Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B. C- MIÉRCOLES 7 DE DICIEMBRE DE 1921, DJS LA, TARDE. PAG, 16. paz, podrían practicar las damas enfermeras. OTRAS VISITAS Sevlla 6,6 tarde. Desde el. hospital Victoria Eugenia marchó Su Majestad 1 a ver él solar de ia calle de Canalejas, en el. (iue. se proyecta levantar la nueva Casa de iCarreos. Luego dirigióse a la Catedral. El arzobispo, al frente del cabildo, recibió a la Soberana en. la puerta principal del templo. Su Majestad, después de orar ante, el al tar mayor, visitó la capilla, donde admiró los sagrados- cálices, soberbias obras de arte; la sala cabildo; en la que se venera el Cristo de Montañés; el mausoleo del cardenal Spínola, el tesoro de- la catedral, y la capilla real, donde oró ante la imagen de la Virgen de ios Reyes, y contempló la urna, que guarda el cuerpo incorrupto del Rey San Fernando. Después de sus %i sitas a la Catedral, Su Majestad estuvo en el hospital de la Santa Caridad, La Reina y. los infantes visitaron en la sala. del Cristo a los 29 soldados en- í érmos y. conversaron con todos ellos. La hermandad regató a Su Majestad como recuerdo de la visita a dicho hospital, un relicario ¿e oro con una rosa disecada de uno de los rosales que p antó en el jardín el fundador, D. Miguel de Manara, y una fotografía de un grupo de so! dados hospitalizados. Ai abandonar los augustos visitantes el local, los soldados vitorearon a la Soberana. Ya cerca de las: cinco, Su Majestad se retiró al Alcázar, para presidir una Junta de ¿amas de la institución- contra la tuberculosis. mientos en masa, las emboscadas que las fuerzas policíacas británicas cometían dia riamente para vencer al ideal nacionalista de los sin 4- feiners provocaban la indignación de la conciencia universal. Mil veces hubo motivo para que los de más- pueblos protes tasen contra ta es horrores, que aventajaban- en horror á las ipatanzas- de armenios y al terror blanco de Hungría: pero, por tratarse de cuestiones de orden interno en una nación cuya soberanía respetaban todos, y más escrupulosamente España, se abstuvieron de juicios que hubieran podido n e s r i t- á n i c a s -1- interpretarse como ofensas t, las institucio- 1 INFORMACIONES BEL EXTRAN 1 ERO BOLETÍN DEL D t A. LA PA? BRITANOrtRLÁÑDESA 1 El telégrafo nos trae el eco del entusiasmo que produjo en Inglaterra la noticia que el Gobierno comunicó en la noche del ir; lunes: una nota oficiosa decía que se ha 5; llegado a un acuerdo con los representantes A sinn feiners acerca dé la situación defini or tiva de Irlanda. Pero como los ministros ingleses guardaron secretos los términos del A; acuerdo, sin duda hasta obtener Ja aproSE: bacióft del U. ster, intentaron calmar, la curiosidad de las gentes prometiendo que hoy miércoles se publicaría el texto de la fórmula de concordia. Í. Los periodistas 1 de la City han trabajado para anticipar a go que sirva a saciar el hambre de noticias que sufre a opinión -inglesa, y de sus pesquisas resulta que Ir Janda no ha conseguido la plena soberanía que De Valera reclamó imperiosamente. ti De sus averiguaciones resultaría que los diputados del Sur de Ir anda- prestarán ju. ramento de fidelidad a la Corona de Su Majestad Británica, lo que significa que Irlanda sigue formando parte integrante de v los territorios del Reino Jnido, Y, claro está, si Irlanda queda unida políti m nte a! Imperio, se puede colegir que- su defensa militar y marítima, así s Ic ¿rino. sus relaciones con el exterior, siguen Centra izadas en 1 P. s. organismos imperiales. De otra parte, han debido ser atendidas las exigencias del Uistei- -cuando e Gobierno iríglés cuenta cea qge- vljklr. Craigy en nom bre del Paríamentoi áj 4 Jí fte aceptará el acuerdo último. J- h r Estas riotxias de paz. en Irlanda serán reevaidas con júbilo, en todo e mundo. Los v c: horrores. de la persecución ir andesa eran una página vergonzosa de la civilización. S