Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 28 DE FEBRERO DE 1928. EDICIÓN DE LA JVÍAÑANA. PAG. 18. Corno la llave del pjso estaba siempre, puesta, el visitante podía penetrar sáu- immar, y D. Juan recibía a todo el que üc- gaba con gran afectó. En una ocasión, se presentaron dos individuos de aspecto un tanto- sospechoso, y saliéudoles! al paso Nicasio, impidióla visita; pero como al siguiente día volvieran a- presentarse, el Sr. Vázquez de Mella quiso recibirles, y los visitantes, después de relatarle, una serie de calamidades, obtuvieron un donativo de cinco duros. El Sr. Vázquez de Mella era bondadosísimo, y cómo las peticiones de socorros eran muy numerosas y ño podía atendería fue. preciso cuidar dé que no recibiera, a más personas que Jas de- su amistad. Cuando la guerra europea, el Sr. Vázquez de Mella vendió la- pertenencia de unas minas de su propiedad en una cantidad respetable, cuya suma fue invertida, casi toda: ella, -en los gastos 1 que le produjo la publicación del diario El pensamiento Español. En su. despacho de trabajo, continuo a su dormitorio, pasaba todo el día; allí comía y trabajaba, acompañándole en distintas horas algunos amigos de los más íntimos. En esa estancia, en sitio visible, tenía colocados los retratos de D- Carlos y de doña Margarita. En su dormitorio tenía, sobre la cabecera de la cama, una bula pontificia ¡y varios cuadros religiosos, y en- la mesa de noche, sujetas con. un cordoncito, varias estampas, entre otras, de ía Virgen del Pilar, de la del Perpetuo- Socorro, del Carmen, de Covadonga, un, Jesús Nazareno y, otras imágenes, k Aunque le habían construido una. pierna artificial muy. perfecta, el Sr. Vázquez de Mella la utilizaba poco, porque le molestaba, y prefería usar las muletas. Hablando días pasados con tinos amigos, manifestó el Sr. Vázquez de Mella, su propósito de realizar esta primavera un yiaje a EL Escorial, para estudiar én ia biblioteca del Monasterio varias obras, y manuscritos que tenían relación con. los trabajos que estaba preparando. También dijo que después efectuaría un viaje a París. Entre otros, estuvieron el. presidente de celebró la santa misa en su dormitorio: le la Asamblea, Sr. -Ya- nguas; D. Armando confesó por última vez. A últimas libras Palacio Valdés; ministro de Hacienda, se- dé la tarde del misino día. fue llamado el ñor Calvo Sótelo; Sres- Allendesaiazar, Za- padre Camilo para que permaneciera. defiragüeta. Navamuel, Francos Rodríguez, nitivamente al lado del Sr. Mella durante Blanco (D. Rufino) Rivas (D. Natalio) Ro- sa agonía, y al lado del ilustre paciente acudríguez de Viguri, Pradera, Gamoneda. La- dieron inmediatamente el padre y él hernia rregla, marqués de Arenas, general Miile, no, que no se separaron de sü lado hasta condes del Valle de Súchil y del Yalle de después de amortajado su cadáver. Durante- toda la enfermedad advirtióse Pendueles, Marín Lázaro, López Nnñcz, Áznar (D. Severmo) marqués de Aledo, en él una grande resignación y piedad; conde de Cerragería, ex diputado Si Ayu- confesaba y comulgaba todos los. domingos -iO, Cano (D. Leopoldo) Fernández Nava- y días festivos. Había hecho promesa de muel, duque de Baená, Gandarias, Beñítez ocupar su vida en escribir obras de piedad de Lugo, Méndez Bej araño, Sabater, mar- y de provecho para las almas, si Dios, se qués de San Martín, Tortosa (D. Diego) dignaba conservarle aún la vida. Ortiz de Zarate, conde de Guevara, Pérez Bueno, Salaberry, Solikvilla (D. Fernan- La Diputación de Oviedo Propodo) León (D. Eduardo de) lúiéntes- Fíla, ne que el Cadáver Sea Enterrado R. Legissima, Saudoval, condes de Moral en Covadonga de Calatrava y- ele Santa María de Pómés; El. médico de cabecera del Sr. Vázquez ¿le Zaragoza, Doval, Gay, marqueses de Ibarra y de Algara de Gres; conde de Esteban Mella, doctor Comas, recibió anoche un. telegrama del arcipreste de Oviedo, Sr. Noval, Collantés y muchísimos más. en el qué le rogaba, por encargo del presila Diputación de OvieLos Prelados Ante el Cadáver dente de expresara a laprovincial del insigdo, que familia A las cuatro de la tarde se presentó en la. ne Vázquez de, Mella el deseo de la Corpocasa mortuoria el obispo de Madrid- Alcalá, ración de que el cadáver fuese trasladado acompañado d e s u capellán, pasando in- a Asturias, para darle sepultura en Covamediatamente a la capilla ardiente. donga, corriendo iodos los gastos que. se El prelado, después de orar muy emocio- originasen de cuenta de la Corporación. nado, rezó un responso, y al salir de la esTambién, en conferencia, telefónica, le. fue tancia exclamó: comunicado ese ofrecimiento de la Diputa- -Está ahí como en vida: teniendo entre ción a D. Ángel Herrera, y en el mismo sus manos el crucifijo que llevaba siempre sentido recibieron telegramas el, pintor sepor delante de sus ideas. de sus palabras y ñor Zaragoza y D. Feliciano Álvarez. de sus actos. Comunicado el ofrecimiento á los famiEl obispo se lamentó ante los familiares liares y amigos íntimos