Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 5 DE MAYO DE 1931. EDICIÓN i) E LA MAÑANA. PAG. 24. Después, en el transcurso de la, con AV contrario, de lo que otros hicieron, central, una Junta, o como quiera lla. 70 no aprobaré jamás que se excite al mársele, con fines electorales, yo les rué- versación, me hace un elogio cumplido pueblo contra las autoridades y sus go que actúen públicamente y que, sin del nuevo embajador de España en Lonagentes ni que se especule con desdichas perjuicio de propagar con el mayor en- dres, D. Ramón Pérez de Ayala, de de la Patria para desprestigiar al nuevo tusiasmo, pero legalmente, sus convic- quien ha leído varios libros y numerorégimen. No quiero que los monárqui- ciones monárquicas, manifiesten su pro- sos artículos. cos exciten en mi nombre a la rebelión pósito de no crear dificultades al Go- Y al final de nuestra charla: militar. Hasta mí han llegado noticias de bierno español e incluso... apunta esto- -Podré haberme equivocado alguna que muchos militares se negaban a pres- para que repitas mis propias palabras vez; pero éii mis posibles errores sólo tar la adhesión a la República que les- -y me dicta despacio- E incluso es- he pensado en el bien de España. Acepexigían. A cuantos he podido les he ro- tar con él para todo lo que sea defensa té el hecho consumado de la. Dictadura gado que la presten. La Monarquía aca- del orden y de la integridad de la Patria. porque creí que era ésa la voluntad de bó en España por el sufragio, y si al- -Procuraré, Señor, que las cosas se la mayoría del país, cuando la pedían guna vez vuelve ha de ser asimismo por hagan conforme a la voluntad de Vues- a gritos y la recibieron con alborozo la voluntad de los ciudadanos. tra Majestad. Al menos, transmitiré sus los mismos que años después me han acusado injustamente de haberla traído. -Algunos periódicos, Señor, han di- deseos. cho, comentando el documento con que Aún sigo escuchando al Rey mucho La substituí por un, Gobierno constituVuestra Majestad se despedía de Espa- tiempo. Habla siempre de España, de cional, dispuesto a que el país se manifestase en los comicios, cuando comprenña, que pretendía encender con él la sus amarguras sufridas, Y. en toda la charla, ni un solo reproche para nadie, dí que así lo reclamaba- la- opinión púguerra civil. ni una frase reveladora de odio, o ani- blica. Y no me he resistido a abandonar El Rey tarda en contestar: madversión. Elogia la orientación de uno España, haciendo por ella el mayor sa- ¡Es triste... -dice, al fin- Yo he crificio de mi vida, al comprobar que salido de España, después de redactar de los actuales ministros que con más España, ya no me quería. Sería muy trissaña le han agraviado en mítines y con ese documento, pensando precisamente te no esperar ahora que la Historia alen evitar una guerra civil. Las eleccio- ferencias. Para algunos republicanos re- gún día me hará justicia. cientes, que hace un mes todavía le adunes municipales, jurídicamente consideHan. pasado más de dos horas. H e radas, tienen un simple alcance admi- laban, tiene frases de disculpa. Y unas nistrativo pero yo me di cuenta de que, palabras de emocionada efusión para el mos consumido durante ellas el contetanto los republicanos como los monár- político íntegro que, si hace poco más nido de la pitillera real. Su Majestad se quicos, les habían concedido importan- de un año le combatió con dureza, sin pone en pie, señal protocolaria de que cia plebiscitaria, y por eso tomé la re- prever seguramente la trascendencia e la audiencia ha, terminado. influencia en la opinión de sus impru- -Dame un abrazo. ¡Y adiós! solución de irme, en prueba de mi resCon una emoción que no podrán competo a ¡a voluntad nacional, inclinándo- dentes frases, ahora, al proclamarse la me ante ella y rechazando los ofreci- República, no ha sabido correr, como prender los que sean incapaces, de senmientos que se me hacían para consti- tantos otros, en socorro