Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A- B C. MIÉRCOLES 3i DE JULIO DE 1929. EDICIÓN DE LA MAÍÍANÁ PAG. 29, OT 1 C 1 AS Toros en Valencia. Otras noticias. Muerte del diestro Carratalá. EN VALENCIA Dos. de D. Alipio y seis de don Argimiro Pérez Tabernero. Marcial Lalanda, Félix Rodríguez, Barrera, y Torres Valencia 30 7 tarde. Con lleno completo se celebra la sexta corrida de feria. Las entradas se han vendido a precios ¡exorbitantes. Los toreros llevan un brazal, negro y ha ¡cen el paseíllo descubiertos por la muerte de Carratalá. Primero, de Alipio, terciado. Se arranca bien, a los picadores. Marcial es aplaudido al dar unos lances, y Torres ovacionado en una serie de verónicas insuperables. Marcial clava, un par bueno, de poder a poder; otro al cuarteo, levantando los brazos estupendamente, y otro de frente, igual. El toro está bonísimo, y Marcial lo aprovecha haciendo una gran faena, repleta de yalentía, arte y vistosidad. (Ovación. La mayoría de los pases los da con la izquierda, resultando el conjunto admirable. Entrando recto y con valor, coloca una gran estocada alta. (Dos orejas, rabo, vuelta al ruedo y saludos. Segundo, grande, noble y bravo. Es casi ui. toro de bandera. Félix, en dos intervenciones, veroniquea sosegada y vistosafcnente. Barrera en su turno ejecuta tres. Verónicas estupendas y es ovacionadísimo. ¡Félix y Barrera siguen luciéndose; El ter ¡oio ha sido lo mejor de la feria. (Muchas ¡Ovaciones. Félix pone un par al cambio; otro y otro igual en el centro del ruedo, siendo ovaciotaado. Con la muleta ejecuta tres naturales y si ¡gue con pases con ambas manos, haciendo jiña; faena ideal, valiente y eficaz, escuchanido oles y ovaciones. La segunda parte resulta menos reposada. Da un pinchazo en hueso, otro mejorando la ejecución, otro ¡hondo, medía delantera y media alta. (Aplausos. Descabella al segundo intento. (Ovación. En el arrastre se aplaude al toro y ¡al torero. Tercero, de Alipio, flaco y manso. Hace taá pelea incierta y gazapea. Barrera lancea por bajo eficazmente, y ¡luego. sigue infatigable, colocando al bicho en suerte y haciéndole embestir, a pesar dé su mansedumbre, con una serie de chicuelinas, que se aplauden. Barrera empieza sentado en el estribo, y luego obliga al toro a pasar con pases por alto, inenarrables. Sigue en el centro de la plaza y xtzS 7 j una faena cumbre, desplegando todo su repertorio admirable. Termina con una estocada mojándose los dedos y descabella. (Ovación delirante, dos orejas, rabo, dos vueltas al ruedo y saludos. El toro es silbado en el, arrastre y se renueva la ovación a Barrera. Cuarto, nervioso y bravo. Torres le para con unas verónicas inimitables, y el primer quite lo remata con un ¡farol. (Gran ovación. Repite con una serie de verónicas torerí 8i ma; s. Marcial también es aplaudido en su turno. i El toro es soberbio: Torres ejecuta una faena soberbia, y da siete pases, por alto insuperables. Entregándose, coloca uña estocada magna, que resurta atravesada por un extraño que hace. el toro. (Ovación. Más pases, adornos y otra estocada igual. (Pitos, que son acallados por una ovacicfti de la mayoría, Descabella al segundo golpe. (Aplausos. Quinto, grande, feo, manso y blando. Marcial lo fija con. unos lances quietos. En el primer quite veroniquea de rodillas. Torres, en su turno, da unas verónicas, que son jaleadas, y termina tocando el testuz. Cierra Marcial el tercio con el quite de la mariposa. Clava un par de- poder a poder, otro al cuarteo y otro igual. Brinda al industrial Sr. Izquierdo, y comienza con un cambio de rodillas, magnífico, siguiendo, con tres naturales dibujados y obligando al bicho, que está quedadísimo. Repite con más naturales y continúa con pases varios. Coloca media, y escucha una gran ovación por la. faena. Luce todo su repertorio nuevamente, y mete un volapié magno. (Ovación indescriptible, dos orejas, rabo y apoteosis. Sexto, mansurrón. Félix veroniquea