Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 30 DE SEPTÍÉMBÉE M 1928. EDICIÓN tfE XA MAÑANA. PA G. 25 lados a la Central de Correos, habiéndolo autorizado asi el jue ¿Sr. Péiez Romero, siendo constantemente velados por sus compañeros. Esperanse a este respecto órdeaes del director general de Comunicaciones. Se conocen algunos detalles de la gian catástrofe. Una señora, qje venía asomada a una ventanilla en el momento de ocurrir el choque, salió despedida, yendo a parar a una cuneta, y resultando ilesa. Pastora Imperio, que viajaba en el tren, resultó también ilesa. El sargento de la Guardia civil, que resultó muerto, se acababa de separar de su esposa cuando surgió el choque. Ella resultó ilesa. El general Fresneda había telegrafiado al jefe de la estación para que le guardaran un coche- cama, lo que se le olvidó al encargado de la estación, no pudiendo, por tanto, el Sr. Fresneda tomar el expreso. Por orden judicial han sido detenidos y encarcelados los factores, en funciones de jefes de noche, Manuel Martínez González, que prestaba servicio en Madrigueras, y Félix Romero Rodríguez, de la estación de Baeza. tra detenido en Esrjeíuy, y se supone que no llegará hasta las cinco o las seis de la madrugada de hoy. el de los ferrocarriles en el que todo esta reglamentado, incluso la salida, los cruces, etc. con señales telegráficas, es completamente regular. -Inmediatamente de conocerse el suceso 1- -siguió diciendo el ministro- -salieron dos; trenes con socwros de las estaciones de Alcázar y de Córdoba, que llegaron coa prontitud, y se organizaron todos los trabajos de salvamento. De Madrid salió, a las siete de la mañana, otro tren con el director de la Compañía, Sr. Arrillaga, y material sanitaria. Yo estuve en la estación esta mañana, adoptando las disposiciones que creí más urgentes. Añadió el conde de Guadalhorce que a la resistencia que ofrecen los coches actuales se debe el que la catástrofe no haya te- nido mayores consecuencias, puesto que ¡as dos máquinas quedaron empotradas y la velocidad que llevaban los trenes era superior a 60 o 70 kilómetros por hora. Como siempre ocurre, el material más 1 débil es el que actúa de fuelle, y así, en el! tren descendente, quedó reducido a astillas un vagón de tercera, y en el ascendente, uní vagón de primera. Los trenes llevarían de 60 a 70 viajeros cada uno; cifra insignificante si se tieno. en cuenta el número de viajeros de otrus días. Los maquinistas y fogoneros de ambas lo comotoras- -añadió- -han resultado solo levemente heridos, lo que es verdaderamente milagroso. Terminó diciendo que había comunicado los detalles del suceso al general Primo dal Rivera y al ministro de la Gobernación, porque los primeros telegramas oficiales fueron algo confusos y daban una cif. ra equivocada de muertos y heridos. Informes Oficiales En la Dirección General de Ferrocarriles Los periodistas acudieron a mediodía al ministerio de Fomentp para comprobar la certeza de la noticia y conocer el alcance de la catástrofe. Se habían recibido en la Dirección general de Ferrocarriles dos despachos: el primero comunicando la noticia escueta, y el segundo, donde se agregaban ya detalles que daban idea de la magnitud del siniestro. Según estos telegramas, el choque ha sido entre los expresos de la línea de Madrid a Algeciras, ascendente y descendente, en la línea general de Andalucía, en el kilómetro 323 y entre las estaciones de Baeza y Jabalquunto. El suceso ocurrió en un apartadero denominado Las Madrigueras. En principio se sabe que hay ocho muertos y 11 heridos. Entre aquéllos parece que figuran un guardia civil de escolta y dos ambulantes de Correos. Las locomotoras han quedado destrozadas, así como los furgones y vagones de primera. Los coches cantas también han resultado muy destrozados. Inmediatamente se han organizado los socorros. Llegan a Córdoba testigos de la catástrofe Córdoba 29, 12 noche. En las primeras horas de la noche han regresado a ésta 1 algunas personas que- marcharon en automóviles a Baeza para informarse de la suerte corrida por individuos de sus familias que viajaban en el expreso de Algeciras. Hemos hablado con un señor apellidado Bautista, que recogió a un hermano que viajaba en dicho tren. A las diez de la noche llegó el primer ren, en el que venían numerosos viajeros. Relatan escenas dolorosas en las terribles fuigñstias de los primeros momentos. El