Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AMA Y ELEX 1 Tres robos en un. hotel dz viajeros. Muerto de. hambre y de frío. Asesinato de una anciana. Un atraco. Hundimiento de una casa. Tres robos en un Hotel de viajeros Durante la mañana de ayer la Policía continuó las pesquisas para aclarar el misterio que envuelve a ios robos efectuados en el hotel Nacional. Las gestiones policíacas tropiezan con grandes dificultades, puesto que el hotel no está aún terminado, siendo muchas Jas personas que entran y gaien con motivo de ios trabajos, Varios agentes estuvieron ayer durante toda la mañana practicando trabajos para averiguar si en los retretes o en las atarje a del establecimiento se encontraba algún resto de narcótico, frasco, ampolla o cualquier materia clorpíprniizante, pero nada ge halló. p e las tres pistas que se siguieron en los primeros momentos, lio se han concretado Jas sospechas por lo que respecta a ninguna de ellas. La Policía ha encontrado al capitán que se albergó en el hotel y que asegfuró haber venido a Madrid para contraer matrimonio, y se ha comprobado, que, en efecto se trata de un verdadero capitán que llegó a la capital con eí propósito que queda dicho. La boda se efectuó ayer por la mañana y ¡a sospecha ha quedado desvanecida. La noticia circulada sobre la exis íencia de otro supuesto capitán que suplantó su nombre no es cierta. Respecto ai joven detenido a quien se encontró un puñal, parece que también se desvanece toda sospecha, be trata. de un caballero que entró en el hotel a las siete de la. mañana- siguiente a la noche en que se cometió el robo, aunque había alquilado la habitación horas antes. Por tanto, ninguna relación podía tener con el delito. El puñalito lo adquirió anteayer en Toledo, donde estuvo de excursión. Alquiló la habitación con propósitos que nada tienen que ver con el robo que se ha cometido. Se trata de un joven de gran fortuna persona! que en breve será puesto en libertad. Reside en Madrid, en la calle del Pinar. Es natural de Puerto Rico, y está emparentado con pn agregado militar de una Embajada. Por lo que respecta a. l checoeslovaco que abandonó el Hotel en la misma noche- en que fue cometido el robo, se espera su llegada a Madrid, aun cuando tampoco se cree sea el autor délas fechorías coasejidas. La Policía trabaja con gran actividad y en gran número, y se aseguraba ayer a última hora que fuera de Madrid se había realizado una importante detención, aunque resjjeetp de ello nada ha podido comprobarse. No- existe, a la hora presente, ninguna pista segura. Todos los trabajos se encarai Usan a dejar bien aclarado lo ocurrido en lia madrugada del día 10 sobre la bas de los detalles facilitados por las personas despojadas por el rata de hotel y los informes dé los empleados de la casa. Creemos conveniente orientar íector Acerca, de la disposición en que se hallan fe -habitaciones, cerraduras y entradas y ialMas de! hotel, datos interesantes para poder ¡hacer deducciones acerca de la forma cómo los tres robos pudieron ser cometidos, j El üofeel, que es muy grande, consta é. s vaj- ios pisos y de 300 habitaciones. En el ¿rmcipal se feálü eí restayrqñi y n les En cada uno de los pisos presta servicio desde el día de la inauguración un criado o valet, que se retira, como todo el persona! a las once de la noche. Sólo quedan en el hotel un empleado para extender las hojas a los viajeros, el conserje y el sereno. Las habitaciones poseen en las puertas unas cerraduras modernas, con llaves dis. tintas todas unas de otras, pero que ofrecen la particularidad de que una vez cerradas por dentro pueden ser abiertas desde afuera, aunque haya quedado la llave puesta, por medio de otra llave, tipo único, que sirve p ara todas las cerraduras. De esta llave tipo único existen o en el hotel, y se hallan distribuidas entreí otras tantas personas, desde el director hasta los conserjes, valets, sereno, jefes de las distintas secciones, etc. Este dato tan interesante fue estudiado desde los primeros momentos. Se sabe que faltan tres llaves de este tipo, que, según parece, se han roto, y se hacen indagaciones para saber dónde pueden estar. La fabricación de las. cerradurjas y, de lias Jlaves es bilbaína. Las puertas carecían de pestillos interiores el día del robo. Ayer se hallaban ya todos instalados. Las puertas, según la Policía pudo comprobar, funcionan muy bien en su mayoría, y no hacen el menor ruido. Dentro de las habitaciones en que se cometieron los robos hay gruesas alfombras, que a buen seguro apagarían todo ruido áe pases en el momento de cometerse el delito. El hotel tiene tres puertas que establecen la comunicación con la calle; por cierto que dos de ellas han sido incomunicadas, y sólo ¡ha quedado practicable la entrada principal. Una de dichas puertas pone en comunicación el hotel con un bar, en el que desde muy temprano hay movimiento de público. Por