Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ty B C. JUjgVES 24 DE J U L I O DE 1924, EDICIÓN DE XA MAÑANA. PAG. 8. EPIGRAMA. Publicó. Prensa Española un anuncio de este modo: Se ofrece, 3, Argensola ¿una criada de eola y un piano para todo, CHISTE. Percebes y Cóngriez escribieron una coftiédia, en la que figuraban estos personajes: Josefina Cabeza, Gerarda Várela, Pascasio Mela, Zoilo Diez y Nicasio Alas. Otro personaje decía esos cinco apellidos, seguidos, y resultó el chiste más ingenioso que registra la historia del teatro: A as Diez, Mela Várela Cabeza. PARTICULARIDADES DE PERSONAJES CELEBRES. tarías las goteras. Cuando deje de llover seria necedad subir a quitarlas, puesto que ya no las hay. Los hombres venden el voto por unas pesetas. Si las mujeres llegan a obtenerlo lo venderán por un sombrero de moda o unas medias de seda. Las mujeres pierden media hora cada día en buscar las tijeras y otra media en, buscar el llavero. FÁBULA. Según afirman sus descendientes: El filósofo griego Demócrito reía a carcajadas continuamente; hasta dormido. Anaxágoras y Marco Craso no rieron ni aun sonrieron una vez; en esto se parecían a los irracionales. El cardenal Richelieu nunca estornudó, ni estando constipado. Felipe II y Marco Livio Druso, tribuno del pueblo de Roma, no escupieron en toda su vida. Tragaban saliva. Antonieta, marquesa de Poisson, la Pompadour, favorita del rey Luis XV de Francia, asegúrase que jamás eructó; por lo menos, delante del rey. OCURRENCIA. Un químico alemán, en Torres Vedras, obtiene macarrones de las piedras; después invierte las operaciones, y obtiene piedras de los macarrones. Total, que el alemán las piedras deja idénticas que están. Esto enseña que el niño y el anciano conviene que se acuesten muy temprana. SOLUCIONES, Al acertijo: La uva. Al jeroglífico primero Tres peces. Al segundo: Reinar después de morir. MELITÓN GONZÁLEZ. LA V U E L T A A LA PATRIA En cinco días y unas cuantas horas más nos hemos visto trasladados de Nueva. York a París: raudo viaje, al amparo de una ban ¡Ya que decimos tal cual que, en donde venden retales, también vendieran recuales sería muy natural. JEROGLÍFICOS. (Nombre de una calle de Madrid. PEZ PEZ PEZ; (Título de un drama en tres actos. MORIR REINAR (Las soluciones, el sábado próximo) ANÉCDOTA. OíAXJMA, 22 0 4. MÍNIMA, 15O 0 4. Es, con su espléndida playa, lo mejor de su verano, durante el cual se celebrarán grandes fiestas y feria- muestrario. DunJop Core! Slieíieiin Cabie. Ajax. ¡Para comprar barato! CASA A R D Í G E X O V A, 4. Cuando la gloriosa revolución de Septiembre el gobernador de una importante ciudad salió al balcón y preguntó al populacho ¿Qué queréis? ¡Que nos den armas! -No las hay en el parque de esta población, pero vendrán de Madrid con premura. ¡Viva Premura! ¡Quiero decir que vendrán con presteza. ¡Viva Presteza! BUENA COSTUMBRE. e. t aXírruznZo p c zcto El más agradable de tomar, sano y nutritivo. Evita y coerige los tr iisf Fnos gestro intestinales. Predo en toda portea 4 Pbu. En Su- Chou (Clima) está prohibido el celibato. El día primero de año, las solteras que han cumplido diez y ocho son encerradas en una habitación completamente a obscuras, y en ella. se hace entrar, uno después de otro, igual número de solteros, cada uno de los cuales salé inmediatamente llevando del brazo a la primera con quien tropezó, y tiene que aceptarla por esposa, sea hermosa o fea, rica o pobre, bien formada o contra, hecha, pues los cambalaches están castigadas con penas severísimas. REFLEXIONES. CIGARRILLOS Conviene que las mujeres se pinten; así Moran menos, por no despintarse. Toda persona que papó dé la eda l de morirse debe