de los vence- tirla, y que podrá ser calificada mañana en algunos periódicos de fina sensibilituir un Gobierno de fuerza que man- dores Le hablo al Rey de unos cuantos hom- dad con la consabida frase, tan original tuviese el orden público hasta que se celebrasen las elecciones de Cortes. Con- bres que visten un glorioso uniforme y como delicada, de las lágrimas, de cosidero que contra el sufragio del pueblo están dispuestos a servir al régimen cons- codrilo salgo del. sencillo, saloncito no podía defenderse a tiros la Monar- tituido recientemente con la misma leal- donde fui recibido. Allí queda el hombre quía, como se reprime un foco de rebe- tad que sirvieron a la Monarquía, de que, por la voluntad de España, puede lión militar. Salí de España respetando quienes sé que al quitarles las coronas dejar de ser Rey, pero que hasta, su su voluntad, pero por la mía, ya que del cuello se las han hecho coser dentro muerte, porque contra las condiciones nadie tenía derecho a exigirme descen- de la guerrera, sobre el corazón. Y al humanas no pueden nada las campañas der de mi trono mientras las Cortes no oírlo el Rey, se llenan de lágrimas sus de difamación, ni siquiera el sufragio universal, seguirá siendo un. caballero. proclamen la República. Las elecciones ojos. Y mientras atravieso nuevamente él municipales podrán haber expresado la s- -No me choca- -dice simplemente. largo pasillo, blanco y estrecho, con voluntad de la nación, pero su soberapuertas numeradas, acuden a. mi memo. nía corresponde al Parlamento. Ya saria las palabras de un autógrafo regio bes por qué me marché: para evitar la que recibí en fecha aciaga de mi vida, sangre en las calles. Y ya sabes, tamel 15 de abril, de 1929: Tú has perdibién, por qué no abdiqué: mis derechos do a tu padre, y España a- un patriota a la Corona de España pertenecen a mis antepasados 3 a mis descendientes; no En el Sur. do España, a dos leguas do- capi- dispuesto siempre a defenderla, aun a tal, con puerto de mar. -Renta, líquida anual, son únicamente míos, y sólo ante la so- 170.000 ptas. Clima admirable. Casa confor- costa de su vida, e. intereses. El afecto beranía- nacional representada en las table. 1.800 fanegas. 20.000 pies de arbola- que sentía por él, a ti lo transmito, sedo en. plena producción Cortes pueden resignarse. Pero ahora, etcétera) Regadío de pie. (naranjos, olivos, guro de que seguirás su camino Vendo muy urya lo has oído, quiero que los monár- gente en 1.750.000 ptas. -Escribid: ApartaSeñor: Yo sería indigno hijo suyo si do 855, Madrid. quicos sepan que mi deseo es no crear no- lo siguiera. El 15 de abril de 0: 931 día rnemorable en la historia de España, dificultades a este Gobierno provisional, fecha de su segundo aniversario, pasé que es el Gobierno de España. una hora junto a su tumba y estoy segu -Pero hay, Señor- -me atrevo a dero de que su espíritu me dictó nuevamencir- una corriente de opinión monár- participa a su distinguida clientela española te él camino. A B C permanece donde j dar satisfacción a numequica difusa que no se puede abando- que, con el fin deuna experta colaboradora, estuvo siempre: con. la libertad, con el rosas demandas, nar, que es preciso encauzar en direc- mademoiselie GABT, estará a la disposición orden, con í a integridad de la Patria, con de cuantas desean consultarla ción y con propaganda eficaces. Es ne- gratuitamente personas salón- particular del a Religión y conel Derecho, que es todaen un cesario de todo punto organizar esa opi hotel RITZ, de esta capital, el martes 5 y vía decir, en España, con la Monarquía miércoles 6 del corriente. do once a una y iiión. Constitucional y Parlamentaria. de cinco a ocho de la tarde, sobre. el proble -Yo no puedo oponerme a ello. Pero nia de la belleza y el caso especial de. su epidermis. JUAN IGNACIO- LU. CA DE TENA si en Madrid se organiza un Comité T 1 r r r i v T- r i iniFTFFrnnni! r T Í rr: r rTT Tf iT Í IT IÍTT Trrrn- Tnr- -in- nT Tr-