Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
POR TELÉGRAFO, CABLE, RADIO Y CORREO IONES Y NOT 1 CI DEL EXTRANJERO Boletín del día. A B C e n ChÜe. La Asamblea de la Sociedad de Naciones. El pacto de seguridad. Intercambio intelectual francoprusiano. Iii viaje de Cailiaux a Norteamérica. Las negociaciones comerciales franco- alemanas. Resumen telegráfico. Boletín del Día. Appónyi en Ginebra La Hungría mutilada tiene la suerte de estar representada en ia Sociedad de las Naciones por uno de los estadistas que de mayor prestigio gozan en el mundo. No por los cargos que desempeñó, sino por sus dotes personales. Habiendo llegado al umbral de los ochenta, años, el conde Alberto Apponyi no ha sido más que ministro de Instrucción púbüca, ministro de Gobernación y presidente ds la Cámara. Ni siquiera ha sido jefe de Gobierno, y en este sentido ocupa una posición inferior a muchas nulidades. Pero las carteras que ocupó no añaden absolutamente nada al prestigio de ¡great oíd man de Hungría. Prestigio basado en más de- medio siglo de vida pública intachable, blanca como un copo de nieve, abnegada y patriótica, en la acepción más jélevada de 1 a palabra. Su conservadurismo esclarecido y su ardiente fe católica y monárquica: le- han creado adversarios políticos; pero todos, absolutamente todos, se inclinan respetuosos ante su venerable figuraFigura digna de representar al noble ca. ballero de la Mancha. Muy alto, muy delgado, la nariz pronunciada, la frente genial y una barba de patriarca. Una cultura sólida y extensa, y un talento de ora ¡dor qué causa asombro en cualquier parte cjue. se presente. Es el más grande de los oradores húngaros, y un orador formidable en otros cuatro idiomas: en alemán, en irancés, en inglés y en italiano. En 1912, ¡cuando viajó en los Estados Unidos, el Senado de Washington le hizo el honor excepcional de invitarlo a hablar en una sesión extraordinaria. Apponyi aceptó la invitación, y su discurso provocó. tal entusiasmo, (que desde aquel día figura entre los grandes oradores ingleses. En la Conferencia de la paz discurrió, sucesivamente, en tres idioma? con la misma perfec- ción. y elegancia. Lloyd George. le expresó públicamente su admiración. En Ginebra, ante el auditorio más selecto que pueda uno imaginarse, se repitió- el triunfo del conde Apponyi. Defendiendo los derechos y las aspiraciones de una nación vencida y no resignada, Apponyi hirió forzosamente las susceptibilidades de los vencedores; pero su noble elocuencia resultó tan arrolladura, que terminó su discurso entre grandes aplausos. Dijo, por ejemplo, que los. pactos de seguridad no tenían gran (valor para un país desarmado, rodeado por. Estados armados. En efecto; siendo un. país vencido, no es probable que esté atacado de nuevo por sus vecinos vencedores, y si éstos le atacan con algún pretexto, sólo de la intervención da otras potencias puede esperar socorro. Esta es la tesis de Hungría, así como la de Alemania, y de todo país vencido y desarmado. Y esta es la dificultad que encontrarán las negociaciones, en ¡tre los aliados y Alemania, sobre el cacto f jdi A B C en Chile. Ro ¡o, Azui y Bianco Son. los tres colores de la bandera de Chile. Eran los tres colores que Ercilla nos cuenta lucían los araucanos en las guerras mantenidas contra las huestes castellanas. Ahora, por, decreto presidencial, el. puebip soberano podrá elegir cualquiera, acomodándolo a su. manera de opinar sobre el proyecto constitucional que será sometido a su decisión. Es un nuevo y sencillo modo de sufragar. Nada de engolfarse en la elección de nombres, que representen un candidato preferido. Nada de exponer, pareceres sobre un problema complicado. El Gobierno, providente y sabio, se anticipa a las dudas populares, y con dulzura paternal explica a las multitudes en qué consisten las divergencias que desunen a las huestes políticas. Es un método simplista y original. El decreto que señala. la; fecha del plebiscito constitucional, sale al encuentro de los que no están al cabo del asuntó que se somete a su veredicto, y les dice: -Después de tres meses. de mucho discutir, he producido un proyecto de Constitución, que resulta rechazado a última hora por numerosos ciudadanos. Nosotros, los que firmamos el- decreto presente, queremos que el sistema parlamentario pase a mejor vida, substituyendo a ese régimen de cacareo charlatanesco la autoridad máxima de un presidente. Si estás de acuerdo con los que pretendemos dotar al país, del método presidencial, deposita en las urnas, el 