Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES. 15 DE. ABRIL DE 1931. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 28. tó en el Ayuntamiento, seguido de un corto Ei Sr. Maciá, proclama el Estado número de simpatizantes, y penetraron en el despacho de la Alcaldía, en donde se hacatalán llaba el Sr. Martínez Domingo con algunos Barcelona 14, 4 tarde. El Sr. Maciá, tenientes de alcalde, periodistas y altos fundespués de permanecer reunido unos micionarios del Ayuntamiento. con los concejales se hallaban El Sr. Companys se dirigió al alcalde, nutos Ayuntamiento, salió que. balcón, prinen el al expresándole su deseo de hablar en catalán, cipal de éste y pronunció un breve discurpues íjue se trataba de un hecho revolucio- so, proclamando la República catalana. nó eminentemente catalán, y seguidamente Después se trasladó a la Diputación, donle dijo que las últimas elecciones habían sido la. expresión arrolladura de la voluntad de unos numerosos grupos que habían endel pueblo y que en. este sentido querían ba- trado con anterioridad, se dedicaban a rom cerse cargo inmediatamente del gobierno de per y arrojar por los balcones varios rela ciudad para proclamar en el Ayuntamien- tratos y. bustos que, en el edificio encontraron. to la República. El Sr. Maciá desde el balcón habló nueEl Sr. Martínez Domingo le contestó que vamente, manifestando que en nombre del él no podía hacer una oposición- de fuerza, pueblo de Cataluña se hacía cargo del Gopero que Jes invitaba a que se hicieran car- bierno catalán y que en. aquella casa pergo de que no debía entregar la vara sin una manecería para defender las libertades de orden del Gobierno que se le había con- su patria, sin que pudiese sacársele de allí cedido a él o del Gobierno que legalmente como no fuera muerto. le substituya. Entre tanto, el Sr. Maluquer y Viladot, Se cambiaron impresiones entre los que presidente de la Diputación, que había tese hallaban presentes, proponiendo el actual nido noticias de lo que ocurría, se trasladó teniente de alcalde y concejal electo señor a la Diputación, adonde llegó a las tres Santa María que el alcalde convocara para menos cuarto. Algunos individuos de los esta tarde a la Comisión municipal perma- que se hallaban en la puerta le rogaron que nente, a fin de hacer el traspaso de pode- no subiera; pero él, diciendo qpe estaba en res; pero como la mayoría de los que for- su casa y que no podía consentir que allí se maban la Comisión opinaba que esto podría hiciese nada sin su autorización, llegó hasdificultar la realización de sus propósitos, ta el despacho de la presidencia, donde enconvinieron en definitiva en hacerse cargo contró al Sr. Maciá. Este le invitó a que inmediatamente de la vara como signo de se retirara, y como el Sr. Maciá, le dijera haberse incautado de Ja ciudad, sin perjui- que quiénes le habían dado a él poderes cio de que por la tarde se- haga en forma, para mandar en la casa, contestó que sus el traspaso efe los servicios, etc. compañeros de Diputación y la Monarquía. El Sr. Martínez Domingo, en definitiva, El Sr. Maciá dijo: dijo que él no podía entregar la vara, pero- -La Monarquía ya no existe, y en nomque allí estaba encima de la mesa, de modo bre del pueblo de Cataluña yo le invito a que ellos podían cogerla usando de su que se retire. fuerza. El Sr. Maluquer dijo que sólo se retiraría El Sr. Companys cogió la vara, y, segui- cediendo a la fuerza, y el Sr. Maciá hizo do de los demás concejales, se trasladó a entonces un ademán de empujarle, abandouno de los 1 salones de la Alcaldía que recaen nando, entonces el Sr. Maluquer la Diputaa la. plaza de San Jaime. Inmediatamente ción. El Sr. Maciá, en su discurso, dijo que el mandaron a buscar a algunos Centros republicanos próximos una bandera republicana, pueblo catalán no sería digno de seguir goque izaron en la fachada principal del zando de sus libertades, que él defendería Ayuntamiento. En la plaza de San Jaime, a hasta con la vida, si no se mantenía un oraquella hora, había muy escaso público, que den absoluto, e invitó al público reunido en poco a poco fue engrosando hasta llenar la plaza a que se disolviese, como así lo hicieron los manifestantes alrededor de las aproximadamente la mitad de la plaza. tres. Desde el balcón hablaron los Sres. Lluhi Cuando el Sr. Maciá se hallaba en la Diy Companys, manifestando que quedaba pro- putación se presentaron un oficial de Inclamada la República, e invitando a todos fantería y otro de Artillería, ofreciéndosele, a conservar la mayor serenidad, a fin de según dijeron, en nombre de la guarnición que no nazca manchada por desórdenes, de Barcelona. sinp, por. el contrario, acompañada de los debidos respetos a las personas y a las La nota del Sr. Maciá proclamancosas. do el Estado catalán Algunos grupos de los que se hallaban en el Ayuntamiento se trasladaron seguidamenBarcelona 14, 7 tarde. Después de la te a la Diputación, situada frente al citado reunión secreta celebrada en la Diputación primer edificio, llevando otra bandera re- entre el Sr. Maciá y los concejales electos publicana, que izaron en el balcón princi- en el Ayuntamiento de Barcelona, el señor pal, poniendo también un cartel en el que