correo llegará en 3 a madrugada pró- i Hasta inedia tarde la snoticias eran que Iban recogidos ocho cadáveres n heridos. y Ño se cree que haya más víctimas entre los escombros, porque se han hecho reconocimientos sin resultado. He aquí los nombres. de las personas muerlas en el siniestro: José Santamaría Gómez, ambulante del tren 95; Enrique Barroso Sánchez, Joaquín IGómez Gómez, guardia civil de la escolta del tren 9 José Mouton, conducto -del tren 95, y señora de D. Fernando Marín. Entre los restos del coche, reducido a astillas, del tren 95, se ha encontrado, el cuerpo de un sargento de la Guardia civil; hay dos cadáveres más, sin identificar. r Manifestaciones del ministro de Fomento A la una y media de la tarde, el ministro de Fomento recibió a los periodistas para hablarles de la catástrofe ferroviaria, en la línea general de Andalucía. Empezó por condolerse de la desgracia que pesa sobre España por las catástrofes ocurridas, y, sobre todo, porque partíce que la fatalidad se ensaña con aquella. v Respecto a las- causas del siniestro, el conde de Guadalhorce se expresó en estos términos: El tren ascendente número 95, que debe cruzar con el descendente, número 96, en la estación de Baeza, venía algo retrasado. Por esta causa se le dio la salida en Baeza, para que adelantara hasta el apeadero de Las Madrigueras, donde debía verificar el cruce con el tren descendente. Seguramente el convoy número 96, o sea el que iba con dirección a Algeciras, rebasó la aguja del apartadero y se produjo la catástrofe. Sólo a una torpeza puede deberse el siniestro, ya que un servicio como Son diez los cadáveres encontrados hasta ahora En la Dirección de Seguridad se recibieron noticias a primera hora de la tarde de que el tren de socorro de Alcázar llegó a Las Madrigueras a las once y treinta, y los ocupantes se trasladaron a pie hasta el kilómetro 323, donde prestaron auxilio a los heridos. Estos fueron asistidos de- primera intención por personal de la Cruz Roja, qtie fue el que los trasladó a Linares. Al llegar el personal de auxilio pudo ver que había cuatro cadáveres apartados y qua se veían otros seis entre las astillas. Añaden los datos recibidos en la Dirección da Seguridad que la vía aparece obstruida por un coche correo, un furgón, dos máquinas y un coche de primera clase, que está en posición perpendicular a la vía y con la parte anterior hacia un terraplén. No se puede calcular el tiempo que se tardará en dejar la vía libre. Los nombres de los muertos Llega a Madrid un tren con heridos. Otros trenes A las siete y diez de la tarde de ayer llegó a la estación del Mediodía el expreso número 9 í, formado en Baeza a la una de la tarde. Venían los viajeros, no lesionados, que se dirigían a Madrid y ocho heridos, todos ellos leves, a excepción de doña Julia de la Iglesia, que lo está de pronóstico reservado. Entre los heridos figura el agente de Vigilancia del expreso número 95, uno de los siniestrados, Sr. Romeo. En el gabinete sanitario de la estación esperaban a los heridos dos ambulancias de la Cruz Roja, con camilleros, a las órdenes del Sr. García San Miguel, y el doctor de! a Cruz Roja Sr. Morales, quienes, en unión de los doctores Lacaza, Várela (D. Eduardo y D. Fernando) Nart y Retes, prestaron los primeros auxilios a los heridos en la propia estación. El rápido de Andalucía, que debía llegar a Madrid a las diez de la noche, se encuenPara clases, programas, contestaciones y libros, diríjanse al antiguo y acreditado INSTITUTO R E US PRECIADOS, 2 S, MADRID. Tenemos internado. Se restablece la circulación La Intervención del Estado de la estación del Mediodía comunicó anoche que a las once y cuarto quedó expedita la vía, haciéndose a dicha hora las pruebas, y pasándola las once y media los trenes 03 y 194, quedando restablecida la circulación. El sargento d e la Benemérita 1 f muerto Oficialmente se ha comunicado que ha resultado muerto en la catástrofe el sargento de la Guardia civil Sr. Reyes Morena. -A réoibirlail- fténfde socorras procedente del lugar del siniestro bajaron, los Aeadenjia Ytuniaga- ííareche- Aguirre. Opo- f ventóres deTEstado en la estación de inteiAtosiciones It 92.8: J érial l, ÍáypTaz s die 30 c n- voeadas, A rníxmtiM p 15. tábex- cha, ú director general de Ferrocarri es, tad, 18; Teléfono 53.241. Sr Faquinettp; el ingeniero- jefe de la di- AS Manifestaciones de un mozo del tren t