Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. VIERNES i. DE DICIEMBRE DE 192 a. EDICIÓN DE LÁ MAÑANA. PAG, i t O S. D 1 S C U R S O S EN CATALÁN Y EL ARANCELEN ESPAÑOL El general Ardanaz, que cumpliendo, de ¡beres de disciplina aceptó el cargo difícil y ¡espinoso de gobernador civil de Barcelona, recibió un escrito en catalán que procedía de la presidencia de la Mancomunidad catalana y lo devolvió a su destino, liste escrito no era una carta particular, sino uti documento oficial dirigido por un organismo del Estado español como la Mancomunidad, que pidió y obtuvo funciones- características del Estado, al gobernador civil, que representa en Barcelona al Gobierno de la nación. No sólo es- absurdo que en estas comunicaciones se emplee otro idioma- que el español- -que, el presidente de la Mancomunidad conoce perfectamente- sino que tiene mucho, de descortesía, ya que no queramos decir de provocación y reto, escribir una comunicación oficial en catalán a una autoridad española que acababa de tomar posesión de ¡su cargo. El general Ardanaz procedió ¡cuerda; discreta y patrióticamente. De este hecho tan sencillo, tan lógico, tan ¿correcto, ha tomado pretexto el Sr. Puig y Cadafalch para poner a prueba la urbana cortesía del ministro del Trabajo, diciéndóle, én catalán, que esta imposición del idioma español es. como el tatuaje que el yencedor Hacía estampar para afrenta en la piel- del vencido... Ñ Q repare el lector en que la cita parege extraída de una novela por entregas; advierta solamente que la verdad histórica es que 1 España no ha hecho nada, absolutamente. nada contra el idioma catalán. Es faltar a todas las exactitudes querer fingir que- aquella, habla; sagrada como toda tradición, se encuentra en la situación precaria que. se: encontrara el polaco. en Ru jsia, Alemania y Austria; el irlandés, prosjcrito por la liberal y progresiva Inglaterra, y el propio idioma español, perseguido jen Puerto Rico y expoliado de toda manifestación pública en Filipinas por la República, norteamericana, que. hace, según ítficen sus panegirizadores, una religión del derecho. La nación española es más liberal, más generosa, acaso más descuidada que todas esas grandes naciones, incluso ¡Francia, que no deja salir al lemosín de los parvos linderos de las justas literarias. Ni en tiempos de Felipe V ni ahora é. ÍEstado español ha hecho un instrumento apolítico del idioma. Pedir que en los documentos oficiales se emplee el idioma oficial es un caso da orden, de sentido común, de claridad, no un arbitrio de tiranía que llega a la ridiculez del tatuaje. Quienes hacen un instrumento político del idioma, con grave mengua v daño de Cataluña, son estos políticos que hacen plataforma de olvidar la urbanidad. Saben bien, en su furor separatista, en su ansia de ser mandarine- de una nación, que no hay camino roa- cierto para llegar a la disgregación d? ataluña de España que hacer olvidar e l idioma de todos, suplantando el español por el catalán en la escuela, en la iglesia, en el hogar, en la vida civil. Es- el modo seguro de hacer extranjero al catalán én España y al español en Cataluña. No advierten que privarán al pueblo catalán de cuanto representa la cultiira española, de cuanto significa dejar de pertersece r al grupo étnico que habla español en el continente americano; no reparan en que reducen el radio de acción de cada Catalán que ignore el idioma español a! breve territorio de las cuatro provincias, cuando la extensión d. e España ofrece a fia impulsiva laboriosidad del pueblo cata- lán un mercado, de 20 millones de habitantes. La prudencia, la mesura, la urbanidad de los españoles- -pruebas de ello ha dado estos días el ministro del Trabajo frente a los discursos del irredento en máscara Sr. Puig y Cadafalch- han llenado de equívocos este problema, cada día más agudizado y cada día más necesitado de Una solución pacífica, porque no es del Segre y del Ebro. acá. donde se finge esa amenaza de la guerra civil. El Sr. Puig y Cadafalch quiere que todos los documentos oficiales se escriban en catalán; todos menos el Arancel, que se necesita en claro, y rotundo, y. aborrecido idioma español. Fuera posible que la solución del problema, sin algaradas, sin guerra civil, sin efusión de sangre, estuviera en que desaparecieran estos equívocos y en que todos habláramos con entera claridad. Nosotros hemos de hacerlo, por amor a Cataluña y por amor á España en estos mismos días. un estatuto eclesiástico definitivo para reparar las inj. usticias. de la ley de 1904. Pero ahora ya no hay amargura en los que de esto hablan desde el pulpito o desdé las columnas, de la Prensa. La esperanza de la reparación ha florecido al mismo tiempo que retoña el espíritu religioso. Y así, monseñor Touchet ha podido escribir: Las futuras negociaciones con el Vaticano harán ver la benevolencia cordial del Sumo Pontífice. Los prejuicios