Maciá ha recibido a los periodistas, mania mano habían escrito: El Rey Alfonso festándoles que había telegrafiado al señor ha abdicado. ¡Viva Iá República! Alcalá Zamora, para comunicarle que había Entretanto, en el Ayuntamiento, los con- proclamado la República catalana, consticejales electos, reunidos con el Sr. Com- tuyéndose en su presidente. El Sr. Alcalá panys, cambiaron impresiones, acordando Zamora le ha contestado mostrándose coninvitar al Sr. Maciá a que viniese al Ayun- forme y dándole, cuenta de la marcha de tamiento, y de este acuerdo se dio cuenta los sucesos políticos en Madrid. al público reunido en la plaza por el señor El Sr. Maciá ha facilitado más tarde la Companys, quien dijo que el Ayuntamiento siguiente nota: de la ciudad de la que ellos eran la mayoría En nombre del pueblo de Cataluña prohabía enviado a buscar al Sr. Maciá, con clamo el Estado catalán bajo el régimen de el- que se reuniría para hacerse cargo del la R. pública catalana, que libremente y con Gobierno de Cataluña. toda cordialidad anuncia y pide a los otros Estas manifestaciones fueron acogidas pueblos hermanos de España su colaboracon aplausos y vivas a la República y a ción en la creación de una Confederación Cataluña independiente. de pueblos ibéricos, ofreciéndoles por los A las dos de la tarde llegaba al Ayun- medios que sean librarles de la Monarquía tamiento el Sr. Maciá, acompañado de su borbónica. En este momento hacemos llegar 3 rerno, el doctor Peyró, y de algunos adic- nuestra voz a todos los Estados libres del tos, entrando seguidamente a reunirse con mundo en nombre, de la libertad, de la justicia los concejales ya citados. 7... j 5 y de la paz de los. pueblos. -El presidente de la República catalana, Francisco. Maciá. A la vez ha dirigido a todos los alcaldes de Cataluña el siguiente telegrama: En el momento de proclamar el Estado catalán bajo el régimen de República catalana os saludo con toda el alma y os pido que me prometáis la colaboración para sostenerla, comenzando por proclamarla en vuestras ciudades y preparándoos para defenderla cuando os lo pida. Por la libertad de Cataluña, por la hermandad con los otros pueblos de España, por la paz internacional, sabed haceros dignos. -El presidente de la República catalana. Después se han trasladado al Ayuntamiento, donde en diversas dependencias han almorzado los Sres. Maciá, Companys, Lluhi y los demás concejales electos, así como algunos otros elementos políticos de Acció Catalana, entre ellos los Sres. Bofill y Machado y Carrasco. Sin duda por acuerdo adoptado, porque en la confusión es muy difícil obtener detalles precisos, han salido del Ayuntamiento con documentos firmados por el señor Maciá, como presidente de la República catalana varios delegados que se han incautado de las oficinas de Telégrafos, de la Administración central de Correos y de la Central de Teléfonos. De Telégrafos se ha hecho cargo el que era oficial de dicho centro y ha estado varias veces detenido por relación con los elementos revolucionarios, Sr. Escrich. De la Central de Correos se ha posesionado don Artemio Aiguadé, hermano del doctor del mismo apellido, y en la Central de Teléfonos se ha instalado el Sr. Miralles Pi, periodista, que según nos han manifestado ejercerá allí la censura para evitar que er las informaciones que se transmitan se deii noticias tendenciosas y sobre todo alarmistas, de sucesos. Entre tanto, a medida que avanzaba la tarde, las calles estaban llenas de público, recorriéndolas en numerosas manifestaciones, algunas de las cuales iban con bandas de música, otras, llevando, bustos de la República, y en general, los manifestantes con banderas de la República y banderas catalanas dando vivas, cantando la Marsellesa, y otros himnos; del mismo carácter. En la plaza de Cataluña, según nos dicen, un joven que pasaba en un automóvil ha hecho unos disparos al aire, como protesta contra la actitud de algunos grupos de manifestantes. Estos le han rodeado, apaleándole, y la fuerza pública le ha protegido, llevándolo detenido. Al atardecer, el ex concejal y ex diputado radical D. Emiliano Iglesias, con un grupo de elementos republicanos, se ha trasladado al Gobierno civil para pedir al señor Márquez Caballero que le hiciera entrega de los poderes. El gobernador se ha negado, y ha dado orden de que fueran detenidos los comisionados, como se ha hecho. Parece que, en virtud de alguna gestión realizada poco después, han sido puestos en libertad. El Sr. Márquez ¡Caballero continuaba, pues, en el Gobierno civil hacia las seis de la tarde. A la misma hora, el general López Ochoa, que se ha vestido de uniforme en el Ayuntamiento, salió acompañado de los capitanes señores Rubio y García Miranda para dirigirse a Capitanía, con el propósito, según nos han dicho, de detener al capitán general y hacerse cargo de la Capitanía. Discursos Barcelona 14, 12 noche. Durante toda lá tarde han continuado reunidos los concejales electos y numerosos individuos de diversos partidos de la extrema izquierda, que con frecuencia se asomaban a los balcones de ía Casa de la Ciudad, pronunciando discursos. Entre, los que hablaron figuraba el- n- -m- r- -n: ir HrT Ti- r! rir 7 iti- ii- T T TTrT