Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r A B C JUEVES as DE DICIEMBRE DE 1930. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 35. brar funerales, los restos permanecerían durante todo- ese día en el Monasterio, para recibir sepultura el lunes, por la mañana, con el ceremonial de rigor. FALLECIMIENTO DEL INFANTE D. ANTONIO DE ORLEANS París 24, 11 mañana. Ha fallecido Su Alteza el infante D, Antonio María de Orleáns. París 24, 3 tarde. El fallecimiento del infante D. Antonio acaeció a W cinco de esta madrugada en el domicilio de Su Alteza, avenue de Neuilly. Los restos del finado serán trasladados a España para recibir sepultura en el panteón de infantes, del Real Sitio de San Lorenzo. Datos biografíeos En París El infante D. Alfonso de Orleáns, a París -El infante D. Alfonso de Orleáns marchó anoche a París. El viaje lo emprendió en el sudexpreso, a las nueve y veinte minutos. Su Alteza ha ido sin acompañamiento alguno. Para despedirle acudieron a la estación S. M. el Rey, que iba con el duque de Miranda; su esposa, la infanta doña Beatriz de Orleáns; sus hijos los príncipes D. Alvaro, D. Ataúlfo y D. Alonso; su sobrina la princesa Kyra, de Rusia; ios infantes don Fernando, D. Luis Alfonso y D. José Eugenio; marqués de Camarasa, duque de Vistahermosa, señora de Ruata y ayudante de D. Alfonso de Orleáns, con su esposa. Pésame de los Reyes La triste noticia del fallecimiento del infante D. Antonio de Orleáns se recibió ayer mañana en Palacio. A las once, el Soberano, después del despacho con el ministro Luto de Corte de Marina, marchó, sin acompañamiento alguno, al palacio del hijo del finado, el inCon motivo del fallecimiento del infante fante D. Alfonso de Orleáns, en la calle de D. Antonio de Orleáns la Corte viste de Quintana, y dio el pésame a Sú Alteza y a luto durante dos meses, a partir del día de la infanta doña Beatriz de Orleáns. ayer. Este luto será un mes de riguroso y También estuvo en el palacio S. M. la el otro de alivio. Reina. La Soberana se dirigió a la calle de Quintana después de haber asistido a un reparto de juguetes en el hospital del Niño Jesús y antes de regresar al Alcázar. Los infantes e infantas, hijos de Sus Majestades, y los demás que se encuentran en Madrid acudieron igualmente a dar el pésame a D. Alfonso y doña Beatriz de OrLa, mejor agua medicinal y do mesa leáns. A mediodía comenzaron a llegarEAT 7 DjE TABLE las autoridades y personalidades diversas a TABLE WATER, la residencia de Sus Altezas para firmar, ent las listas. SOLARES T 6 fabricantes dé automóviles y camiones usan baterías Wíllard por que dan pleno servicio y plena satisfacción Vd no puede mejorar su elección cuando necesite Una hueva bateria. ompre Vduna Pormenores del fallecimiento. El entierro del cadáver Durante el día de ayer se fueron conociendo en Madrid diversos detalles relacionados con el fallecimiento del infante don Antonio de Orleáns. Su Alteza sufría desde hace tiempo una afección cardíaca, que últimamente pareció haber decrecido un tanto. El estado general del enfermo complicóse, sin embargo, estos días ccn otra afección al estómago. Como de costumbre, sus hijos. los infantes Di Alfonso y doña Beatriz de Orleáns, llamaron por teléfono ayer, muy temprano, -1 a París, para saber cómo se encontraba. Parece que las impresiones que se le transmitieron desde el domicilio de su padre en la capital de Francia eran relativamente sa- tisfactorias. La sorpresa fue grande cuando a media mañana el embajador de España, Sr. Quiñones de León, Je participó la triste nueva del fallecimiento. El infante D. Alfonso de Orleáns siguió durante todo ei día al había con París. A. las siete de la tarde no. se tenían noticias de que el finado hubiese dejado testamento. Al no ser encontrado este documento importante, y no constar, por tanto, dé manera fehaciente la voluntad de Su Alteza de que sea enterrado su cadáver en el panteón de familia, en Orleáns, los restos habrán de ser trasladados a España, para que reciban sepultura, como les corresponde, en