Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Curiosidades de la España tradicional. LAS TÍPICAS LABORES DE LAGARTERA, ORNAMENTACIÓN PREDILECTA DE MUCHOS HOGARES ¡Mujeres, admirables mujercitas españolas, en todos los aspectos, clásicos o del día, con todas las indumentarias, en todas las facetas, siempre, cuántos valores poseéis! ¡Mujeres, admiradas mujercitas, tras de las que marchamos en pos y a las que contemplamos ensimismados como el espectáculo más grato, más intensamente grato de todos, sois lá abeja laboriosa de nuestra colmena, de la gran colmena de la vida humana! Nos inspira este comentario el paso de unas mujeres que, confundidas entre las tantas que cruzan te calle cosmopolita de la gran ciudad, rompen el conjunto modernista de trajes y tipos, dando la nota- de color. No son desconocidas en ninguna capital de importancia las que. frecuentan siempre con la misma indumentaria y con la misma carga de grandes envoltorios sobre las caderas. Son las lagarteranas que vienen a Madrid v a las demás capitales próximas a vender sus típicos paños. Son las laboriosas mujeres de Lagartera, que, alternando con sus quehaceres domésticos, laboran incesantes, siguiendo la antigua tradición del interesante v tipico pueblecito toledano- -quizá el que más conserva su aspecto y sus costumbres tradicionales de toda España- -famosísimo conocido por sus interesantes labores. Esos paños tan bellos, tan decorativos, tan de moda, que son el complemento de la decoración clásica y que en toda España y aun en el extranjero tienen tan alta estimación. ¿Queréis saber cómo se hacen? ¿Os interesa ver a las lagarteranas haciendo sus labores? Nosotros tuvimos esta curiosidad, y un buen día fuimos hacia aquel rincón de la provincia toledana, ya casi extremeña, a satisfacerla. Lagartera no nos era desconocido, le habíamos visto en días de gala, en días de boda, que constituyen una verdadera e interesante fiesta; que son algo famoso y típico también, nota de gran color, singularísima y sumamente curiosa. Pero ahora le hemos saboreado en otro aspecto, en sus días normales, en sus horas laboriosas, de santa ca ma, en las que los hombres salen al campo a trabajar las tierras v las mujeres quedan en sus casas, dueñas del pueblo, entregadas de lleno a sus tareas domésticas y artísticas. En Lagartera no hay fábricas, ni siquiera talleres- -propiamente dichos- -de estas labores; sin embargo, en todas las casas, absolutamente en todas, existe un taller, más o menos modesto, según las que formen lr familia y según su posición económica. Ricas y pobres, todas las lagarteranas hacen labores; las primeras, por capricho, para decorar RECXENSE A LAS PUERTAS DE SUS CASAS EX EL BUEX TIEMPO, TRABAJAN EN EL PATIO