Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA! 1 Nadie duda por un momento la enseñanza provechosa que proporcionará en el orden industrial para nuestra Patria la Exposición Iheruamericana, a través de la cual podrán admirarse las manifestaciones supremas de nuestra producción, junta con las de los países hermanos productores, que han de traer al Certamen lo más valioso de B U industria y comercio. España presenciará un desfile, verdadero aí- irde de grandeza en los órdenes productivos, y en ese conjunto de organización aprenderá cosas que desconocía y admirará trabajos de fábricas jamas conocidos, y conste que nos referimos a industrias españolas que, apenas iniciadas a los mercados mundiales, ya son famosas por su calidad, cabiéndonos la satisfacción de que hayan sido elaboradas en España. En la ciudad condal muchas industrias modernas y no pocas antiguas se aprestan a disponer lo necesario para concurrir al Certamen de la capital de Andalucía, realizándose los preparativos, por parte de patronos y obreros, con el ardor y entusiasmo que los catalanes sienten por todo aquello que redundo en beneficio de sus industrias floridas y en bien de su Patria. El Sr. R. de la Devesa presentará en la Exposición de Sevilla sus artísticos e inimitables modelos de cera, la última palabra de la producción y del arte para los escaparates de los establecimientos que saben defender sus intereses. En Barcelona los grandes almacenes e J fantasía lo han comprendido así, y a cada paso se admiran artísticas exposiciones de géneros, valiéndose para exhibir los artículos de los modelos pulcramente elaborados en los talleres del Sr. R. de la Devesa, única casa en España dedicada a dicha fabricación, y para la que ha tenido su creador que sufrir grandes sinsabores, porque, entre otras contrariedades, puede mencionarse la falta de obreros especializados, pues en nuestra nación se desconocía en absoluto esta clase de trabajo, careciéndose, además, de todos los elementos primarios para desarrollar el plan trazado por el propietario y desarrollado con todo el cariño del hombre consecuente que labora por prestar a su Patria un señalado servicio. La industria solía importar de Francia estos modelos, con precios superiores a los que ahora abona en la casa de Barcelona, y la diferencia de calidad era enorme entre las figuras hechas en París y las nacionales. Porque ya conocen nuestros lectores, mejor dicho, nuestras lectoras, la perfección de los maniquíes de cera de la fábrica del señor Devesa, de Barcelona, pues la belleza y distinción de una mujer imitada nadie mejor para admirarla y comentar su beldad que la misma mujer, cuando ésta es bella y distinguida. Noches pasadas, en el Gran Teatro del Liceo, conversábamos en un palco con una familia distinguida de esta capital, y una de las jóvenes, tal vez una de las bellezas reconocidas de Cataluña, hablando de la Exposición hispalense, decía que su ilusión por el Certamen era grandísima, por admirar las cosas valiosas que allí se exhibirán, y, sobre todo, por ver el alarde de la moda, en cuya sección figurarán los maniquíes artísticos de cera de Barcelona. Los millones de extranjeros que esperan llegar a Sevilla para disfrutar de sus amenidades se sorprenderán de que existan en España muchas industrias desconocidas para la mayoría de aquéllos, y elogiarán los maniquíes artísticos de la industria catalana del tír. R. de? Deve a, porque verán mujeres bellísimas a las que sólo les falta la acción de moverse y hablar, y habrá quien tratará de adquirir aunque sea un modelo para llevárselo de recuerdo a su tierra, por el capricho tan sólo de poseer en su casa a una bella mujer española de eterna duración. La exhibición de los maniquíes de cera constituirá un sector de poderoso, atractivo, pues en una sola sección irán las vistosas representaciones do todas las fábricas de seda y sus derivados que se han fusionado con la industria del Sr. R. de la Devesa para concurrir juntas