del Sr. Vázquez y amigos del Sr. -Vázquez de Meila de la de Mella, se convino en lío aceptarlo poT imposiljilidad en que se hallaba de autorizar- haber alegado uno de ellos que en eL tesla celebración de misas en la capilla ardientamentó que otorgó él Sr. Vázquez dé Mella te por hallarse en vigor un decreto de la en Santiago, en 1918, consignaba su deseo Santa Sede que las prohibe sin previa y de que- fuese enterrado en Madrid, siendo especial concesión del Santo Padre. una prueba de esa disposición, él hecho de Después estuvo el obispo de Segovia, pro- que el propio Sr. Vázquez de Mella- hubiepuesto arzobispo de Burgos, Dr, Castro, que se adquirido una sepultura perpetua en. el lambién rezó un responso, cementerio de Nuestra Señora de la Almu dena, en la que se halla enterrada la pierEl Presidente del Consejo Firma na que le fue amputada hace poco más dé dos años. en las Listas A las ocho y media se presentó en el domicilio del Sr. Vázquez de: Mella el presidente del Consejo, marqués de Estella, acompañado de su ayudante, el capitán de corbeta Sr. Rapallo. EÍ marqués de Estella se limitó a estampar su firma, en las listas colocadas en el portal. Velando el Cadáver Por la noche quedaron velando, el cadáver varios religiosos, y los Sres. Cortina, Chicharro, Fanjul y D. Miguel Fernández Un Presentimiento El. Sr- Vázquez de Mella, que en: estos dos últimos años trabajaba asiduamente en (Peñaflor) la confección de sus obras, decía, a sus amig os en una ocasión: El Entierro- -Ya verán ustedes cómo cuando me halle Se efectuará 1 hoy, a las once de la mañaeu plena labor recopilando mis trabajos me de ebrsorprenderá la muerte. pero yo desearía na, después de cantarse una misa Sari. de El Sr. Vázquez de Mella y los que no se acordara de mí hasta dejar termi- pore insepulto en la parroquia Jerónimo. nada. La filosofía de la Teología. r El. cadáver será inhumado en el cernentePadres Camilos En esta obra trabajó el Sr. Vázquez. de rio de Nuestra Señora de la Almudená, Desde los primeros días del año 1925, -el Mella con gran ahinco, y la deja casi terPara asistir 1 al sepelio llegaron anoche reverendo padre Juan Pásseraj de los Pa- minada, a falta de muy pocas cuartillas. De comisiones de distintas provincias, entre dres Camilos, le celebraba la misa de altar ella había corregido ya bastantes pruebas. ellas una de Burgos, formada por lQS seño. Recientemente terminó la titulada Filoso- res Asenjo, Morera y Martín. portátil en sus habitaciones particulares y era, al mismo tiempo, su confesor y direc- fía de la Eucaristía, cuya primera edición (Hoy, por la mañana, llegarán también alse, agotó, a los poeos días de ponerse a la. gunas de Levante y de las provincias vastor espiritual. El Sr. Mella tenía en gran aprecio a di- venta, y había él. dado su autorización para congadas. cho padre Camilo, y con él c onsultaba to- que se publicara la segunda. El. número Tenía- el propósito ei Sr, Vázquez de recibidos ayer de- telegramas y telefonemas das sus determinaciones. y le leía sus últimas dando el pésame- fue enoriiie. Mella de terminar todos los trabajos que tepublicaciones, principalmente La filosofía Se, recibió también uno, muy expresivo, de la Eucaristía, recientemente editada. nía pendientes en el plazo. de. un año, entre de la duquesa de Madrid. Como prueba de su afecto, le dedicó un ellos la publicación de tía tratado de Teoloejemplar de esta obra, con estas palabras: gía, con cuya obra estaba muy. entusiasma- ¡Datos Biográficos A mi queridísimo padre Juan Pássera, re- do y que él mismo calificaba de. su obra Había nacido D. Juan Vázquez e Mella 3 ligioso camiló, que dirige mi conciencia, cumbre por Jas doctrinas, que en ella se en Cangas de Onís (Oviedo) donde sub... que íanto ganaría con imitar la suya. Su consignarían. siste su casa solariega, él año 1861 en su afectísimo a. Juan Vs. de M. e- Ua. Enero, familia distinguiéronse hombres ilustres que 22- 1928. Varios Detalles Interesantes vistieron el uniforme militar. Uno de. sus En este último recrudecimiento de su enEl Sr. Vázquez de Mella habitaba com- abuelos luchó en la defensa de La. Cofermedad llamó inmediatamente a su confe- pletamente solo, desde hace veinticinco años, ruña contra el general británico Drakesor, quien le confesó varias veces, le cele- el piso bajo derecha de ía casa número 18 otro sirvió en. la campaña de Portugal, a bró la santa misa y le administró el viático del paseo del Prado, estando a su cuidado las órdenes del marqués de Valparaíso tres y la extremaunción. Además, en. las últimas ePportero de la finca, Nicasio González, a de. ¡sus ascendientes lucharon en la batalla noches asistió corporalmente al- ilustre en- quien profesaba gran cariño. iVivía modes- de- Traf algar; un tío dé- su padre lanzó en fermo el hermano Javier Repulías, Camilo. tamente, y las habitaciones amuebladas con las montañas gallegas, el grito en favor del El domingo último pasado, el padre Juan gran sencillez. titulado Carlos V. Su padre era coroneL