Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de sus efectivos. Los recursos ae que disponía no le permitían esperar la entrada en línea del reemplazo de 1919, que no podía ser utilizado hasta el mes de octubre, y aunque había pedido al ministro los 200.000 hombres empleados en el interior en las industrias militares, sólo le dieron 40.000. Así, hacia el final de la primavera de 191 S Francia e Inglaterra experimentaban grandísimas dificultades en la tarea de obtener, con elementos nacionales, los efectivos necesarios para cubrir inmediatamente las pérdidas sufridas por sus Ejércitos. Para esta situación difícil había un remedio posible: la apelación a los Estados Unidos, inmensa reserva de hombres todavía intacta. ¿En qué medida era capaz Norteamérica de traer en este momento a los aliados la ayuda inmediata que necesitaban? III. Ejército norteamericano, -A. mediados de abril, mientras la crisis de los efectivos francobritánicos era agudísima, el Ejército norteamericano no disponía en Francia más que de cinco divisiones- de combatientes, una de las cuales, la primera, iba a sumarse al primer Ejército francés; otras tres (segunda, 25 y 42) guarnecían sectores tranquilos del frente, y la última, la. 32, tenía la Infantería repartida provisionalmente en divisiones francesas para completar su instrucción: Esta Infantería constituía, pues, el único socorro directo que el Ejército norteamericano aportaba para llenar los vacíos del Ejército francés. Con esto, y añadiendo dos regimientos negros en servicio en nuestras divisiones, se llegaba a un total de 23.000 hombres de, Infantería, muy distante de responder a las necesidades presentes. (Se continuará. GASAS EN RUINAS ANTE LA. CÁTEDRA! DE REIMS Por su parte, el mariscal Haig me envió, el 10 de junio, un programa de reconstitución de sus divisiones. Al expresarle mi satisfacción por ver resuelta una cuestión a la que él concedía máxima importancia, le llamé la atención de una parte sobre el carácter provisional qut convenía dar a la utilización de los contingentes B y de otra parte respecto a la necesidad de dotar abundantemente de artillería y de ametralladoras a las divisiones reconstituidas con estos contingentes. Sin embargo, hubiera sido temerario contar con que el Ejército británico estuviese sólidamente restaurado en un futuro próximo. De hecho, para reforzar y reajustar su material de combate necesitaba todavía algunas semanas. No podía recobrar su valor combativo antes dé fin de julio, y, tendría que esperar hasta principios de septiembre para recuperar la totalidad de unas unidades, exceptuando, sin embargo, las dos divisiones sostenidas definitivamente en divisiones- cuadros. Así, desde medTados. de abril a mediados de julio, la situación del Ejército inglés continuó siendo muy precaria. II. Ejército francés. -Sin haber sufrido tanto como el Ejército inglés, el francés que acudió a auxiliarlo soportó, desde el 21 de marzo, múltiples pruebas, que influyeron en sus efectivos. El frente confiado a su guardia aumentó en 120 kilómetros y tomó parte en treinta y seis encuentros de divisiones. Sus pérdidas fueron sensibles, sobré ¡todo durante la batalla de Flandes. El general Pétain también tropezaba con grandes dificultades para la reconstitucióa (BXCMÍStVA DB A B O PARA MADRID. PBOHIBIDA LA EN EL FRENTE FRANCÉS DEL OISE. SOLDADOS DISIMULADOS CON PAJA EN LAS TRINCHERAS REPRODUCCIÓN) (COPYRIGHT BY IXHIBLEDAY. I 0 EAN C. NEW YORK!