Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
J N F Q R M A C J Q N E S Y, N O T I C I A S -m ESPECÍACULOS Y (SOÍI DEPORTES mis amores reales Guitarras y bandurrias E teatro en provincias. Otras noticias. Funciones para hoy. Informaciones musicales y deportivas. Guitarras y bandurrias que alcanzó unaj. admirable interpretación y fue muy celebrada y aplaudida. Rosario Leonís, la bella y gentilísima ti t pie, aportó a la obra todas sus cautivadora simpatías y el encanto de- su arte, escuchando calurosas ovaciones, que comparti 6 ¡con sus compañeros de reparto, singular- mente con Ramón Peña, que estuvo, comri siempre, graciosísimo; derrochando, vi? cómica. nformaciones y Noticias Teatrales (Son mis amores reales Señálase el paso del conde de Villamediana en la Corte de Felipe IV por su és tela do magnifícente liberalidad, por la ele ganta traza de su ingenio de epigramáticos dardos y por el audaz cortejo que puso sitio a la austera virtud de la Reina Isabel de Boi bón. De su munificencia, de su desprendimiento, dejó, como es sabido, muy altas pruebas en sus misiones diplomáticas, que sirvió con desconocida fastuosidad en su vida de Corte y en la rumbosa protección conque fue Mecenas Se los nobles ingenios de su- época, de los que se vio estimado y admirado, no en servidumbre de gratitud, sino por iuero. de su inteligencia. La donosura de su verbo poético resplandece en los sonetos dedicados a Felipe II, a la muerte de D. Rodrigo Calderón, a Alonso de Morales, autor de comedias; a Enrique IV de Francia; -en los inflamados tercetos dirigidos a Francelisa la Reina Isabel- en. sus tiernas endechas, tan influidas corno muchas do sus composicio; nes, -pojr la manera, de Góngora, su inspira flor y maestro; y en los coloquios y pasto reías. Cervantes, en sil Viaje al Parnaso y Lope en varias composiciones, tienen para Villamediana muy altos conceptos. En la sátira, arma terrible de su lengua y de su pluma, fue maestro. El duque de Uceda y el conde- duque de Olivares principalmente, j. harto sintieron sus efectos, con gran frui. Ción del Mentidero y aun de los cortesanos descontentos por aquel régimen de abusiva, privanza, Pero donde la figura de Villamediana aparece aureolada y embellecida por la leyenda es en 1. a pasión irreflexiva, romántica y audaz. que, haciéndole esclavo de la Reina, le indujo a cometer, aprovechándose de su valimiento, las mayores imprudencias. Este amor, brasa en que su corazón se consumía, le llevó, entre arrobante y desesperado, a presentarse en una fiesta de cañas, ostentando como divisa, prendida entre los bordados de su indumento, unos relucientes reales de plata, con lo que daba a entender: Mis amores son reales ¡a lo que hubo de contestar el Rey, según se jcuenta, con estas palabras: ¿Son reales tus amores? Te haré cuartos. Sabido es que tal audacia le costó a Villaíne. diana la vida. Próximo a su casa, del soportal. de las Pellejerías salió un hombre que, certerament e le partió el corazón. Mucho se ha escrito y fantaseado acerca de si fue o no correspondida la pasión de Villamediana por la Reina Isabel. Lo cierto es que, registradas sus ropas al morir, se encontró en uno de sus bolsillos unas redon dillas, canto de amor y desesperanza, que co mienzan así: Señora, cuyo valor. tanto esconde el ser humano, ¡Quién os diera por la mano un ala del dios amor! y más adelanto escribía el pcetai Desde luego me sentencio no sólo a morir callando, mi paciencia acreditando, sino ahogado en silencio Por sagrado a mis cuidados, ausente remedio elijo, quo en desengaño prolijo lio cay armas contra los dados. en otras consideraciones pertinentes acerca de la papeleta de Villamediana, harto conocida y divulgada, digamos ahora que al escenificar Joaquín Dicenta la figura del poeta procer, lo ha hecho más atento al curso anecdótico que a ia verdad histórica. Pudiera reprochársele algunas licencias de interpretación en la expresión de los sentimientos amorosos de la Reina, que mal corresponden a su recato; la forma en que el cauto y astuto conde concierta y trata del asesinato de Villamediana ante los despiertos oídos de los que le rodean; tal cual anacronismo e impropiedad de lenguaje; la poca importancia de una figura tan saliente en la vida de Villamediana como la burlada dama doña Francisca de Tabora; los oficios demasiado complacientes de D. Luis de Góngora; pero tales reparos y otros que se nos alcanzan, obscurecidos quedan por lo considerable del intento, realizado con éxito feliz, y en algunos momentos, entusiasta, de lograr una obra de nobles aspiraciones, digna y entonada. Con ello, y en buen hora sea, vuelve Joaquín Dicenta a su primera forma, mostrándose como poeta de fácil verbo y de segura ruta al través de la rima. Dos momentos hay en el drama: el nocturno y los conceptos sobre el amor, que son brillante ejecutoria de un poeta. Especialmente en los conceptos acerca del amor se siente el batir de alas sobre las cumbres. Tal es su belleza, que puede consagrarse en Tina antología. En la evocación histórica de Villamediana y de sus amores por la Reina Isabel, Joaquín Dicenta