Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 26 DE MAYO DE 1927. LITERATURA Y ARTE. PAG. 6. camino de la felicidad, que gustó extraordinariamente a cuantos conocen el idioma español, y les era así fácil gozar de las bellezas de pensamiento y de forma prodigadas a lo largo de todo el poema. Los desconocedores del castellano tuvieron que conThe Spamsh Art Theatre. El teatro espa- tentarse con seguir la acción por el arguñol de arte. ¡Teatro de arte! He aquí cómo mento que en inglés se- les diera. Pero unos bautizaron los neoyorquinos, con absoluto y otros, dejando a un lado la obra (que, a acierto a la compañía dramática de Grego- pesar de sus múltiples méritos, era en esta rio Martínez Sierra, que acaba de hacer stt noche lo secundario) disfrutaron igualpresentación sobre la escena del flamante mente del arte supremo de Catalina Barce. Forrest Theatre, uno de los más lujosos co- na, la artista incomparable, capaz de hacer llorar o reir al extranjero menos accesible liseos del Broadway. ¡Sin casi anuncio, en quijotesca aventura, y más ignorante de nuestro idioma. a la que en modo algtmo podía presagiarse Catalina Barcena, con su pasmosa natuel insólito éxito obtenido, inauguróse la bre- ralidad y esa fuerza emotiva, avasalladora, ve temporada con el estreno de El camina que la distingue y la eleva sobre todas las de la felicidad, sutil e intenso poema, rebo- demás grandes actrices que la precedieron, sante de todos los aromas de la vida huma- supo imponerse a los neoyorquinos desde el na, que Gregorio Martínez Sierra y Eduar- primer instante, y su victoria no pudo ser do Marquina escribieron para ofrendármelo, más rotunda. Una sola noche la ha bastado como estuche de gloria, a la genial Catali- para consagrarse como única. Sin eclipsar a las glorias del pasado, que ya pasó y nos na Barcena. La sala, resplandeciente, aparecía llena es presente, la gloria de Catalina Barcena es por el más selecto público, norteamericano hoy un sol, ¡sol de España! que desde aquí en su mayoría: los multimillonarios aman- alumbra al mundo... Y no se tome esto por tes de las cosas de España, los críticos de tina hipérbole. Fuera de España, ¿qué otra todos los grandes periódicos, muchos artis- actriz de Francia, de Italia, de Alemania, tas deseosos de conocer a la que en París de Inglaterra, de los Estados Unidos ni aun se proclamara la más qrande actriz contem- las ya maduras, puede compararse con c poránea; los asiduos concurrentes a toda e ta nuestra, casi una niña al lado de todas aquéllas, flor de modestia, modelo de sencinovedad escénica, y, ¡naturalmente! las más cuyo espíritu, emcaracterizadas personalidades de la colonia, llez, ingenua soberana, humanidad, destella, presididas por el embajador, D. Alejandro papado en pa pitante con el más augusto Padilla y Bell... Los humildes que no pu- tan espontáneamente, dieron gastarse, por lo menos, los 11 dóla- deslumbramiento? res que en taquilla costaba la butaca, queLos críticos neoyorquinos, siempre demadáronse en espera de que la temporada ofi- siado exigentes ante todo lo extranjero, no cial se complemente con otra a precios po- han escatimado los honores en esta apoteosis de la artista españo a En lugar prefepulares. Ante enorme expectación representóse El rente, aunque en la mista 1 noche hubo otros ABCEN NUEVA YORK. THE SPAN 1 SH ART THEATRE tres importantes estrenos; a doble columna y con el retrato de la actriz, las crónicas de los diarios de Nueva York, cuya orgullos independencia, de criterio los hace tan temibles, no ha n podido ser más elocuentes. He aquí, tomadas al azar, algunas frases, que equivalen a otros tantos juicios definitivos De The New York Times: ...Catalina Barcena es una joya de valor mcalcu able. Ante ella, el drama es ella. Todo palidece Del A fít York Hcrald Tribune: Maravillosa es la actriz española, que, en sus múltiples aspectos, nos recuerda a Maude Adams, Laurette Taj cr, June Walier, Pauline Lord y Helen Menken, sin parecerse a ninguna, y en el mismo nivel de las más admiradas... De The World: ...Catalina Barcena es sencillamente admirable por su naturalidad, por el ingenuo modo de exteriorizar sus emociones, por la- verdad que pone en todos sus sentimientos... Del Daily News: ...He aquí una actriz de natural belleza, cuya voz, de indeíinible encanto, nos acaricia los oídos como si nos besase, y cuya sensibilidad la perm te pasar de la risa al llanto, encadenando nuestras emociones a las suyas... De The Sun: ...Catalina Barcena es una mujer adorable, de espíritu genial, que se asoma a su voz, a sus ojos, a sus ademanes... Del Evening Graphic: ...Aunque sólo fuese poo admirar a la Barcena, que es única, deberíamos acudir todas las noches a este Teatro de Arte que Martínez Sierra creó para orgullo de España... Del New York Telegram: ...No es una actriz a la ant gua usanza españo a s no una actriz muy moderna, de las pocas TAS damas conocen de modas. La aceptación 1 J tan entusiasta con que han recibido al Hupmobile Ocho es un tributo a la gracia seductora de sus líneas, a la rica armonía de sus colores, a su agradable confort, a lo escogido de sus guarniciones, a la facilidad de su manejo y a su seguridad tantas veces probada. Los hombres, al aprobar también estas admirables características, quedan cautivados con la potencia sin fin del Hupmobile, disponible al instante y al más ligero toque. Tanto. las damas como los caballeros estiman debidamente el alto prestigio del Hupmobile que ha ido aumentando constantemente durante los últimos diez y ocho años. Mariano Sancho, S. A. General Martínez Campos, 9, Madrid (10) Teléfono 32.623. Disponibles las agencias de Badajoz, Valencia y Zaragoza.