Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 15 DE ABRIL DE 1931. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 23 Después se solicitó de Unión Radio la instalación de un micrófono, con objeto de que el Sr. Alcalá Zamora, en nombre del Gobierno- de la República, dirigiera la palabra al país. Empezaron a circularse órdenes, y fue requerida la presencia del director de la Guardia civil, general Sanjurjo, y la del director de Seguridad, nombrado; por el Gobierno, D. Carlos Blanco. También fue llamado el comandante Jiménez y Kiaño. En uno de los momentos en que D. Miguel Maura salió del despacho donde se encontraba reunido con sus compañeros, hizo algunos comentarios acerca de la forma en que se vieron obligados a tomar posesión, y dijo que el anterior Gobierno se había j comprometido a hacer entrega del mando a las seis de la tarde, sin que a dicha hora compareciera para realizarlo. Una información de! Pueblo Vasco El Pueblo Vasco de San Sebastián decía ayer que M B C ofrece su colaboración a la J epúbh ca. Nuestro director ha dirigido ai del citado periódico el siguiente telegrama: Me enteran de que Pueblo Vasco publica esta mañana información sobre ofrecimiento de A B C para colaborar con Sa República. P o acostumbro a cambiar de V casaca. r t ban confundido ustedes con Pica- rea Ve Gobierno que acompaña al pueblo. Procurad que en vuestra conducta no haya nunca la menor protesta que sirva de pretexto para una reacción contraria y, si ella surgiera, quede ahogada. La normalidad en el país es completa, y nos hemos posesionado sin el menor incidente. El primer acto del Gobierno ha sido la concesión de una amplia y generosa amnistía. Estemos todos seguros de que España goza de un completo amor en todas las regiones, que servirá para hacer una España grande, sin que ningún pueblo se sienta oprimido, y reine entre todos ellos la confraternidad. Con el corazón en alto os digo que el Gobierno de la República no puede daros la felicidad, porque eso no está en sus manos, pero sí el cumplimiento del deber, él restablecimiento de laley y; la conducta inspirada en el bien de la Patria. ¡Viva España y viva la República! al aparato el Sr. Maura. La llamada era del Ayer tarde, como decimos antes, fue lla- gobernador civil de aquella ciudad. Don Mimado por el nuevo- Gobierno el director ge- guel Maura se dio a conocer como ministro neral de! a- Gu. irdia civil, Sr. -San ¡urjo, el del Gobierno provisional de la República, cual- fue requívido por aquéi para que pres- y luego preguntó: ¿Es usted el gobernador del último Go- tara su asilencia a la nuiva situación, enbiernoP. Pues haga el favor en el acto de cargándose de garantizar el orden público resignar el mando en el presidente de la en toda España. El general Sanjurjo contestó que, cum- Audiencia, y tan pronto como lo haga enpliendo el deber que le impone el cargo y cargúele que me telefonee. las Ordenanzas del Instituto de la Guardia civil, estaba a la disposición del Poder público, y, por lo tanto, del Gobierno consti- Un discurso del Sr. Alcalá Zatuido. Al salir de la conferencia que sostuvo con los miembros del nuevo Gobierno el director general de la Guardia civil, Sr. Sanjurjo, dijo a los periodistas que allí se encontraban -Señores: vamos a actuar. Ún ¡periodista le preguntó: ¿tomo? Y el director general de la Guardia civil contestó: ¿Cómo ha de ser? Vamos a actuar con el Gobierno constituido. El general Sanjurjo es requerido por el Gobierno republicano mora Instalado el micrófono en el despacho donde se encontraba reunido el nuevo Gobierno, y tras unas palabras de presentación del speaker, el Sr. Alcalá Zamora se expresó en estos términos: En nombre de todo el Gobierno de la República española saluda al pueblo una voz, la de su presidente, rendida por la emoción e impulsada por el entusiasmo anteDespués el Sr. Alcalá Zamora habló con el espectáculo sin igual de una reacción casi imposible de imitar que esta nación ha los periodistas: -Ahora a trabajar- -dijo- y mientras dado al mundo resolviendo el problema de su tanto no les puedo decir nada. Todo se irá cambio Un discurso de D. Miguel Maura revolución latente y