30 de Agosto, una cédula de color rojo. Si no piensas como los qué ocupamos el Poder, tienes dos opciones. La cédula azul y la cédula blanca. La cédala azul significa que aceptas el proyecto gubernámeíi- tal modificado ca el sentido de que- debe imperar el desacreditado sistema parlamentario con la pestífera facultad de poder derribar Ministerios. la. Cámara popular, con todas sus consecuencias desastrosas... La cédula blanca, signo de pureza, copia fiel de las cumbres nevadas. de los Andes pano- rámicos, significa que niegas tus favores á toda innovación y te encastillas en conservar incólume: aqudla Constitución centenaria que hizo grande a. esta nación... No es. fácil predecir qué. programa, sal drá victorioso en los comicios. Pero- -si se quiere; respetar la yolfin tad. electoral, como, se asegura, no seria difícil que obtuviese la victoria la cédula azul, porque la cédula azul está respaldada, por tres partidos que constituyen- la entraña chilena: conservador, radical, comunista. ¿El. comunismo tiene fuerza en Chile? sé me preguntará. Sí. Contesto que sí. Respondo afirmativamente y explico, además, lo. que tal vez ae ponga en- duda. Explico, que el. comunismo chileno es un. partido plenamente gubernamental. Su manifiesto al 1 país expo- niendo sus puntos de vista, opuestos al modo de pensar del presidente Alessandri, es- ana pieza- doctrinaria que establece su El partido comunista chileno es, en realidad, una agrupación democrática socialista, y figuran en sus filas las masas obreras avanzadas. Su fuerza es considerable, como es indiscutible la fuerza del eíemento conservador, y nadie, discute el poder electoral del radicalismo, alma. de la restauración alessandrista. No haremos política recomendatoria de ninguno de los tres aspectos del problema puestos ante el Cuerpo electoral para su mejor elección. Al fin, si el color triunfante ha de ser la ex presión cierta de la voluntad del pueblo, ese pueblo pagará las consecuencias de s- error si se equivoca. Lo sensible sería que la voluntad popu ar fuese burlada median. te el empleo de las viejas artes de la suplantación del elector, de ía resurrección sufragante, del pucherazo desaprensivo, del escrutinio fraudulento, de las actas brujas. La revolución de Septiembre tuvo su origen en la intervención gubernativa en las elecciones de Marzo. Y no se trataba entonces de una cosa tan seria como ia de que se trata ahora. -El bachiller Alcañices. Valparaíso, Agosto de 1925. La Asamblea de Ja Socie dad de Naciones Ginebra 16, 3 tarde. La Asamblea ha aplazado sus sesiones hasta la semana que viene. Ginebra 16, 4 tarde. El Comité técnico de la Liga de las Naciones se ha pronunciado a favor de la celebración de una Conferencia internacional, a fin de que se introduzcan las mayores facilidades en el servicio, de pasaportes y ei visado de los mismos. El día 6 del corriente mes quedó constituida en Ginebra Ja Comisión internado- nal para la protección del niño, en relación con los organismos de la Sociedad de las Naciones. En el acto de la constitución re. presentaron oficialmente a la Argentina dos destacadas personalidades femeninas de esta República: la señorita Adelia de Acevedo y doña Julia Elena de Acevedo de Martínez de Hoz, muy conocidas las dos y coii grandes simpatías en la sociedad madrileña. Roma ió, 8 noche. Su Santidad el Papa ha encargado al P. Gemelii para que en la plática que pronuncie durante ¡a ceremonia que todos los años suele celebrar la Liga dé las Naciones en la ig lesia de Nuestra Señora de Ginebra, salude a la Liga en su nombre. Roma 1.6, 9 noche. El Vaticano ha desmentido oficialmente que el Sumo Pontífice hubiera encargado al P. Gemelii dirigiera un saludo en su nombre a la AsamWea de la Sociedad de Naciones, y, por su parte, el P. Gemelii ha telegrafiado desde Milán diciendo que no había hecho declaración alguna en tal sentido. E! P a c t o d e Se? qirn Berlín IÓ, 2 tarde. La. Conferencia sobre el pacto de seguridad, según opinión muy, generalizada en los. círculos diplomáticos, se celebrará en Lucerna, inaugurándose las sesiones el día 6 del próximo mes de Octubres Berlín 16, 6 tarde. La presidencia de la Liga Este alemana ha dirigido un- documento al Gobierno alemán, pidiendo que, al firmar un pacto de seguridad sobre la frontera occidental, no se comprometa a nada res- oecto a la frontera oriental. Roma 16, 3 tarde. Según dice II Messag ero, la adhesión de Italia al pacto- de sé garácter. definiéndolo. $i q ambigüedades. guridad obedece a las mismas razones m