Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 30 3 E SEPTIEMBRE DE ÍQ S. -TEDICION DE LA MAÑANA. PAG. El Juzgado de Linares continúa todavía en el lugar del suceso. Se dice que la catástrofe ha ocurrido porque un factor dio la salida a uno de los rápidos creyendo que se trataba de un mercancías que tenía que ir por otra vía distinta. Gracias a la serenidad de los maquinistas de ambos, trenes, que se dieron cuenta del inminente choque, éste no tuvo mayores y más trágicas proporciones, pues ambos trenes iban, llenos completo y marchaban Desde Linares arpplían noticias a una velocidad por 80 ó 90 kilómetros por de hora. de Ja catástrofe Los heridos que han a LiLinares 29, 7 tarde. A las cuatro de la nares san Ramón Agválósido traídosde cinMartínez, ira irugada, entre Madrigales y Jabalquin- cuenta y ocho años, revisor, domiciliado en to chocaron los trenes gz y 96, ascendente la calle de. Santa Engracia, 3, de Córdoba, y ascendente de Algeciras. heridas en jLas autoridades de Linares marcharon in- que tiene dos en la rodillala reg ón del occipucio y otra derecha, rtiv ratamente al lugar del sin estro. Acu- hernia muscular en la pantorrilla más una tí también el gobernador interino de la El estado de éste es menos grave. derecha. p mcia, Sr. Lillo, y el alcalde de Jaén, Sabino Manzano y Herrera, de treinta y Si Palma, t s o gamzaron trenes de socorro de Li- siete años, casado, natural de Manzaneque y residente en Vallecas, sufre una fuerte B s y Jaén, llevando médicos. cuello más tarde una brigada de cien conmoción visceral y contusiones en la caolv ros ferroviarios para hacer desviación beza; Matías del Aza, de veinticinco años, td? linea con objeto de dejar expedita la fontanero, soltero, vecino de la calle de Antonio Méndez, d, el Fuente de Vallecas, preciivalacion de trenes. I violencia del choque hizo empotrarse senta contusiones en la cara externa del tu coches con otros. Las máquinas han muslo izquierdo; Manuel Sánchez Pascual, q s sdo destrozadas, y de un fuigón no que- de cuarenta y tres años, casado, habitante en Arcos (Soria) maquinista, domiciliado dar r i as ruedas. la Verónica, número 7, de I cy un vagón de primera en un barran- en la calle de, leve; Pedro Casado Casado, Madrid feo, co ocado hada arriba, en el que se su- cincuentaherido y cinco años, conductor del tren po 2 bay cadáveres. En otro de los furgo- 95, con domicilio en te calle de, Tomás Brenes se ve el cuerpo de un sargento de la tón, número 10. Rafael Elvira Hida gQ, solCurrdia c vil cogido por el cuello, que no dado perteneciente a Sanidad Militar, 4 e liaT odido ser extraído esta tarde. Me illa, contusiones izquierda, s muertos serán trasladados a Linares, vecino de Valladolid, en la pierna de Cibeles, en la calle Ha hospitalizados aquí 17 heridos. vi es con dirección a Baeza, conduciendo personas cuyas familias viajaban en los trentt, expresos, ansiosas de conocer la suerte corrida por sus deudos. áabese que salieron anoche en el rápido fe conocido joyero D. Manuel Casteión, tu hermano del novillero Camtimplas, un h o del ex banderillero Chiquitín y dos. in ividuos conocidos por los Charlots corúK, eses, que se proponían torear en VülaKueva del Arzobispo. número 4; Jules Lespinace, médico fran- cés, con domicilio en Tánger; Joaquín Gómez, guardia civil; José Santamaría, ambulante, gravísimo (del anterior y de éste se desconoce el estado y situacón de as heridas) Luis Allaneque Lusarreta, Ju io de la Iglesia de Rosado y su hijo Carlos; Gonzalo García Márquez, maquinista, de treinta y siete años, natural de Arcos de Jalón, con residencia en Madrid, cuyo estado es menos grave; Francisco García Martínez, de treinta años, natural de Lorca, ambulante de Correos, muy grave; Francisco Baeza Caballero, de treinta años, so tero, natural de Ca atayud; Fernando Martín Fernández, de cuarenta y cinco años, médico de Córdoba, graví mo (éste es el esposo de la señora muerta, doña Ana Julia) Antonio Ramos Jiménez de veinticinco años, natural de Madrid, con domicilio en la calle de León, número 22, tiene fractura en la tibia y peroné izquierdos, heridas en la reg ón occipital y erosiones; iba como fogonero en el tren 96. Llegada de los cadáveres a Linares. Otros detalles del siniestro Linares 29, 12 nodhe. El Juzgado instrucción regreso a las nueve de la noche, después de haber practicado algunas diligencias. A las diez y media llegó a la estación una máquina con un furgón, en el que venían los nuffve cadáveres hasta añora identificados, entre los cuales estaban los de los ambulantes de Correos, muertos en el cumplimiento de su deber. Todos fueron trasladados al Depósito del cementerio para practicarles mañana la autops a Los cadáveres de los ambu antes muertos fueron trasla-