Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f A X CIERNES 14 DE EPTIEMBSffi DE 10,33, EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 8. el- pueblo trabajador y honrado en todas sus clases; -el- Ejército y 1 nuestra glorios a Marina; ambos aún en sus más modestas categorías, -qae no habíamos de haber consultado previamente sin relajar lazos de disciplina; pero que, bieri conocida su fidelidad- al- Mando y su sensibilidad a los- anhelos patr óticos, nos aseguran su valioso y eficaz concurso. Aunqus nazcamos de una indisciplina formularia, representamos- la verdadera disciplina, la debida. a nuestro dogma y amor patrjo. y así la hemos de entender, practicar y exigir, no olvidando qae, comp no nos es timula la ambición, sino, por el contrario, el espíritu de sacrificio, tenemos la máxima autoridad. Y ahora, nuevamente, ¡Vivs. España y viva el Rey. y, recibid- todos el cojdial saludo de un viejo soldado que os p de dis ciplina y unión fraternal, en nombre de los días que compartió con vosotros la- vida militar en paz y en guerra, y que pide al pueblo español confianza y. orden, en nombre de los desvelos a su prosperidad dedicados, especialmente de éste en que ks ofrece y lo aventura todft por servirle. -Miguel Primo de Rivera capitán general de la cuarta región. ¡Barcelona, 12 de Septiembre de- -Tampoco lo sé, por la jnisrna razón. Y se despidió de los periodistas dicién doles: -Ya comprenderán ustedes que no puede? decir nada mas. Los periodistas hubieron de darse per fecta cuenta de que el duque de A modovari del VaFe se hallaba hondamente preocu pado. REPERCUSIÓN EN ZARAGOZA Los ministros carecían de noticias con. 1 cretas acerca del desarrollo del movimientq militar. Sabían solamente que éste había r percutido en Zaragoza. EN BARCELONA. LAS TROPAS SE HAN ADUEÑADO PE LA CIUDAD En Barcelona, la situación continuaba en el mismo estado que anteanoche. Las tropas, adueñadas de la ciudad, se habían distribuido por diversos sitios estratégicos, EL GOBIERNO PE BARCELONA El Gobierno había sabido que el general Primo de Rivera había nombrado ge- bernadqí 4 de Barcelona al segundo Y cabo la Capitanía general. LO QUE DICE EL SUBSECHE TARIO DE GUERRA El general Bermúdez de Castro recibid áf primera hora de la tarde a los informado- res, a quienes pidió noticias acerda de loá i sucesos de actualidad, pues de Seguro sa- brían más que él, por su frecuentación del- San Sebastian 13, g noche. En el ex- los Centros ministeriales y políticos. Luego les dijo que las tropas de la guar preso de las ocho y cinco ha marchado á Madrid el Rey. Le acompañan los infantes nicíón, como era natural, estaban acuartela- ¿D. Fernando y D, Alfonso, el marqu- és de das, pero que 110 se había registrado ni 6 f la Torrecilla, el marqués de Zarco, el gene- más pequeña alteración del qrden, del cual i ral Miláns del Bosch v el inspector efe los respondía con toda seguridad el capitán geí neral de la región. í. Reales Palacios, Sr. Asúa. -La guarnición de Madrid- -afiadi Ws f ¡Despidieron a, S, M. Tas Reinas, funcionarios palatinos, capitán general, goberna- mantendrá dentro de la m ás correcta disd- r dor militar y demás, -autoridades! y numero- plina. sos diplomáticos y aristócratas. -Pero esa disciplina- -hizo observar tid A la entrada deí andén, el Monarca, se periodista- ¿es la que termina en el capi detuvo a conversar brevemente con un gru- tan genera! f po que formaban los ex ministros señoresi- -Cuando los militares habíamos de dís- Gasset, Matos y Rivas (D. Natalio) No se ciplina- -replicó el general Bermúdez da! hizo alusión al asunto del dta, hablándose Castro- -nos referimos a la nuestra ca elp sólo de los incidentes promovidos por los sentido de subordinación y obediencia alt separatistas en Barcelona. Mando. Al partir el tren se dieron repetidos vivas Dijo que hay muchas guarniciones í a España y al Rey, contestados con gran en- que se ignora con precisión lo que ocurre tusiasmo. y que los respectivos gobernadores militare EL SR. SÁNCHEZ GUERRA aseguran qué en ellas se mantendrá la t r a San Sebastián 13, 9 noche. El ex presi- quilidad pública, Luego negó veracidad a los remores re dente del Consejo Sr. Sánchez Guerra ha marchado a Madrid. Esta tarde tuvo una ferentes al procesamiento o detención del Sr. Alba. larga conversación cotí el Rey. f Insistió en que en ningún trtmto de España se ha alterado el orden, e hizo notar 5 que por su carencia de todo siano violento, los sucesos actuales no tenían apariencia EL SR GARCÍA PRISTO A la puerta del domicilio del Sr. García revoluc onaria, s no más bien de un fenóPrieto acudieron ayer por la mañana nu -meno evolutivo, cuya manifestación no ha merosos periodistas con objeto de conseguir sorprendido al Gobierno, como lo prueba el hecho de que el ministro de la Guerra, que les hiciese alguna manifestación. A