Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ZONA OCCIDENTAL DEL TERRITORIO NORTE DE MARRUECOS. SITUACIÓN DE LOS FRENTES ESPAÑOL Y FRANCÉS ponen una crónica: Emilio Herrero, de la United Press; Emilio López, corresponsal de A B C; Milego, de El Impartid; Sáncbfez del Arco, á é Jil Noticiero Sevillano; Santos Fernández, xíel Heraldo de Marruecos, y Zegri, que numera sus últimas placas fotográficas. Dc l cs extranjeros, quedan dos alemanes; ios. otros, los norteamericanos, fueron conmigo a Fez, y Rosa Mary, la escritora inglesa; menuda y tímida, -que anota, asustadiía, sus impresiones de guerra, tampoco está ya. Todo está igual, al- parecer. En. lo ocupado el día del desembarcó se han hecho caminos cubiertos para desenfilarse y- al gunas defensas contra la artillería enemiga, que- rio. cesa, de Hostilizar. El precio del tiempo empieza a encarecerse. Se hace úecesariñ avanzar pira descongestionar el campo. Y eso que no tenemo espacio para exteridcvnp y maniob. r. ar. Ei enemigo noscerca a. oopícíros, y. a. 1,200 esta emplazada su artillería. Sólo. el gran espíritu de nuestras tropas puede soportar esta, asfixia. Como la artillería es la que más hostiliza, hoy se intentó una salida de sorpresa por las ha. rcas, limitándose a un reconocimiento estratégico, para, que el enemigo se descubriera; pues mañana, día 23, se va a operar, a fondo sobre el Malmusi. Hay mucho enemigo, cosa frecuente en Marruecos, cuando la: columna se concentra y. tarda en romppr. La gente que nos esperaba por Sidi Dris y Uad Lau, temiendo un, desembarco, va viniendo, a Morro Nuevo. Esto, que. parece una dificultad, lio lo es, aunque es más cruéiito, si s, é. tiene en cuenta que lo que hace falta es que el enemigo, dé la cara y combata, pues precisamente, la poca utilidad que se ha sacado al desembarco es por no haber encontrado enemigo aquel día, y no es el terreno, no son nombres geográficos lo que nos interesan para abreviar la cantpañai i el terreno C a los hoiTibtés qü e sb o o -1 nen a nuestro avance. Esto es combatir- y resolver. Mañana enipezamqs. Campamento de Morro Nuevo, 22 de Septiembre de 1925. La batalla de Yebel Malmusi La presión, cada vez más estrecha, del enemigo, que aprovecha la extática actitud de las columnas en organización, hace pensar en la necesidad de un rápido avance expansivo. Se circulan órdenes. Cierra la. noche, y todo queda dispuesto para, la marcha del día siguiente. El enemigo. ho. stilí- za con los cañones, y algún paqueo, sin, de- cidirse a atacar, porque ya; otras noches se le frustró. el oían. j- 05 acorazados iluminan los. flancos para que. el enemigo no se acerque, amparado en la noche e impuíic. Los más. batidos se. meten- en el -h. l o luz; y cuando ge les