Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SUCESOR DE G. PEREANTÓN (S. A. No- vamos a hacer un descubt miiento, aftos atrás, el certero instinto del publico frUso muy alto, con la continuidad de sus preferencias, crédito y fama de la casa Pereantón. Y ahí esta desde entonces inconmovible su piestigio, acreditada la depu 1 ación de su técnica consagradas sü seriedad y su solvencia Si el activo, moderno emprendedor temperamento de sus gestoies fuese bien avenido con la tradicional idiosincrasia española- -crea buena fama y échate a dormir, dice el refi añero- -aún tendría el negocio vida pfóspeia y sm quebrantos asegurada por mucho tiempo Pero no onecería en su evolución natural, el interés ejemplar que hoy sorprende y reclama la atención del gran publico mucho mas la del técnico mercantihsta que sabe del esfuerzo tenaz que ciertas mejoias íequieren La nueva Exposición de Infantas, i duplicado Tal es el caso de la íeapertura de la sucursal que la Sociedad Pereantón tema establecida- -y aci editada- -en la esquina que forman la calle de las Infantas en su numero I duplicado la de Hortaleza en su número 15 ASPECTO EXTERIOR Df LA SUCLRS L XUFV A VírN IE AlilEk 1 POS DE G PE Tras mu gestación laboriosa- de obras RtANTOA E 1 T M A S I DUPLICADO, Y ffORTAl EZA, 1 5 DESPUÉS DE IMPORTANTES RETORCÍAS ínnumei ables, le estudios íeiterados en fin, la iucui al de referencia ha vuelto a sugC tnos escaparates, entrándose por los que ha acertado a diseñar y dirigir el araburre, ofreciendo al tianseunte la soniisa ojos del publico con la ornamentación ar- quitecto madi lleno D Manuel Muñoz Caatiactiva de unos lujosos esplendidos y 411 tectónica exquisita, sobi ía moderna savus. Al haceilo así, la casa Pereantón no se ha qttendo concretar a sü mas solida reputada industria la de las lunas, vidrios y espejos. Y sm salirse de e ta su esfera de la ci istalefía, ha prestado atención a la venta de cuantos objetos suntuarios tienen con ella relación: lámparas. vidiieras artísticas, marcos, Mtnnas, porcelanas y objetos mil para regalos y capricho, de los que posee, en el dad un copioso e interesante suiti- io La Central de Ja Cuesta de Santo Domingo Y frente a aquel establecimiento, contrast- indo con la ligereza, con la frivolidad, con la elegancia del que bien pudieia illamal se palacio de cristal o del cristal la vieja, austeía sobria casa madre de la Cuesta Je Santo Domingo, numero i, pro sigue su labor incesante, menos alegre, menos estilizada, nlenos ornamental, pero no menos eficaz, de surtir de MIS lunas de sus espejos y sus vid) ios a todas las tiendas, y toda las nuevas edificaciones de este Madud, de cU 3 a e olucion y mejora es síntoma tan elocuente la mejora el constante e olucionar de su proieedor ptedtlecto la Sociedad A. non) ni a Peieanton r A T 3I I! L N I 1 T l í r M 1 I I C 1 BU 10, DONDr Sr 1 XPOM IWII V- 0 SLR 11 DO UL R 11 C T L S P i fin LOS (i O 1 OS MLKC)