Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BG. DOMINGO i t f M NOVIEMBRE ÍH 3 io. xg. ÉI 3I CION DE XAMANAKA. PAO. de la República bávara, estaba formada pgr de la guerra. Se confirma que, continúan los Se les concedió el per- misp y autorización; desórdenes en Austria y en Hungría. En, -para poder usarla telegrafía sin hilos y a- viEiiies de personas. f- Viena, la situación alimenticia es muy gravé, y se reclama con. insistencia- por la burguesía la, ocupación deja ciudad por las tro- pas. -francesas e inglesas. sar a. Spa. la salida del correo especia! Después de los discursos incendiarios: de los oradores republicanos- y socialistas, -la muchedumbre atíoptój entre entusiastas acia- ¿naciones, la resolución de exigir la abdicación del Kaiser, la renuncia, del al Trono. del Imperio. la introducción de un régimen democrático en Alemania, la aceptación del armisticio y las reformas: sociales. Ün fcrmidab, e cortejo, Wgo de mías- un kilómetro, precedido de una banda, mi, litar y del que forrnaban parte numerqsísi anos soldados. se dirigió hacia -el Palacio Real y los ministerios, donde el Gobierno publicó avisos recomendando calma y san- gre- fría; EL JEFE DEL MOVIMIENTO f París 9. 5. tarde. Le MaHn di- ce. q e el Jefe del movimiento republicano de Bavie ra, M. -Fuster Eeisen es un. periodista, cola Dorador del Munchene- r Post, que enioox se dio a. conocer como orador elocuentísimo é i- lás agrupaciones socialistas. MANIFESTACIONES PACIFISTAS i Ginebra 9, 7 tarde. Dicen de Viená que las demostraciones en pro de la paz se m ul tipiicán en toda Bayiera. j En Erlanger y Furat se han organizado en ese sentido violentas manifestaciones. En ÍTuremberg sé celebró una reunión monstruo, a la que- asistieron millares de personas. En ella se aprobó por unanímida- d una resolución- exigiendo la abdicación inniedia. ta del Kajser y la constitución- de un Estado verdaderamente, -democrático. Después de esto, tos delegados se reti- i raron. D. E. L A R. M I S T J C I O DETALLS S DEJUA ENTREVISTA París 9, 3. tarde. He aquí algunos detalles inéditos acerca de la llegada de los parlamentarios alemanes, al Gran Cuartel del mariscal Fóch. -A los radiogramas alemanes dando cuenta de la salida de los delegados para las líneas francesas, el alto rrnando francés respondió que los delegados alemanes podían presentarse el jueyes, entre ocho y diez de Ja noche, en una encrucijada dé la carretera de La Cápelle. que: de fcasarían visiblemente los faros luminosos de varios proyectores. Simuítáneaménte se circularon las órdenes- oportunas para que se suspendieran, las hostilidades en varios kilómetros del fren- te francés cerca de este punto. A las. nueve llegó un automóvil al sitiodesignado. Venía precedido por un grupo de gasta- dores encargado de reparar Ta caretera, destruida por las granadas. Los. delegados alemanes fueron recibidos por una comisión de oficiales franceses; subieron a. unos coches, con las cortinillas bajadas; los oficiales franceses se colocaron al lado. de. los conductores, y los coches llegaron al cas- tillo de Érantcort, pertenecientes ai marqués de Leigne, en el bosque de Compiegne. Los delegados pasaron la ñoohe en el castillo, y a íá mañana siguiienfce- se dirigieron én automóvil a ía estación deRethonde. en donde- estaba ya preparado. el tren especial qué había de llevarles, al Cuartel general del mariscal Foch. A- las nueve de la mañana, el mariscal d. spuso que los delegados alemanes fueran conducidos a su presencia; la entrevista. comenzó por el examen detenido de los poderes conferidos por el Gobierno- alemán a susrepresientaníes. Después, el ministro alerhán Erzberger manifestó en francés que, habiendo sido informado el Gobierno alemán por el presidente Wilson- de que- e! mariscal Foca estaba calificado para comunicarle las condiciones de. los al ados, -aquel Gobierno les había nombrado susplenipoteñcia- rios, al efecto de conocerlas: y firmar eventualmente el armisticio. El mariscal Foch; tomó entonces el docttsnento y dio lectura, n alta voz, recateando cada- palabra. Los delegados conocían por comunicaciones, oficiosas