Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUM. 6.46 ABC. MIÉRCOLES 19 DE SEPTIEMBRE DE 1923. AÑO XIX CREACIÓN DEL SOMATÉN EN TODA ESPAÑA. NUEVO RÉGIMEN DE FUNCIONARIOS PÚBLICOS. CONTRA EL SEPARATISMO Decretos creando el Somatén, estableciendo el régimen de los funcionarios públicos y castigando el se paratismo. Circulares del presidente del Directorio. Su actuación. Actitud de la Mancomunidad. Información de Barcelona. Adhesiones y felicitaciones. Otras informaciones. La Gaceta publicó ayer, los decretos breando el Somatén en toda España y estableciendo el régimen de funcionarios, pú bíneos. También insertó dos circulares: una, designando a dos generales del Directorio para estudiar el problema de las subsistencias, y otra, para evitar retraso, en el des pacho de expedientes. Por la noche firmó el Rey un deefelo es taUeciendo severas disposiciones para castigar el separatismo. en Ja, capital de, la región y jefes natos los capitanes generales respectivos. Art. 4. Se aplicará la organización del Somatén de Cataluña, y en cuanto se refiere a jefes y oficiales del Ejército, auxiliares, por ahora, serán elegidos por cada capitán general entre los que se hallen destinados en las demarcaciones de reserva y cajas de recluta, sin devengar pur ello aumento de sueldo ni gratificación. Art. 5; Usarán armas largas de su propiedad, cuyo entretenimiento corresponde a los que las usen, y las autoridades militares concederán a los cabos, subeabos v escoltas de bandera el uso de armas cortas en todo el territorio de la región. Art. 6. Los individuos del Somatén serán considerados como fuerza armada cuaíido se declare 1 el estado de guerra y así lo cons guen los capitanes generales en sus bandos, y como agentes, de la autoridad, siempre que, no estando declarado el estado de guerra, sean requeridos sus servicios por las autoridades; se exceptúan los casos de persecución o captura de malhechores, en cuya circunstancia obrarán como ta es agentes, sin previo requerimiento de auxilio. Art. 7. Los capitanes generales procederán, inmediatamente de la publicación de este decreto, a organizar los Somatenes de sus respectivas regiones, y en el plazo de un mes darán cuenta al ministerio de la Guerra de hallarse organizados. Art 8. Los respectivos reglamentos que se redacten serán autorizados, provisionalmente, por los capitanes generales de las regiones y remitidos después al ministerio de la Guerra para su aprobación definitiva. Dado en Palacio a 17 de Septiembre de 1923. -ALFONSO. -El presidente del Directorio militar, Miguel Primo de Rivera y Orbaneja. t en los servicios públicos y los- dajíoiS c ofi siguientes a los intereses del pais. Para remediar esta situación S. M. el Rey (q. D. g. a propuesta del jefe del Gobierno, presidente del Directorio militar, y de acuerdo con éste, jse ha servido disponer lo siguiente: Artículo i. A partir de la inserción cíe esta Real orden en la Gaceta de Madrid, ios funcionarios públicos prestarán los servicios del empleo que ejerzan en la oficina a cuya plantilla de personal pertenezcan, todos los días laborables y sin interrupción alguna, desde las nnove de la mañana, hasta Jas dos de la tarde, A este efecto, los jefes de sección pasarán al de) la dependencia, todos los días, a las nueve, y cuarto de la mañana, una lista con las firmas de los empleados a sus órdenes. La falta de asistencia a la oficina, sin causa justificada y comprobada, a satisfacción de los respectivos jefes, será corregida: la primera vez, con suspensión de empleo y sueldo de un mes; la segunda, durante un año, y en caso de nueva reincidencia 5 con la cesantía o separación definitiva del servicio. En las mismas penalidades señaladas anteriormente al infractor, incurrir el jefe de la dependencia que consisties e o autprjzara la falta sin proveer sobre ella, y además será responsable y resarcirá al Tesoro de los haberes del funcionario que hava dejadoa de asistir a la oficina. Art. 2. Se declaran cesantes los empleados de todas las dependencias oficiales que por viciosa costumbre, con incumplimiento de su deber y por censurable