Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. L U N E S I I DE JULIO DE 1927. NOTICIAS POLÍTICAS. PAG. 20. Puerto de San Esteban de Pravia. Quedó nombrada una ponercia para el estudio de la? reformas de 1: procedimiento para otorgar concesiones a particulares en las zonas marítimo- terrestres. Acordóse que pase a estudio e informe de las funtas de Obras del Puerto el acuerdo adoptado por la Junta de Pasajes en lo referente a tarifas de carga y descarga. Se estudió detenidamente la ponencia relativa a las tarifa que gravan las mercancías en los puertos, dedicándose unánime aplauso al dictamen emitido por los Sres. Castro y Caminas, y dejando clasificados los puertos de España en tres importantes grupos: grar des puertos y puertos de primero y segundo- orden. nuel Arístegui y Vidaurre, destinándole con esta categoría a la Legación de España en Santa Fe de Bogotá. ídem a cónsul general. de, primera clase a D. Vicente Palmaroli y Reboulete, y disponiendo continúe con esta categoría en el Consulado general de Genova. Declarando jubilado a D. h José María Muñoz y Fernández, auditor fiscal del Su- premo Tr. ibunal de la Rota. Disponiendo que D. José de Landecho y Allendesalazar, ministro residente, jefe, de sección en el ministerio de Estado, pase; a continuar sus servicios en la Cancillería de dicho ministerio. Ascendiendo a a doá Reales decretos de varios departa- Carlos Goyenecheministrolaresidente y dis- y de (Puente, poniendo continúe con esta categoría en la mentos Embajada de París. Su Majestad el Rey ha firmado los siÍdem a D. Vicente González Arnao y guientes Amar de la Torre, y destinándole con esta Estado. -Declarando jubilado, con hono- categoría al ministerio de Estado. res de embajador, a D. Manuel Pérez SeoaDisponiendo que D. Fernando Arnao y ne y Roca de Togores, duque de Pinoher- Norzagaray, secretario de primera clase en mosor ministro plenipotenciario de primera Tokio, pase a continuar sus servicios a la clase, primer introductor de embajadores. Legación de España en Bucarest. Ascendiendo a ministro plenipotenciario ídem que D. Manuel Casulleras y Made primera clase a D. Cristóbal Loygorri cazaga, secretario de primera clase en San y Murrieta, duque de Vistahermosa, y nom- tiago de Chile, pase a continuar sus serbrándo e primer intro luctor de embajadores. vicios, con dicha categoría, a la Embajada ídem a D. Ángel de Ranero y Rivas, mi- de España en París. nistro residente en Caracas, y disponiendo ídem que D. José Beneyto y Rostoll, que continúe con diclia categoría en el misamrqués de Campo Fértil, secretario de mo puesto. en Constantinopla, pase a ídem a ministro residente a D. Juan Ma- primera clase servicios, con la misma cacontinuar sus tegoría, al Consejo de la Economía Nacional. ídem que D. Pedro de Igual y Martínez Daban, secretario de primera clase en Méjico, -pase a continuar suff servicios, -coa la misma categoría, a la Legación de España 12. Fuencarral. jta. en Santiago de Chile. Aceites refinados de oliva ídem que D. Federico Carlos- Silvela y de la Viesca, conde de San Mateo de Val- marca paraíso, secretario de primera clase en Lima, pase a continuar sus servicios, con En tocios los buenos ultramarinos. dicha categoría, a Ja Legación de España en Constantinopla. ídem que D. Manuel del Moral y Pérez Aloe, secretario de primera dase en situación de cesante, pase a. prestar sus serviAcontecimiento lírico. J cios con dicha categoría a la Legación de El- miércoles í 3, -a Iasl 7,15, e- n- España en Lima. función corriente, Ascendiendo a D. Fernando Casani y Herreros de Tejada, vizconde de Fefiñanes, a secretario de primera clase, y disponiendo continúe con esta categoría en la Direpresentación de rección general de Marruecos y Colonias. ídem a D. Luis Dupuy de Lome y Vidiella, y destinándole a la Legación de España en Méjico. cantado por el eminente- barítono Disponiendo que D Cristóbal García Loygorri y Murrieta, duque de Vistahermosa, ministro plenipotenciario de primera clase, primer introductor de embaladores, cese en el. cargo de ministro secretario por única vez y galantemente en honor de los autores. de las Reales Ordenes de Carlos III e IsaDirigirá la orquesta el maestro bel la Católica y único de la de Damas GUERRERO. nobles de la Reina María Luisa. Nombrando a D. José de Landecho y Se despacha en