en medio indispensable haciendo con el mejor deseo y con energía de un orden y con el afán de satisfacer los anhelos poComo el público congregado en la Puerta de su estructuración, maravilloso y voluntad perfecta- del Sol mostraba sus deseos de que un miem- mente legales. por Gobierno y vía en nom- pulares. El todo, bro del nuevo Gobierno le hablara, D. Mi- bre del cual hablo, está compenetrado por guel Maura salió al balcón, siendo su pre- su amor al país y dispuesto a resolver los NomDramientos sencia acogida con una salva de aplausos. ideales nacionales y ofrece que pronto, muy- Hecho el silencio, el Sr. Maura dijo: Aparte del nombramiento de D. Carlos pronto, tan pronto como las circunstancias- -Pueblo de Madrid: Permaneced vigi- lo permitan, dictará el modelo de su es- Blanco para la Dirección general de Selantes mientras el Rey esté en Palacio. El tructuración política. Pero mientras tanto guridad, de D. Pedro Rico para la Alcalpueblo, con su ciudadanía, lo desarma. Se- el Gobierno realizará un problema de jus- día de Madrid y de D. Eduardo Ortega y guid con orden y entusiasmo como hasta ticia social y de reforma administrativa de Gasset para el Gobierno civil, el Gobiei ahora, pero vigilante mientras esté en Es- supresión de injusticias, depuración de res- no republicano nombrará Subsecretario de paña la representación del régimen caído. ponsabilidades y restablecimiento de la Ley. la Presidencia a D. Rafael Sánchez- Guerra Y ahora calma, entusiasmo y a trabajar. Dará con todo ello la satisfacción que el y de la Gobernación al Sr. Ossorio y Ga ¡Viva España! ¡Viva la República! llardo (hijo) pueblo anhela. Estos vivas fueron calurosamente acoEl Gobierno dio El acto del domingo, con ser admirable y plimentara en el órdenes para que se cumgidos. perfecto, ha tenido complemento grandioso y fueron puestos acto el decreto de amnistía, en- libertad todos- los detenicon el requerimiento que ayer hizo la opi- dos por delitos políticos en. la. cárcel de MaOfrecimientos nión al régimen monárquico para que des- drid y también los presos gubernativos. Después de esto llegó al ministerio de la aparezca y la implantación en el día de hoy El Gobierno tuvo ya redactado el bando Gobernación el comandante de Húsares se- de la República por un acto de voluntad ñor Escario con el objeto de hacer un ofre- soberana, de iniciativa del país, sin el me- de declaración de estado de guerra, pero lo cimiento de sus fuerzas al Gobierno cons- nor trastorno, completando aquella, empresa mandó retirar ante las manifestaciones de. tituido. Al conocer los miembros del Go- de tal manera que el mundo entero sentirá! D. Carlos Blanco, que garantizaba el orden bierno republicano este ofrecimiento hicie- y admirará la conducta de España, ya pues- publico. A las once de la noche, y después, eje sosron pasar inmediatamente al despacho a di- ta en otras manos con un orden ejemplar, tener otro cambio de impresióneselos miemcho comandante, y durante esta entrevista, que ha de completar su eficacia. a la que asistió D. Rafael Sánchez- GueAsistid al Gobierno con vuestra confian- bros del Gobierno se retiraron a sus domii rra, fueron llamados al ministerio de la za, vigiladle en sus actos y, si incurrimos cilios, excepto D. Miguel Maura. Gobernación el capitán de Aviación señor en responsabilidad, exigidlas, y con nuestro Turner y los generales Sr. Cabanellas y amor y con nuestra conciencia prometemos Kiquelme. llenar todas vuestras aspiraciones. Si esto Toma de posesión de! ministro es así, no os reclamamos vuestro aplauso, del Ejército El Sr. Maura ordena al goberna- sino vuestra confianza, para la satisfacción El Sr. Azaña llegó al ministerio del Ejérde la conciencia de todos nosotros. Nuestra dor de Barcelona que resigne el autoridad sólo puede existir con vuestro cito a las diez y media de la noche, y mando apoyo; seguid unidos sin alborotos en las fue recibido por el subsecretario, Sr. Ruiz. Llamado al teléfono oficial el ministro calles y respetad el derecho de todos; pero! Forneiis. En el despacho de ayudantes estaban ido la gobernación desde Barcelona, se puso vigilad, pues sois la guardia nacional del