tolerancia de sus jefes, no asistían habitualmente a las oficinas o Centros de que dependen. En observancia de este precepto, los je fes de todos los Centras oficiales formalizarán, bajo su inmediata responsabilidad, listas o relaciones nominales de los empleados incursos en la sanción que este artículo establece, remitiéndolas con urgencia a la Presidencia del Directorio militar, para que éste verifique las comprobaciones que estirn? oportunas. Art. 3.0 Quedan suprimidas en absoluto todas las egregaciones de funcionarios de un Centre oficial a otro distinto del etique pi estén sus funciones. Cuando inexcusables conveniencias del servicio requieran la agregación de tin funcionario, el Centro interesad elevará moción razonada al presidente Je Directorio militar para la resolución que nrocediei- a Art. 4. En las oficífjas del Estado no se peraiitirá la entrada jáe personas que rio presten en ella sus seífyicios. Art. 5. Cada departamento o G oficial, con sus propios funcionarios blecerá para el público, djirarite todas las horas de oficina, un servicio de redamaciones e informaciones. De toda reclamación fittSAjíftcaSe dará cuenta, en el m n ir twir J fe de la dependencia u oficina. B ¡ste procederá al esclarecimiento ininedíato del asunto q s Creación del Somatén en T o d a España La Gaceta ouhlicó ayer el siguiente Real decreto de la Presidencia del- Directorio militar: EXPOSICIÓN. -Señor: En el Instituto le Somatenes de Cataluña, organismo de rancio y glorioso abolengo español, se reunen todos aquellos hombres de buena voluntad, amantes del orden y celosos de sus deberes ciudadanos. La recia estirpe de esta organización Cívica y la briosa historia de sus hechos en la paz y en la guerra ha creado en los Sottiatenes catalanes aquella honrada solidaridad y aquel vigor espiritual tan necesarios ten las colectividades, cuyo fin primordial es Ja conservación de la paz pública. En todas las regiones españolas podrían contar las autoridades con un tan poderoso fc- uxilio, si en las provincias que las constituyen se crease el Somatén, organización que no sólo se ciñe a dar fuerza y vigor al espíritu ciudadano, sino que, separando de los ánimos la pasividad o indiferencia, los moviliza en el significado de la insubstituible palabra som- atent estamos atenjtos Por estas consideraciones, unas de carácter práctico en cuanto c. e concretan a las garantías del sosiego público, y otras de orden moral, por lo que estimulan el interés ciudadano hacia una orientación actña y desinteresada, el presidente que suscribe tiene el honor de preponer a V- estra Majestad el. siguiente proyecto de Real decreto. Madrid iy de Septiembre de 1923. Señor, A L. R. P. de V. M. Miguel Primo de Rivera v Orbaneja. REAL DECRETO. -A propuesta del presidente y de acuerdo con el Directorio militar, rengo én decretar lo siguiente: Articulo i. Se instituye el Somatén en todas las provincias españolas y en las ciudades de soberanía del territorio de Marruecos. Art. 2. Se podrán alistar en él todos los individuos mayores de veintitrés años que tengan reconocida moralidad y ejerzan profesión u oficio en las localidades en que residan. n Se organizarán por regiones mit Art. r litares, siendo comandante general un geE ral con mando de brigada de Infantería Régimen de Funcionarios Públicos La Gaceta publicó ayer una Real orden, del presidente del Directorio militar, dirigida a los encargados del despacho de los departamentos y al oficial jmavor de la Presidencia. Dice así: La ley de 22 de Julio de 1918 consignó el estatuto acerca de la condición y trato de los funcionarios de la Administración del Eistado, modificando las categorías, aumentando sus haberes, mejorando su aptitud profesional, etc. cuyos preceptos desarrolló el Reglamento dictado en 7 de Septiembre siguiente para ejecución de dicha ley. Es notorio que a las normas contenidas en las expresadas ordenaciones v en ¡as Reales órdenes de 17 de Septiembre y 26 de Octubre del propio año, referentes al horario, puntualidad y asistencia a las oficinas, no se presta actualmente el acata- i J É j originando peítobaciones