contaduría. Allendesalazar, ministro residente, jefe de la Sección de Cancillería del ministerio de Estado, ministro secretario de las Rea s Ordenes de Carlos IILe. Isabel la Católica y único de la de Datnas Nqbles de la Reina María Luisa. Marina. -Disponiendo que je inspector genral de Sanidad d e la Armada D. Federico Montaldo Peró cese en dicho cargo y pase a situación de reserva. Promoviendo al empleo de inspector gela Armada Barquillo, 19 neral de Sanidad deDoménech, al inspector D. Ildefonso Sanz disponiendo aue cese en el cargo de insoector jefe 4 c la Sección de Sanidad del ministerio de MaDiplomada ayudante radióloga, anestesista, rina y nombrándolo inspector general del Cuerpo de Sanidad de la Armada. alemana, hablando español, ofrécese clíni Disponiendo que el inspector del Cuerpo cas para Octubre. Escribid: Muller- Bayer, SVellen (Obermosel) Alemania. de Sanidad de la Armada D. Vicente de de la prueba de tal aserto, para que cada pluma no mueva sus puntos más que para escribir verdades que se puedan probar, pues otra cosa es envenenar constantemente el ánimo público, con posible quebranto del prestigio que los gobernantes deben gozar mientras lo merecen (cuando no lo merecen lo pierden en seguida) y no es cosa de que éstos anden todos los días perdiendo su tiempo en tales minucias, que cuando se escapan a la censura, y en este caso ha sido fortuna que así ocurra, no pueden ocasionar daño alguno al periódico; pero sí el que legalmente le corresponda al autor de la insidiosa e inventada información. Afirmación infundada. El jefe del Gobierno y el asunto de os petróleos En el Gabinete de Información se ha facilitado la siguiente nota oficiosa: El Noticiero Universal, de Barcelona, del día 7 publica un artículo, firmado por M. Danés Barceló, estudiando el Real decreto relativo al monopolio del petróleo, cuyos dos últimos pái rafos dicen así: Esta es, a grandes rasgos, la disposición que crea un nuevo monopolio del Estado, en art culo básico dentro del estamento económico de nuestra época, punto de partida del proceso industrial de gran número de componentes químicos. Ha sido fruto de detenidas y prolijas conversaciones sostenidas entre elementas- oficiales y representantes de las grandes Empresas dedicadas al neqocio, a alguna de las cuales asistieron en persona el jefe del Gobierno el ministro de Hacienda. Y, a! parecer, v desde antes de publicarse el decreto ya está convenido entre las principales Empresas interesadas el reparto del monopolio; es decir, que la lucha para obtener el privilegio será puramente nominal y el acuerdo está entre bastidores. Como he insinuado antes, los comentarios que ha merecido la implantación del monopolio son innumerables y los hay para todos los gustos. (La parte subrayadla lo ha sido por le Oíc na de Prensa. El presidente del Consejo, que está seguro de no haber hablado de este asunto antes ni después de la aparición de este Real decreto en la Gaceta más que con los ministros al estudiarlo en Consejo, y señaladamente antes y después con el de Hacienda para conocer el proyecto; que ignora que Empresas de petróleo hay en España y quiénes las representan, y que no tiene la menor idea de cuál podrá ser la concesionaria futura de la administración del monopolio, ni siquiera la estructura de éste, ha decidido querellarse contra el autor de las informaciones contrarias a esta única verdad, dándole así ocasión a que pruebe lo contrario. Cuando el Sr. M. Danés Barajó lo afirma, podrá señalar una sola persona que en el despacho del presidente o en otro cualquier lugar, a solas con él, o delante del ministro de Hacienda, le haya hablado del monopolio del petróleo. Así podrá dejar bien puesta su formalidad, y al presidente en tan difícil postura, que facilitaría el a Tan que ienten por verlo fuera de la jefatura del Gobierno los dos o tres millares d españoles que no gustan de verse bein goberra- os. Y no es que condene la posibilidad, si tilo hubiera convenido o si conviene más tarde para el logro del propósito conceb; do en Veneficio del país, de reunir en su desoacho- -a la luz del día- -a las persor s que puedan o deban intervenir en el asunto, n es sencillamente que no ha ocurrido. Y como se ii. venta y publie con intención aviesa, sera preciso pasar peu las molestias 2 OO EL HUÉSPED DEL SEYILLiO Emilio Sagi Barba LI 6 HT MÉDICOS I f