desaparecerán entonces y la paz se restablecerá en los ánimos, para el mayor bien de esas dos causas que nosotros, los católicos franceses, no podemos separar, y que son la causa de Francia y la causa de la Iglesia. -E. Qómes Carrillo. París, Noviembre 1.922. BASES- PARA EL PREMIO MARIANO Primera. Podrán aspirar al premio del año 1922 los trabajos de escritores nacionales- -aun cuando el autor hubiese fallecido- publicados desde el i. de Enero hasta el 3; i de Diciembre de este año, en idioma español y en un periódico editado en En los momentos más graves de la gue- cualquier localidad de España. rra, monseñor Touchet pronunció un dis. Segunda. Los trabajos- -que no podrán curso patriótico, que terminaba con las si- pasar de cinco por autor- -se enviarán a! guientes palabras: Gritemos ¡viva Cristo, director de A B C, sin firma, después del aue. ama a los franceses, y la humanidad nos día i. y antes del 15 de Enero próximo, contestará: ¡viva Francia, que ama a. Crisrecortados y pegados, en una o. varias hojas to! De entonces acá yo no sé si en el munde 1 papel tamaño comercial (27 centímetros do ha aumentado mucho el afecto hacia de largo por 21 de ancho) con objeto de Francia. Pero lo que sí puedo asegurar es facilitar el trabajo del Jurado. que los franceses son cada día más reliA la cabeza de cada pliego se escribirá giosos. Hay en todas las clases sociales del el mismo lema. Bajo sobre cerrado, y con país, y tal vez más que en ninguna en la de el mismo lema de los pliegos, se indilos intelectuales, un renacimiento d fe, de cará el nombre del autor, el título de los devoción f de fervor, que el arzobispo de artículos remitidos y el deí periódico y la Rennes y el obispo de Orleáns deben de nofecha en que se hayan publicado. tar hoy mejor que nunca. Todos los perióTercera. Inmediatamente, y dentro d- el dicos, en efecto, hablan de los dos nuevos más breve plazo posible, -un Jurado, comcardenales en términos que revelan el res- puesto de personalidades autorizadas, cuyos peto con que hoy considera él pueblo ente- nombres no se harán públicos hasta desro los asuntos de la Iglesia. Es más: algu- pués de la emisión del fallo, procederá- al nos diarios muy liberales y muy republica- examen y calificación de los trabajos prenos consagran cada semana varias colum- sentados. nas a la literatura religiosa, y hombres como Cuarta. El concurso no podrá declararLeón Daudet se resignan. a no publicar sus se desierto, y el premio de 5.000 pesetas libros cuando las autoridades diocesanas no será divisible, adjudicándose íntegro al los encuentran pecaminosos. mejor de los trabajos que se presenten, teEn general, este despertar de las almas niendo para ello en cuenta el mérito reladevotas se atribuye a la guerra. Y sin duda, tivo de los mismos, cuando no exi- sta nin 3 a gran tragedia, con sus lutos y sus dolo- guno que reúna mérito absoluto. res, ha contribuido a determinarlo. Pero Quinta. El autor del trabajo premiado 1 hay que confesar al pr- opio tiempo que el justificará de bidamente su personalidad. alto clero ha tenido también una gran parte en lo que se llama la victoria de Jesús. Prelados como los que hoy reciben el capelo de- ben ser vistos cual verdaderos apóstoles de la fe. Igualmente elocuentes, igualmente activos, igualmente tolerantes, uno y otro Las cotizaciones que han de servir de han sabido, en sus. respectivas diócesis, conbase durante el actual mes de Diciembre quistar hasta a los impíos. Cuando monse- para liquidar el tanto por ciento de recargo a que han de estar sujetas las mercancías ñor Charost dejó su palacio de Lille para producto y procedentes de naciones a las trasladarse a Rennes- -dice uno de sus bióque se aplique la primera columna del grafos- el prefecto mismo lloró. A monArancel, o de aquellas cuyas divisas tengan señor Touchet son los socialistas orleaneuna depreciación en su par monetaria con ses los que, reconociendo sus virtudes, le la peseta igual o superior al yo por loo, han tributado a menudo los más halagadoserán las siguientes: Alemania, cero enteres homenajes. Y, sin embargo, no puede ros 194 milésimas; Portugal, seis enteros decirse que ningiuno de los dos haya re 161 milésimas; Austria, cero entero nueve nunciado a. la lucha por las reivindicaciones milésimas; Checoeslovaquia, 21 enteros IK. O del clero, ni se haya resignado a la pérdimilésimas, y Brasil, 27 enteros 880 miléda de los bienes eclesiásticos confiscados en simas. tiempo de Combes. Ayer, nada menos el Echo de Taris publicaba una carta del obisEl recargo que debe cobrarse por. las po de Orleáns y dirigida. a M. Lacondami- Aduanas en las liquidaciones de los derene. en la que, una vez rriás, el nuevo cardechos correspondientes a las mercancías nal proclamaba la necesidad de llegar, a portadas y esportadas. por. -las mismas FIGURAS PARÍ SI ENSES. LOS NUEVOS CARDENALES FRANCESES COTIZACIONES Y RECARGOS