superiormente, y- es ovacionado, lo mismo que Barrera. Félix sale de rodillas y luego muletea dando ayudados por alto, exponiendo mucho. Sigue con pases de pecho estatuarios y obliga mucho al toro, que está quedado y gazapea. Entrando guapamente, mete un gran pinchazo, y luego otro y descabella. (Palmas. Séptimo. Grande, de bonita lámina y bravo sin exceso. Barrera le sujeta con unos lances muy toreros, y en el primer quite, torea quieto y reposado. (Ovación. Félix torea por gaoneras, y Vicente dibuja unas chicuelinas. (Grandes ovaciones. Barrera, en los terrenos del toro, torea con ¡a izquierda, ligando naturales y de pecho en forma inmejorable. (Música y aplausos. Sigue valentón, agotando el repertorio de adornos. Con el estoque no resulta la cosa tan completa. Media buena un pinchazo entrando bien, cutra media encogiéndose el. toro y un descabello. (Se aplaude la faena. Octavo. Grande y con poder. Torres torea sin nada valiente, y Marcial se hace: aplaudir con el quite de la mariposa. E n rique brinda a la señorita de Lamo Espinosa y hace una faena inteligente para, ahormar la cabeza del bichó, que esta; bronco y difícil. Un pinchazo sin apretarse; y una entera, entregándose. Barrera y Félix son sacados en hombros. Torres fue curado de un corte en el dor: so de la mano izquierda. OTRAS NOTICIAS Fallecimiento del diestro Carratalá Los temores que se abrigaban respecto, ai desesperado estado de Ángel C. Carratalá, herido de una tremenda cornada en el vientre en la última novillada en que tomó parte, el domingo último, en la plaza de Inca. (Baleares) por el segundo novillo, Saltador, se han visto, desgraciadamente, confirmados por un telegrama recibidor ayer mañana en Madrid dando la triste noticia del fallecimiento del infortunado diestro, a las diez y cuarto, a consecuencia de tai peritonitis y tras prolongada y dolorosá agonía. El desgraciado torero falleció rodeado de su esposa, su padre y los individuos de stt. cuadrilla y asistido hasta los últimos f o mentos por el doctor Juaneda, pertenecienteai- Montepío de Toreros. Ángel C. Carratalá, muerto, en el ejercicio de su arriesgada profesión y en plena, juventud, cifraba todo su entusiasmo en captar triunfos para alcanzar la alternativa, que había de tomar en breve. El torero alicantino, además del entusiasmo que sentía por su arte, poseía un raro temple de espíritu, que le permitía contemplar con sereno valor la muerte en su pugna en la arena con. ios toros, que le castigaron mucho, sin conseguir atenuar sus viriles arrestos de lidiador valiente y pundonoroso. Aún no repuesto del todo el infortunado 1 torero de la tremenda cornada que recibió en el pecho, inferida por un toro dePalha en la plaza de Logroño, durante la temporada anterior, salió el domingo último eñ la plaza de Inca dispuesto a seguir manteniendo su cartel de lidiador valiente para conquistar fama y bienestar. E 1 destino ciego ha truncado de un solo golpe una vida a la que sonreía la fortuna! Descanse en paz el desgraciado torero, sorprendido por la muerte en la plenitud! de risueñas esperanzas e ilusiones. Medicina! y de mesa. Evita Infecciones. GRAN PREA ¡O EN LA EXPOSICIÓN DE PARÍS Distribuidor para JEsfiañ Ángel C. Carratalá debutó, en Madrid el 14 de mayo de 1927, alternando con Vicen- r te Barérá, que también debutaba en Madrid, y con Carlos Sussoni. Aquel mismo año marchó a Venezuela, y en la temporada siguiente inauguró la plaza, reformada, de Sálifla de Santander- el 20 de. agosto, y Tetuán de las Victorias con Eladio Amode Pasajes el 23, -para Southampton, o. Ply- ros y Rafaelillo, lidiando ganado de Abente moutl- t (ppcional) regresando el 26 de En Logroño, como decimos anteriormenagosto para Santander. te, recibió el 23 de septiembre de 1928 una Para Informes y de talles: Agencias de la terrible cornada en el pecho, que le interesó Compañía Trasatlántica, En M A D R I D, la pleura y de la cual no estaba aún resta Alcalá, 4 3 en el yaeht de lujo