vivir tranquila. Si hay goteras en tu casa, no subas al tejado a quitarlas mientras- llueve; las tejas mojadas se rojsfien eos facilidad, Y aumen- lias mejores en reuma y catarros. Hotel fie gran coníort. Cocina inmejorable. ¿5 Junio a 30 Septiembre. -i dera que hubiéramos deseado fuese la roja yj gualda española. Pero esa no es más que una ilusión nuestra, no compartida siquiera por quienes, pudiendo evitarlo, y hasta ahorrarse el costo del billete, prefieren, ellos mismos! viajar en barcos extranjeros, más rápidos y más suntuosos que los suyos proí París no nos interesa. Es una ciudad ale- gre y confiada como la de Jacinto Benaven- t te, donde, a pesar de todos sus múltiples encantos, se echan muy de menos las comodidades y la higiene de esa colmena gloriosa, en- la que ni zánganos faltan, que ha inmortalizado el nombre de Nueva York. París es un simpático pueblo que sueña para mejor vivir. Nueva York, menos simpático a primera vista, vive febril, e intensamente para mejor soñar. Parece lo mismo, pero no es lo mismo. Los sueños, por sí. solos, no suelen darnos ni para mal comer. La vida (y ésta no es más, a fin de cuentas, que la dable función de, alimentarse y de trabajar) bien puede permitirnos el sabroso lujo de todos los sueños. Dejamos París, y en un tren magnífico- pero donde, como en toda Europa, empiezan por dividirnos en clases, sin duda para convencernos de cuál es el concepto que; por aquí se tiene de la igualdad humana- nos. dirigimos impacientes hacia la. fronte- ra... Un pequeño puente sobre el humilde río Bidasoa une ¿por qué hemos de pensar; que separa? a Hendaya e Irún: a Francia: y España. Nos ponemos en pie, un poco emo- cionados, y nuestros ojos se enturbian t leer, ¡en español! el rótulo de la garita dsj los centinelas: Carabineros. j La tierra de. ambas orillas del Bidasoa éá ¿querámoslo o no, la misma tierra. Pero Iaj margen de acá es la nuestra, la que nos per fenece, la que no puede ser más que espa- ñola mientras nosotros merezcamos el nom- bre de españoles. ¡Es la Patria Y he. aquí una sola palabra que nos lo dice todo: tradición, historia, hogar, lengua, costumbres religión, bandera... Se dice Patria y ya hemos dicho padres ¡nuestros padresf Ellos, con la vida, nos dieron la Patria. ¡Ellos simbolizan nuestra Patria! Por eso un mal hijo nunca podrá ser un buen patriota: Patriotismo es amor, respeto, culto. ¿Amas, respetas, rindes culto a la memoria inmortal de tus padres? ¡Tú eres patriota I; E. 1 que menosprecia a aquellos que le dieron la vida, ¿cómo puede amar honradamente nada? Todo el que vive expatriado sabe, por experiencia, cómo en la íntima devoción a los padres late siempre una profunda devoción a la Patria. Desde la expatriación van al terruño los ríos de oro que alivian la vejez de los padres, y extiéndense para hacer más fructíferos los campos, entre cuyas arboledas se levantan palacetes y escuelas, iglesias y hospitales, jardines y caminos, y so- bre éstos, como símbolo de la riqueza de Ultramar, automóviles que acortan las distancias y acercan a los hombres. El- dinero de los expátriados no sólo enriqueció a sus regiones respectivas: las hizo más confortables, más higiénicas, ¡más modernas! (si se me permite decirlo así) adelantándolas algunos lustros a las que no tuvieron la fortuna de ser regadas por el oro de América. Y he a quí cómo, desde este punto de vista, la emigración es un bien para los pueblos: un bien muy grande que no alcanza, sin embargo, a los muchos infelices ausentes, cuya pobreza, que no toda es oro! es el terrible obstáculo para el dis- frute del placer inmenso de volver. MIGUEL DE ZARRAGAV A orillas del Cantábrico, Julio de 1924, I