a la Exposición de Sevilla. La íébrica de maniquíes artísticos de cera La casa de Barcelona Hijo de Jede R. de la Devesa, de Barcelona, preLa poesía en el arte de vender. sentará sus modelos en la Exposición naro Marín concurrirá al CertaIberoamericana de Sevilla De la publicidad en la Exposición En la Exposición lberoameiicana de Sevilla todo es bello y todo es hermoso. Nación de papeles para cigarrillos die lu duda, y por ello el Certamen Iberoamericano figurará en las páginas de la HisComo los fumadores en todas las nacio- toria de España. Al enterarnos con todo el interés que nos nes, y especialmente en España, se cuentan por millares y el verdadero sibarita sabe inspira este Certamen de todos los detalles, elegir papel para fumar, sería del género hemus llegado a s; iber que hasta i sus más simple pretender nosotros descubrir la mar- íntimos pormenores todo está previsto y ca de papel INDIO ROSA, de la casa de organizado. Con una modestia digna de enBarcelona HIJO de MARÍN, fundada en comio hemos visto que la Exposición, cono 1850 y dedicada exclusivamente a la fabri- cedora de que no era su misión ninguna lacación de papel para cigarrillos a mano (de bor ajena a los terrenos elevados del arte, tina) y continuo (mecánico) en resma, bo- ha confiado la labor de la explotación de la publicidad dentro del recinto en que está binas y libritos. enclavada a la competente Casa RUDOLF Descuella entre todas las calidades la MOSSE IBÉRICA, S. A. Esta Empresa, mencionada marca INDIO ROSA que, por eminentemente española por su legal situasus excelentes componentes, ha sido adop- ción, por su gerencia y por contar en el seno de tada por las principales fábricas de ciga- preclarossu Consejo de Administración con títulos de Castilla, española en rrillos habana y egipcias. España, pero a su vez mundial, porque no Esta será una de las atracciones- de la hay nación en donde ella no tenga una viExposición Iberoamericana, a la que con- sible encomiástica actuación. currirá la fábrica elaboradora del papel RUDOLF MOSSE IBÉRICA, S. A. vaINDIO ROSA, que tanto crédito goza en liéndose de su potencialidad, inunda el munEspaña. do de heraldos que llaman a voces a los países civilizados para que acudan a inscribirse y hacerse patentes en los vehículos de propaganda que en el recinto de la Exposición existen. La Exposición, en esto, como en todo, demuestra una vez más el talento y sutileza de su alma andaluza, sabiendo y queriendo, captarse la simpatía y la presencia de españoles y extranjeros. men de Sevilla con su fabrica- RAPEL DE FUMAR fumar agradable, de un paladar suave y de una combustibilidad perfecta. Hora es ya de que España abra sus ojos y vea que la publicidad es la poesía dentro del arte de vender, y que la publicidad, llevada por rumbos amplios y derroteros grandes, es una manifestación cuantitativa y cualitativa del arte. RUDOLF MOSSE IBÉRICA, S. A. con sus tres grandes casas de Barcelona, Madrid y Sevilla, y con sus ramificaciones en todas las provincias de la Península y sus poderosos tentáculos mundiales, es una araña que teje su tela para que el día de apertura la araña sea mariposa que muestre la belleza de la gama que en sus alas existe. Añádase a la labor sabiamente encomendada y sabiamente ejecutada la belleza del Certamen y la significación que el mismo tiene como poderoso abrazo de países hermanos, y llegaremos a la grandiosa resultante de que América y España es el mismo país separado por un estanque que se llama Océano. Hemos visto- todos con amor y entusiasmo, y así como sabemos que RUDOLF MOSSE IBÉRICA. S. A. tiene inundada Europa y Norteamérica de constantes risiones que recuerdan a todos las ventajas y encantos que les, brinda Barcelona, así esperamos que en el próximo día de la inauguración de Sevilla se verá el recinto cuajado de demostraciones de que el comercio y la industria mundial hacen acto de presen: ia en Sevilla, país antesala de América y sucursal del cielo. Enrique Garro.