lo largo de Recoletos veíanse las silian sido, pues, las elecciones el ejemplo de pleto si no tuviera que sería hablar. De ahora llas ocupadas desde la misma hora, y un pureza insuperable, que ayer ensalzaba el adelante todo será descenso jefe del Gobierno. Y adolece de algún fal- enEl Sr. Maura explicó a los informadores numeroso público circulando por los pa: seamiento la condición y la obra de la el incidente de por la mañana en Gober- seos laterales. La circulación Asamblea. nación. El portero mayor del ministerio te- ¡pió en la Cibeles de tranvías se interrumy err Neptuno. En esta El Sr. Alcalá Zamora ensalzó, también, y nía guardadas en la misma caja la actual en esto más justificadamente, el pronunciabandera nacional y la antigua. Sin fijarse, última plaza la animación era muy granmiento civil y popular que trajo la Repúblientregó a un ordenanza la antigua, que se de, y algunos tranvías fueron asaltados por; ca sin la mancha del caudillaje militar que izó a poco y dio origen al pequeño alboroto la gente, que se colocó en los techos para, observar mejor. había sido la tradición de todas las revoluque se promovió en la Puerta del Sol. ciones españolas. Y es verdad que el CoLos informadores hablaron con los mimité revolucionario- -hoy Gobierno proviEn la plaza de las Cortes nistros de Comunicaciones y Estado del Essional- abstenido resueltamente para las tatuto catalán. A juicio del Sr. Martínez En la plaza de las Cortes, frente a la elecciones parlamentarias y resueltamente de- Barrios, será muy discutido por la Cámara. puerta principal del Congreso, se apiñaba cidido al solo empleo de la fuerza, encontró en En cuanto al Sr. Lerroux, exclamó: gran gentío. La unas elecciones mmiicipales la República qiw- ¡Conozco tantos Estatutos catalanes! sido asaltado- por estatua de Cervantes había numerosos individuos, había buscado en los cuarteles y en los tris- Uno el parlamentario de 1019, otro poste- formaban un- pintoresco rupo con el que intes episodios de Jaca y Cuatro Vientos. Así rior y el actual, que me parece se aparta mortal. podemos ahora suscribir la misma lamentaalgo del pacto de San Sebastián. Los árboles de la plaza se ofrecían flore- ción del jefe del Gobierno- -y no es nueva- ¿Será muy discutido el proyecto? cidos de humanidad, y todas sus ramas, en estas páginas- -por la crueldad estéril de- -Dependerá de la actitud que adopten hasta las más altas, sustentaban racimos las sediciones, por las víctimas que hacen y los diputados catalanes. no pudo al fin por las que se ocasionan los revolucionarios. El Sr. Prieto dijo que se encontraba algo de gente. Una gran rama desgajó repentiNosotros no hemos perdido nunca la fe en indispuesto, y el Sr. Albornoz manifestó que soportar tanto peso y seinesperados huésu namente, dando con sus el derecho y en la legalidad; ni siquiera frenel día era de una honda emoción y muy in- pedes en tierra. Gritos, un poco de alarma! te a los mayores abusos del Poder. teresante para el porvenir. y muchas risas, luego. Bien quisiéramos que la última revolu, En la escalinata del Congreso, muchos El general Queipo de Llano, jefe de. las ción española sea, en efecto la. última, como ayer afirmaba el Sr. Alcalá Zamora. De. to- tropas que habían de cubrir la carrera, en- curiosos del orden de pnyilegia ps, y al pí si