el panteón de infantes del Monasterio de El Es- córial. Parece que el finado r. o testó en estos últimos diez años, y que ninguna disposición para después dé su muerte ha dejado escrita. Eí cadáver, de ser traído a España, ría directamente a El Escorial: Llegaría a este Real Sitio el sábado próximo, por la noche. Como el. domingo no se pueden cele- Su Alteza D. Antonio Luis Felipe María de Orleáns, infante de España y duque de Galliera, nació en el palacio de San Telmo, de Sevilla, el 23 de febrero de 1 S 6 Ó. Era hijo del príncipe D. Antonio de Orleáns, duque de Montpensier, infante de España, que nació en Neuilly en 1 S 24 y murió en Sanlúcar de Barrameda erí 1 S 90, y de la infanta doña Luisa Fernanda, hermana de Isabel II, fallecida en Sevilla en 1897. Fueron hermanas suyas las infantas doña Isabel, por su matrimonio condesa de París; doña Cristina y doña María de las Mer- cedes, primera esposa del Rey D. Alfonso X I I El infante D. Antonio contrajo matrimonio el 6 de marzo de 1886 con Su Alteza la infanta, doña Eulalia de Borbón, hija tercera de los Reyes de España doña Isabel II y D. Francisco de Asís. De este matrimonio nacieron des hijos: los infantes D. Alfonso María, nacido en 1886, y D. Luis Fernando, que nació en Madrid en noviembre de 1888 y casó recientemente con la duquesa viuda de Broglié. El infante D. Alfonso, comandante de. Aviación y caballero del Toisón, casó en 1909 con la infanta doña Beatriz de Sajonia Coburgo Gotha, princesa de la Gran Bretaña e Irlanda. De este matrimonio nar: cieron tres hijos: los príncipes D, Alvaro, D. Alonso y D. Ataúlfo. El finado era. caballero del. Toisón, poseía el collar de Carlos III y pertenecía a la Orden de San Huberto. Como. miembro. del Ejército español ocupó puesto en el Arma dé Caballería, con cuyas fuerzas intervino en las operaciones realizadas en Afri- ca el año. 1893, a raíz dé la muerte del ge- nerál Margalío. Hace años, por razón de en- fermedad, se le constituyó Consejo de familia. Desempeñó entonces el cargó de tutor el hoy presidente del Tribunal Supremo, se- ñor Ortega Morejón. El infante. D. Arito? nio vivía solo en París, y desde hace mu- chos años hallábase retraído de la Corte Ha pasado temporadas en sus fincas de Sa, nlúcar y de la provincia de Cuenca. Ultima- mente solía pasar también algunos épocas del año en las posesiones, de Galliera, en- Italia. El ducado de este nombre lo usaba en sus continuos viajes por el extranjero, Se anuncia la llegada del infante D. Alfonso París 25, 2 madrugada. (Crónica telefó- nica de nuestro redactor. El miércoles, por la mañana, ha dejado de existir en su, residencia de París, confortado con los au- xilios espirituales, que le administró el reverendo padre Julián, de la Misión española de la me de la Pompe, el infante D. Antonio de Orleáns, primer duque de Galliera, quien desde hace una temporada se hallaba aquejado por un proceso cardíaco, últimamente complicado con un ataque de uremia. La noticia fue inmediatamente comunicada a la Embajada de España y su titu- lar, Sr. Quiñones de León, se personó en la alcoba mortuoria, donde asistió al era- balsamamiento del cadáver. Su Majestad el Rey dio el pésame, por; teléfono, al mediodía, a S. A. R. la infanta doña Eulalia, esposa de D. Antonio de Or- leáns y tía del Monarca. Había tenido aquél el consuelo de abrazar; hace días, en París, a su hijo, el infante) D. Alfonso- de Orleáns, de la Aviación mi- litar española, y v a los hijos dé: éste, príncipes D. Alvaro, D. Alonso y D. Ataúlfo, que venían de Zurich, donde cursan sus estudios, para pasar! as vacaciones en España. Hoy llegará el infante D. Alfonso. Los restos han sido instalados en la iglesia es- pañola de la rué de la Pompe, de. donde síván trasladados a España. -Daranas. ACTO- EIJECTRlClDAD ¡Barcelona: Diputación, 234. Madrid: San Agustín, 3. Valencia: C. Salvatierra, 39. Sevilla: urbano Blanes, Trajano, 20. Bilbao: Beltrá n Casado y Cia. Henao. 9. Alicante: Vañíi, Sánchez, Cremades, Casta, ñoa. numero 12. IJa Coriína: Teresa Herrera 1 S.