Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. MIÉRCOLES 7 DE NOVIEMBRE DE 1928. FDiC IÓN DE th MAÑANA PAÜ. LAS MANIOBRAS DE LA ESCUADRA ESPAÑOLA Palma de Mallorca 6, 10 mañana. Después de haber efectuado maniobras felizmente, ha fondeado en la bahía toda la escuadra de maniobras, colocándose los buqueá en columna de honor, para ser revistados por S. M. el Rey, quien llegará hoy a bordo del crucero Almirante Cervera. Se asegura que el Soberano pernoctará a bordo, y el miarcoles pasará revista a la escuadra. Se ignora si desembarcará el Monarca. El alcalde de la ciudad ha publicado un bando, invitando al vecindario a acudir al muelle para recibir al Soberano y para que se adornen e iluminen las fachadas. (Mañana por la noche se celebrará en el teatro Lírico una función en honor de Su Majestad, actuando la compañía GuerreroMendoza. Procedente de la base aérea de los Los Alcázares ha llegado a este puerto el hidroavión Numancia, pilotado por los comandantes Franco y Gallarza. El motivo del viaje se debe a la visita de D. Alfonso XIII. Los preparativos para la revista Palma de Mallorca 6, 10 noche. Han quedado ultimados los preparativos para la revista de mañana. En la bahía, y a la salida del puerto, quedaron colocadas las boyas que han de señalar la posición de los buques. Todos los buques han sido objeto de limpieza general, y algunos de ellos han sido Repintados. Durante 3 a revista, los aviadores Franco Gallarza evolucionarán en el hidroavión En Palma de Mallorca- -auji cuando no se sabe si el Rey desembarcará- -se hacen preparativos para el casode que el Monarca descienda a tierra tributarle un recibimiento entusiasta. El alcaide ha publicado un batido, invilando al vecindario a poner colgaduras, y que contribuya al esplendor del recibimiento. Llega el Rey a bordo del Príncipe Alfonso Palma de Mallorca 6, 12 noche. Al atardecer, el vigía anunció la llegada del Príncipe Alfonso, escoltado por el Almirante Cerniera. La escuadra se encontraba en la bahía, formando columna de honor, y detrás los buques mercantes, empavesados. La marinería formaba sobre cubierta. Al entrar el Principe Alfonso, las baterías de los buques y el puerto hicieron las salvas de ordenanza, sonaron las sirenas, la marinería dio vivas y repicaron las campanas de la ciudad. El buque, que mandaba el Rey, pasó ante la escuadra, revistándola, pasando luego junto a la escollera, donde el público, numerosísimo, aclamó al Monarca, que ocupaba- la toldilla. Después de fondear el príncipe Alfon so, subieron a él las autoridades a cumplimentar a 1 Rey, quien dijo que no des embarcaría hasta mañana, a las diez. La población está adornada y luce iluminaciones. La animación es grande, a pesar de que llye v e copiosamente Noticias oficiales El presidente del Consejo recibió anoche el siguiente telegrama del gobernador civil. de Palma de Mallorca: Tengo el gusto de participar a V. E. que crucera Principe Alfonso, que lima a bordo a Su Majestad, ha fondeado, sin novedad, en e ta bahía donde el Soberano ha revistado la e cuadia A caria del tempero. -irAo. Jas aiiíondaSés ¿too el wm 4 ndaaí fe ¿lanaa, aex tuando de práctico mayor, no han podido El chico. ¡Venga la colcholieía llegar al buque, pero se sabe que el Mo Traen la colchoneta. Mal que bien, ésta narca desembarcará mañana, a las diez, es Uenada de gas y atada con unas cuerdas asistiendo Tedeum en la Catedral, visitan- a los respaldos de cuatro sillas en rectándo después palacio Almodaina, castillo Bell- gulo. Dentro de este rectángulo, La niña y ver; a pesar de la lluvia y temporal reinan- El chico agitan sus pañuelos al aire, com te, público llenaba muelles y miradores, de- en las despedidas. El chico, la imaginación seando rendir homenaje a Su Majestad. a bordo se hace él solo las ovaciones y Mañana tarde dará vuelta turismo ValJ- las reverencias demosa, Deya, Sóller, y me será grato seEl chipo, -j Bravo! ¡Muy bien! ¡Hurra! guir telegrafiando a V. E. todas las no- Tú, inclínate, saluda al público que te aclaticias se refieran a viaje regió. Saluda res- ma y sonríe para darle gracias. petuosamente. La niña (inclinándose sobre un respaldo) Muchas gracias, muchas gracias, señor público. Yo soy la única pasajera. DE SOCIEDAD. El chico. -Y yo soy el capitán y su hijo: todo a un tiempo. Pero esto no tiene imE C O S D I V E R S O S portancia, público de Nueva York. El año que viene vendremos desde Europa a AméDiálogo sin importancia rica en cinco minutos. La niña. ¡Bravo! j Muy bien! ¡Hurra! La niña (desde una ventana del patio) Continúa La niña, toda entusiasmada, ¡Isidro, ¡Isjdro, 5. El chico de los porteros (que alza la haciéndose la propia ovación. El chico, ei cabeza, desd, e el patio) ¿Quién... ¡Ah, tre tanto, más avisado, deslizase de entre las filias y corre hasta, enconderse debajo de un hola! ¿Eres tú... La n ña. -Sí, yo. ¿Quieres subir a ju- mtieble. En la puerta ha sonado el ruinen de un üavín sobre la cerradura. gar... La mamé. -Pero éste? El cW -r- No; no quiero. Después en tu Aquí huele a gas de ¿qué escándalo es ¿Qué modo alarmante. casa, se enfadan. La niña. -No hay nadie. Mamá ha salido has hecho, hija mía; qué has hecho... La niña. -Nada. Estábamos jugando al y es el día de permiso para miss. Además, zeppdin, tenga una caja de bombones. La mamá. ¿Estábamos... ¿Quién juEl chicq. -s- gLaqaja solamente? La nina. -v? los bombones. tonto. Come- gaba contigo? La niña. -No... Nadie... rás todos los que quieras. Anda, sube. Yo (La mamá busca y, al cabo, da COK el misma te abriré la puerta. El chico. -Bueno, voy. (Desaparece del intruso, al que saca de su escondite aga patio y asciende por la escalera principal. rrado por una oreja. La mamá. ¡Ah, vamos! i Ya comprenLa niña (en la puerta de la casa) ¿Lo do! Ven aquí, granujilla... ¿Quién te ha ves... Nadie... Pasa sin miedo. mandado subir... No te he dicho que n El chico. ¿Y las criadas? La niña. -En te antecocina. Hoy es día quiero verte en esta casa... El chico. Yo no hacía nada malo, de plancha. La wama, ¿Para qué te escondías e El chico. ¿A qué vamos a jugar... La niña. -Para eso te he llamado, preci- tonces? El chico. -No me escondía. samente; para que elijas el juego. Tú tieLa mamá. ¿Que no, y te he cogido Jenes mucha inventiva. El chico (orgulloso) -Porque vivo al bajo de tía mueble. El chico. -Porque jugaba a estar esconaire libre, y no como tú, siempre encerrada entre cuatro paredes. Verás... El caso dido, lo que no es igual. (Muy digna) ¿Será usted capaz de comprenderlo... Es es que no se me ocurre nada. que yo, señora, representaba el polizón. La niña, -Anda, piensa. El chico (tras una meditación) ¡Ya está! Gil de Escalante. Jugaremos al viaje del Conde Zeppelin, La niña. -Estupendo. ¿Desde dónde emSe ha celebrado el bautizo del recién aasg prendemos el vuelo... cido hijo de los marqueses de Escalona. ly. El chico. -Desde Nueva York. Será el neófito, al que se impuso el nombre de Alonviaje de vuelta. Tú figuras, primero, la me- so, fue apadrinado por la marquesa de canógrafa que se enamora del hijo del ca- Bedmar, madre de la de Escalona, y el marpitán. Yo seré éste. Anda, dime que estás qués de Villanueva de las Torres, hermaenamorada de mí. no de ésta. La niña (declamatoria) ¡Oh, señor hijo Con este motivo, en casa de los maríjij? del señor capitán, qué bello sois... ses de Bedmar se celebró, a continuación del El chico. -Eres idiota. bautizo, una pequeña fiesta, a la qup asisLa niña. ¿Por qué? tieron las siguientes damas duquesa dé El chico. -Porque eso no lo dice ninguna Béjar; marquesas de Arguelles, viuda de enamorada. Tú lo que debes hacer es aga- Navamorcuende, Iíeredia, Cárdenas y Sais rrarte a mi cuello y besarme Román; condesas viuda de Agmlar de Inéstrillas, Andino, Nava de Tajo, Mirasol, CasLa niña. Besarte... El chico. -Natural. ¡Como hacen todas tromievo, Limpias, Biandrina, Valdecañas y las enamoradas i ¡Cuando yo digo que pa- Fuenteblanca; vizcondesas de Begíjar y Vireces tonta... ¿Es que no has estado nun- llandrando, y señoras y señoritas de Cebrián, Laveaga, viuda de Manella e hija, Soto- Reca en el cine? La tmñar, -Nunca. Mamá asegura queguera e hija, viuda de Luque e hija, viuda la atmósfera de los cinematógrafos es mal- de Vázquez Peiga e hija, Melgarejo, Can thal, Chávarri (D. José) Permat, Oliver, sana para mi edad. El chico. -Bueno, primero vamos a con- Cárdenas, Giraldelli, Biandrina, Heredia, feccionar el dirigible. Los camarotes pode- Queipo, Romero, Liñán (Maruja) Herremos representarlos con cuatro sillas. Lo ra, Serrat y algunas más. malo va a ser el globo. ¿Con qué hacemos La niaiqaesa de Bedmar, auxiliada por el globo? sus hijas, las marquesas de Escalona y ViLa niña. -Papá tiene en su cuarto una llanueva de las Torres, obsequió espléndidacolchoneta que se llena de aire soplando. mente a sus invitados. La utiliza cuando va de caza y se ve obligado a hacer noche fuera. El próxñro sábado, festividad de San El chico. -Peio una colchoneta llena de aiie 1 0 se mantiene en el espacio. Habría Anché? Avelino. celebrarán sus días las se 1 ñoras iuda de La Ceida y López Chiceri, que llenarla de gas. La niña. -Precisamente aquí, en el reci- Santos Cía y Sáinz de Vicuña; la señorita i hay na llave ie gas, de Cobián v el doctor BCB I