ella se puede, -mejor dicho, se podía- -subir a todos los pisos, del hotel donde se hallan las. habitaciones de los viajeros, y, como decimos, ha sido incomunicada. Fácilmente se infiere áz todo lo que queda expuesto que en el misterioso robo del hotel Nacional ha existido lo que en el argot policíaco se, denomina santero; esto es un individuo conocedor del hotel y, probablemente, depositario (le- una de las llaves de las que llamamos de tip. o único, que facilitaría a un rata de profesión los rasdios para realizar los tres robos. Es casi imposible que un ladrón profesional haya podido facilitarse, sin intervención de persona extraña, una de 3 as llaves, o modelo de ellas, que sirven para abrir todas las cerraduras. Pero existe otro- dato singular y curioso. En él piso primero, donde se dio el golpe, existen. numerosas habitaciones. De ellas solamente, ocho se hallaban alquiladas, y tina, lo fuá a la llegada a Madrid del sudexpreso, que entra, en la estación, a las diez menos cuarto de la noche Uno de los matrimonios despojados por el raía de hotel liego, pues, a. dicha hora, cenó en el NacionaJ, y saldó, regresando para descansar, a las dos de la madrugada. La existencia, pues, del santero es indudable, puesta que tuvo que advertir al ladina e la llegada del matrimonio, aspecto de S Si existe ladrón profesional y éste pe netró en el hotel por el bar, o- por otra! puerta, y se escondió hasta- la hora de daij el gol- ps, huyendo después de abiertas nue- vamente las puertas ya de día, será difícil su captura. Es ocioso decir que actualmente son va- rías las personas que se hallan vigiladas. Otro de los extremos que todavía np se ha comprobado es el del narcótico aplica do a los viajeros para desvalijarles. j Ayer exponíamos las numerosas dificultades que existen en el mencionado hotel para la introducción del narcótico en las habitaciones, y dábamos una sensata opi- nión de la Policía, que ahora parece confirmarse, no sólo por las observaciones y, deducciones hechas en este sentido, smq por los documentos oficiales, o sean las denuncias- formuladas ante el juez, en las que no figura para nada el narcótico de, referencia. Hubo, efectivamente, en los primeros momentos una duda. sobre si había sido o no empleado el narcótico, y hasta algunos viajeros afirmaron que les parecía haber, sentido los. efectos de una extraña drogaj pero insistimos en que oficialmente se dos conocen estos detalles. (Otro extremo que tampoco ha tomadd carácter oficial, hecho del que también ayer; nos hacíamos eco, es el robo de que í- ué víctima D. Antonio Sierra, al que, segútí manifestó a la Policía, le han desaparecida 25.000 pesetas y un alfiler de corbata. El Juzgado del Congreso, que ya instru ye sumario con motivo del robo, no ha reí. cibido aún lá denuncia de dicho señor, e cuail parece ser que se resiste a presentar- i. 5 a, para evitarse las molestias. anejas a ella, Para hoy, a las diez de la. mañana, es tan citados a declarar ante el Juzgado del Centro, Secretaría del Sr. Novella, eT. director gerente del- hotel, los perjudicadosí y varios empleados de la casa. ¡Es opinión general entre los policías qué el robo ha sido efectuado por alguien, que río- es completamente ajeno a la casa; alguien, en fin, que, previendo la posibilidad. de ser sorprendido al abrir la puerta de las habitaciones, llevaba preparada una disculpa lógica al hecho de penetrar en loa: cuartos a horas desusadas. Un detalle, de gran interés, y que- lai Policía ha tomado muy en cuenta, lo cons titúye el hecho de que el numeroso personal de la casa fue admitido apresuradamente con motivo de la llegada a Madrid de los alcaldes, y sin detenerse gran cosa a examinar los antecedentes de ios adíri- tidos. Existe entre éstois uno en cuyo domicilio se ha heoho a primera hora de esta! madrugada un registró cuyo resultado sfi! desconoce por el momento, Esta madrugada continuaban en el hck tel el comisario de la primera brigada, se j ñor Blanco Santa Coloma; el secretario Sr. Handlas, y los agentes Sres. Navarrete, Maroto, Poveda, Mico, Moreno, Raíjal y Herrera, practicando gestiones para dar con la pista de los autores da! hecho. De todos los datos que dejamos expuestos, no es difícil deducir que el ladrón! probablemente no utilizó narcótico alguno 3 que de haberlo utilizarlo, es hipótesis más admisible, aunque también muy poco con sisteníté, que fuera administrado durante lai cena, pues personas peritas en medicina afirman que no es posible aplicarle poií sorpresa y sin molestia alguna durante f sueño; y que- es lo más verisímil que áf. ladrón, utilizando una llave tipo unios ¡abriera, una tras otra, las puertas de laS tres habitaciones y consumara los robos con enorme destreza, aprovechando el su ño de los huéspedes. I ¡Y no decimos más. Por el hilo, del san tero tal vez se saque el ovillo del rata di, hotel. La brigada de rnypstigaoión. íj con l i i d d i