lleva al espectador a contemplar, en pintoresco diorama, el ambiente de la Corte de Felipe IV; la representación en Aranjuez de La gloria de Ni- quea que Viliamediana escribió para un festejo, a usanza de los ingenios de la corte, y al que puso fin el intencionado recurso del incendio; la fiesta de cañas en la plaza Mayor, en la que hizo gala el conde poeta de sus amores, y, finalmente, la muerte de Villamediana, con el comentario de Góngora: el matador fue Bellido y el impulso soberano En la forma, Joaquín Dicenta emplea variedad de metros, intercalando algunas composiciones de Villamediana, y en todo momento la versificación es fácil y correcta. Si la acción dramática palidece en algunas escenas ea por exceso de versificación. Reparos aparte, Joaquín Dicenta, puede estar satisfecho de lo que ha conseguido en una empresa nada fácil. Los repetidos aplausos de la concurrencia, que culminaron en el momento poético ya aludido, fueron justo premio a sus esfuerzos y a sus esperanzas. Con la mayor simpatía debemos apreciar el trabajo de los comediantes- del Centro. Ya es plausible en el Sr. Romeu 1 el hecho de haberse dedicado con toda devoción al estudio de, la obra, presentada muy decorosamente. j Los reproches que pudiéramos dirigir a la falta de prestancia del conjunto se atenúan ante una razón primordial: el entrenamiento de que carecen las actuales compañías, alejadas del verso, cada vez menos frecuente en nuestros escenarios. No obstante, él Sr. Romeu tuvo momentos afortunados que hallaron en el público compensadores aplausos, y Carmen Seco defendió con limpia dicción y adecuado acento la- buena tradición declamatoria. Luis Reig, La Riva y Eos, en sus personificaciones históricas, cumplieron con el mejor arte su cometido. La bella señorita Fernán Gómez y la señora Menáizábal nada dejaron que de- llua fiesta de music- hall de lá Asociación de la Prensa El interesante programa, a estilo de mu- sio- hall americano, que se celebrará mañana, a las seis da la tarde, para inaugura- ción delteatro Pardiñas, ha hecho que, como todas las fiestas que ofrece al público- la Asociación de la Prensa, sea enorme la demanda de localidades. Estas se continuarán despachando- hoy. de once de la mañana a siete de la tarde, en las oficinas de la Asociación, Carretas número 10, y si quedasen algunas sobrantes (qué no quedarán, pues su precio ea baratísimo) se expenderán, mañana viernes, día de la función, en las taquillas del teatro. El maeetro Lassalle y los empresarios del teatro Pardiñas, Sres. Morales y De la Villa, han hecho un verdadero esfuerzo paral agrupar en la función de mañana los más prestigiosos artistas, y. en verdad que lo han logrado. Nuestro agradecimiento es tan. justo como sincero. Fomento de las Artes El próximo domingo, a las cinco y media de la tarde, se celebrará en el teatro Je la Reina Victoria una función, organizada por la sección artístico- literaria del Fomento de las Artes, representándose, por, el cuadro cómico- dramático de dicha Sociedad, las comedias El ardid de Muñoz Seca, y Primavera de la vida de Fernández del Villar. El teatro en provincias En el teatro Campoamor, de Oviedo, la! compañía Bassó Navarro estrenó, el 28, lai comedia, de Suárez Deza, Ha entrado una mujer obteniendo un triunfo colosal. El público aplaudió calurosamente a los artistas, que interpretaron magistralmente lai obra. María Bassó bordó su papel, haciendo una genial creación. Navarro estuvo inimitable. Muy bien Concha Vilar y Aguado, j Princesa Mañana viernes se verificará la primera de las funciones que ha de dar la compañía francesa organizada por la Empresa de Galas Karsenty, a base de artistas de mérito excepcional, tales como Mmé. F. rance- EUys y Mrs. Vargas, Puylagarde y Varny. En la función de mañana se pondrá en escena la comedia, de Porto Riche, titulada Le vieil homme uno de ios máa grandes éxitos actuales en París. Se previene al público que el espectáculo empezará a las dies en punto de la noche. Comedia Hoy, tarde y noche, últimas representacienes de La tela el mayor éxito de risa conocido. Viernes, noche, beneficio de Casimiro Órtas; estreno en este teatro, del sainete en tres actos, distribuido en seis cuadros, original de Muñoz Seca y Pérez Fernández, con ilustraciones musicales de Jacinto Guerrero, El número 15 Despáchase en contaduría. Lara Éxito del día, el sainete madrileño La. tonta del bote diariamente, tarde y noche. Apolo Hoy jueves se representan, a las seis, da la tarde, y en una sola sección, Radiomanía y Tutankamen últimos estrenos- en este teatro. Un programa interesante y variado. Por la noche, el admirable sainete. Don Quintín e! amargao gran éxito de esta, compañía. sear- -Floridor. Guitarras y bandurrias Anoche se estrenó en el teatro Pavón la aplaudida zarzuela, libro de Paso y Pacheco, nígsica- áe. los maestros Soutullo- y Vert, c- y como, consideramos! ocioso extendernos Tan explícita coníesión bien trasluce la tortura de su maloa rado deseo. -1 Maravillas Hoy jueves, tarde y noche, el gran éxito de risa Los campaml eros Mañana viernes, a las seis treinta, popular, Mi tía, Ja