Lt) s asesinatos. Jos mcenditis, los fusila- Nosotros no nos desviamos e está conducta- p ra no. imitar á periódicos británicos muy fáciles a dar acogida. y a propalar graves acusaciones corítia nuestro país, que no tiene en su historia colonial ni de i chas po íticss páginas de refinada cruel dad. Como honjbres nos alcgramos. de que 1 la paz se haya írmado entre británicos e ir andeses, y nomo cmdadáiios de Europa, celebramos que desaparezca usía de- las causas de perturbación en el continente. Si el acuerdo queda definitivamente establecido a satisfacción de las tres partes litigantes, -será un triunfo de Lloyd Geprge, que- fortalece así su situación política, y de este jnodb, libre de las gr, aves- preocupaciones del problema irlandés, -actuará enWashington con- a plena representación del pueblo británico. I ACUERDO ANGLQ. IRLANDÉS I Lonárés 6, 1 i noche, be ha publicado I el texto del convenio anglo- irlandés. En él se dice que Irlanda tendrar el mismo estatuto que los demás dominios que constituyen el imperio británico, teniendo Útilísimo en los adultos e Insubstisu Parlamento y un Poder ejecutivo restuible en los niños. De venta en ponsable ante él. todas las farmacias. Dep. E. DuIrlanda- tomará el nombre de Estado liran, Mariana Pineda, 10, Madrid. bre de Irlanda. PEDID EL DETEN Tendrá, con algunas reservas, ia misma pues hay- imitaciones posición que el Canadá con resj ect, o al Gobierno y al Parlamentó británicos. Los miembros de -Gobierno prestarán juramento. Irlanda pagará la cuota que Ie- corres ponda en la Deuda pública. ¿HABÉIS PROBADO LOS LIBROS Las fuerzas- del Imperio, británico se en- i cargan de defender en el mar a Gran J 3 reDE HOJAS MOVIBLES? taña e Irlanda, hasta 1 que ambas hayan toEn use en los principales Bancos y casas mado disposiciones, que permitan al Estado de comercio de España y del extranjero. libre de Irlanda encargarse por sí mismo Pedid lista de referencias y catálogo dé defender sus costas. Podrá coststruir general. R. -BARTHOLOMEW los navios necesarios para la protección di (concesionario) sus Aduanas y pesca; MADRID: Feínanflor, 4. Una comisión ariglo irlandesa revisara BARCELONA: Kainbia fiel Centro, 1. este acuerdo pasados cinco años. El Gobierno de Irlanda facilitará en tiempo de paz y guerra- a las- fuerzas britále nicas todos los auxilios nava es y aéreos que (ALICANTE) El paraíso dé la cosía levantina. Tempera- le- p diera el Gobierno británico. Los puertos de la Gran- Bretaña e Irlantura mínima en invierno, 12 grados. da estarán abiertos con absoluta, libertad a los barcos de ambos países. Si en el plazo de un. mes. después de ratificaoo el presente acuerdo por el Parlamento británico, se pronunciará en contra deí mismo la Cámara del Ulster, los. Poderes, del Estado libre de Irlanda ya no se, extenr. erán al Ulster, sino que se delinrtará a frontera del Norte y Sur de Irlanda on arr- eg o a la voluntad de las poblaciones. res. pectivas, siendo encargada de fijar d c. ia frontera una comisión especial. Si, por el contrario, el Ulster acepta, el acuerdo, d Parlamento uísteriano seguirá ejerciendo el mismo podsr que actúa mente y él Parla? mentó de Irlanda ejercerá, en lo que atañe, a cuestiones sobre las cuales el Parlamento del- Norte de Irlanda no tiene actualmente jurisdicción alguna, un poder igual sobre el Norte v el Sur de Irlanda. 1. N ¿el Parlamento ir andés- ni el del Ulster podrán favorecer a ninguna religión áett minada ni restringir el libre ejercicio de ninguna. r El- Parlamento del Sur de Ir anda. cpnstituíao, en virtud y, con arregló ai Hóme Rule será convocado. 1 Productos Químicos El acuerdo será sometido inme iatamenr Jieister Lncms y mniog. S. i te por el Gob! erno br tán. ico a ¡a aprobaSírcelo TU ción del Parlamento británico, y. por los fir ¿partido 203 ma ntes irlán. áesé? al Parlamento. del Sur. y de ser aprobado, será ratificado- y promu gado por medio d leyes, y- l I)