Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TETUAN. EN LA COMISARIA SUPERIOR LOS GENERAOS SANHTRJO (i) Y GODED (2) CON LAS DEMÁS AUTORIDADES DE LA CAPITAL DEL PROTECTORADO Y LOS JEFES DE LAS DISTINTAS FRACCIONES DEL RTF, A QUIENES AQUEL OBSEQUIO CON UN TE A USANZA MORUNA. (FOTO ALBERTO) diñes. No conozco ni pago a los prudentes jardineros que los cuidan. Pero yo soy un propietario, propietario desde lejos, que asiste a todas las fases de su floración. Yo descubro el momento en que las lilas, en ese jardín de enfrente, se abren en pompas moradas, o cuando apuntan los lirios, o cuando llega la estación ardiente y apasionada de las rosas. El enorme castaño de Indias que sobresale de aquel muro, hay una hora del año en que florece con un lujo ostentoso, con esplendidez de gran señor, de. príncipe de sangre real entre los árboles. Y en pleno rigor de Marzo, estando todavía el cielo sucio de nubarrones y de frío, un peral que asoma en aquel otro jardín, al convertirse de pronto en una voluminosa flor, hace florecer también, por contagio, la flor de la esperanza en mi alma. ¿Y no es acaso la propia ciudad una especie de vegetación, que incesantemente esta creciendo a impulso de una ardorosa primavera? Desde mi balcón sigo ese crecimiento implacable. Las casas de siete pisos van levantándose aquí y allá, en toda la amplitud del espacio que forma el reino visual de mi balcón. Los solares, como poseídos del ímpetu de una extraña savia, echan hacia lo alto los edificios nuevos, como brotes de un arbusto. Los anclamios brotan sin saber cómo, y en seguida las filas de ladrillos, con obstinación vesyetarial, van ascendiendo irremisiblemente. Una, cuatro, diez; las casas nuevas, flamantes y mozas, van llenando los espacios baldíos, como las hojas tiernas sueien llenar en Abril las ramas del arbusto. ¡Infatigable, invasora, tentacular vegetación de la ciudad, que quiere hacerse más grande cada vez más grande! ¡Savia fecunda de primavera, que se convierte en poderosas floraciones arquitecturales! ¡Floraciones de piedra y cal, de hierro y ladrillo, de vigas tensas, y de ese cemento armado providencial que sirve para todo, que a. todo se presta, sin que a ninguna proposi- ción de arquitecto o contratista ose protestar nunca, y que, corrió un formidable cargador de maravillosas fuerzas, consiente que le carguen encima todas las cargas! La ciudad crece, se ensancha. La ciudad SEVILLA. INSTITUCIÓN DE CULTURA FÍSICA GIMNASIO AL AIRE LIBRE, CONSTRUIDO POR LA NOTABLE INSTITUCIÓN SEVILLANA DE EDUCACIÓN Y CULTURA FÍSICA. (FOTO ORGE) i