las doce salió el presidente de su casa, mientras te efófricamente conferenciaba con el cap tan general de Cataluña, iba anticiy al ver a los repórters les dijo: Han estado ustedes esperando en hal -pándose a las manifestaciones del marqués, de. Ya sabían ustedes que a las doce tria de Estclla y has- ta previendo Y adivinando sus palabras, En esa conversación telefónia Gobernación v que allí les recibiría. ca, el capitán aeneral de Cataluña, adentós! NO HAY NOTICIAS OFICIALES de hacer calurosas protestas de afecto y A las doce fueiort llegando a Got efüa -consideración al general Aupuru, cottóÍOTÓ cfón los iftipistrOi, sin hacer T nigmu ma- tamb tn muestras de piefundo respeto v nifestación. Poco después de íntiar en el sincera simpatía para el ieíe del Gobierno, ministerio, recibió e 1 duque de A modóvai para el duque de Almodóyar (leí Valle Y a los periodistas, limitándose a decirles 10 para otros ministros, si bien oaia alguno de ellos tuvo frases tan acerbas, que yo siguiente: -El Gobierno no puede comunicarles- -dijo el subsecretario de Guerra- -no ma ninguna noticia, porque no las tiene, pues- atieyo a repioducirlas to que están interrumpidas la comunicaDijo el general Bermúdez de Castro, elogiando la mesura v la serenidad- del Go (ciones. ¿Puede usted decirnos cuando llegará tierno, -que ao había sido destituido el oa i pitan- -general- de- Cataluña, y terminé d elfeeyí- -3 fe pregunta íín periodista, partidos políticos la sancionamos con este apartamiento total, a cjue -los condenamos, aun r- econociendo en justicia que algunos de sus hombres dedicaron al- noble afán de gobernar sus talentos y sus actividades, fiero no supieron o no quisieron nunca purificar y dar dignidad al medio en que han ¡vivido. Nosotros sí, queremos, porque creemos que. es nuestro dtber, y anfe toda denuncia de prevaricación, cohecho o inmoralidad debidamente fundamentada abriremos- proceso que castigue implacablemente a los que delinquieron contra la Patria, co 4 rompiéndola y deshonrándola. Garantizárnosla más absoluta reserva para las denunciantes aunque sean contra los de nuestra inopia profesión y casta, aunque sea contra nosotros mismos, que hay acusaciones que honran. El- proceso contra D. Santiago Alba queda, desde luego abierto, que a éste lo denuncia la unánime voz del país, y queda también procesado el que, siendo jefe del Gobierno, y c habiendo oído de personas solventes e investidas de autoridad las más ¿uras acusaciones contra su depravado- y cínico ministro, y aun asintiendo a ellas, ha sucumbido a su influencia y habilidad política, sin carácter id virtud para perseguirlo, ni siquiera para apartarlo del Gobierno. Más detalles no los admite an manifiesto. Nuestra labor era bien pronto conocida, y el jtaís y la historia la juzgarán, que nuestra conciencia esfá bien tranquila de la intención y del propósito. PARTE DISPOSITIVA Al declararse en cada xegión el estado de guerra, el c apitán general, ó quien haga sus- feces, destituirá a todos los gobernadores civiles y encomendará a los gobernadores y comandan tes militares sus funciones. Se incautarán de todas las centrales y medios de comunicación, y no permitirán, aparte las familiares y comerciales, las de ninguna oirá autoridad que no sirva el nueyo régimen. De todas las novedades importantes que vayan ocurriendo darán conocimiento duplicado a los capitanes generales de Madrid y Barcelona, resolviendo por sí pronta y enérgicamente las dificultades. Sé ocuparán los sitios más indicados, tales como Centros de carácter comunista o revolucionario, -estaciones, cárceles, Bascos, centrales de luz y depósitos de agua, y se procederá á. ía detención de los elementos sospechosos y de mala nota. En todo lo demás? e procurará dar la sensación de una vida normal y tranquila. Mientras el orden no esté asegurado y el régimen naciente triunfante, serán preferente atención de los militares en todos sus grados y clases los servicios de organización, vigilancia y orden público, debiéndose suspender toda instrucción o acto que entorpezca estos fines, sin que ello signifique entregar las tropas a la molicie ni abandonar la misión profesional. Por encima de toda advertencia están las medidas que el patriotismo, inteligencia y entusiasmo por la causa sugiera a cada uno en momentos que no son de vacilar, fino de jugarse el todo par el todo; es decir, la vida por la- Patria. Unas palabras más solamente. No Beatos couspliado; hemos recogido a plena luz y ambiente el airsia popular, y- la hemos dado algo cié organización, para encauzarla a un fin patriótico exento de ambiciones. Creemos, pues, qué nadie se atreverá con nosotros, y por eso hemos omitido el solicita r uno a uno el. concurso Ae -nuestros cotrijpañeros íboráiflaáos En esta. santa El Rey Llegará Hoy a Madrid La otnada de Ayer íiiaáasaáaáafc áas 63