el conjuntó de las estipulaciones; pero, aj escucharlas minuciosamente íormuladas, con exigencias concretas, parece que sentían por primera vez toda la extensión de 3 a derrota alemana, Hicieron pocas observaciones, e indscaroti sencillamente las dificultades materiales que entrañaban la. ejecución de algtniás cláusulas. El mariscal Foch redactó trna comunicación para el presidente- del Consejo y la envió. a París, por medio de un automóvil, confiándola a uno de sus oficiales- ayudantes. Está fechada- a las diez y veinte. de la. mañana, y. llegó, a manos del ministró de la Guerra a las doce menos einco. El; mariscal Focii da ¡cuenta al jefe, del: Gobierno de. los, detalles de la entrevista; pero esos detalles no sé han publicado aún. Mientras tanto, los delegados alemanes- ¿despacharon el correo para Spa, el cual no podría haber llegado a su destino hasta ayer a, última hora de la tarde, y si la contesta- don del Gran Cuartel general alemán iba. por la misma vía, podrá. estar en Guisa al mediodía de hoy. -Si es radiotelegrafiada, los acontecimieri- tos paeden- precipitarse mucho El lunes, a las once de la mañana, expira el pla o concedido a Alemania para aceptar o rechazar las condiciones del armis- tició. ri GRAVES PES. ORDENES: EN AIÍSTR- IA- H- Ü. NGRIA Berna 9, ío noche. Viajeros ¡que acaban de regresar de Austria J Hungría confirman la gravedad de los desórdenes que allí han ocurrido. En Budapest, -particular- mente, durante muchos días, los soldados turbaron el orden en ías calles, desvalijand o a los transeúntes y entregándose a toda clase de excesos. La- Guardia nacional tuvo qu- e intervenir. i En provincias continúan los desórdenes. En Fizkemet ha sido. asesinado el procuv rador gen- eral. En. Ersekuijvar; Í 3. s autoridades lian sido- impotentes para restablecer. el orden y el; pill. aje en- general. En Illava, desde ef. comienzo de la revolución, han ¿ido saqueados 3.000 vagones. No circulan -Jos trenes entre Viena y Budapest, y continúan los desórdenes a los gritos de Abajo el Rey! y ¡Viva la República! Toda la no. fcleza abandona Budapest, y! gn ¡Vieiia. jse produce 1 mismo iéxocio. i Zurich 9; 11 noche. Una. personalidad jfnportante que lia llegado a- Suiza, proce. dente de Viena, ¡ha. referido las condiciones de su viaje. El 2 de Noviernbre- 4i a dictío esa persona- -thabía en aii tren un departamento con un. cartel que decía: Corte y estaba reservado a- dos personajes, de los cuales uno de ellos habla 1 ocupado va su puesto. El vagón v fue en seguida invadido por otros viaj er- os, que arrancaron el cartel oficial y ocuparon los puestos reservados; El segundo persona je oficial llegó y ocupó su asiento. Los dos personajes eran el- conde Berehtqld y- el príncipe- S- dioenberg, El tren f- ué invadida en Inspruck por tandas de soldados que habían desertado del frente 1 italiana, que llegaban del mismo y. llevaban grandes cantidades de víveres. Miles de desertores, acompañados de mtij res, Eli CORREO ALEMÁN, PETgNI- i? O. -RADIOGRAMA FRANCÉS Londres 9, 5 tarde. La Oficina de. la Prensa ha íaciHtado tcia nota oficiosa, en... la que. se dice que, debido a la. fuerte acta- yidad del fuego de artillería alemán, en el frente de batalla el- paso del correo alemán; que iba desde el Gran Cuartel del mariscal Foch a Spa, ha tenido que retrasarse tan- to, que no se cree qtre- pueda llegar al Cuartel general alemán hasta por la, tarde. En su consecuencia, ninguna decisión relativa al armisticio piuede conocerse hoy. El Gobierno francés ha expedido el siguiente radiograma: Al Cuartel general alemán. E l capitán. von cuyo paso se había anutLciado por el general von Winterfeld, estádete nido, por el fuego alemán. Tiene orden dé volver a las: líneas. alemanas por el caniisjo de La Capelle y Fournies. El fuego fran- cés ha cesado en este camino desde las seis: de la tarde. NUEVO CORREO ALEMÁN V: Pa rís 9, 8 noche. Los parlamentarios: alemanes han sido- autorizados para enviar un, nuevo correo al Gran Cuartel general: alemán de Spa, donde se encuentra el Kaiser. Se. espera que regresará probablemente por Ghateau Fontaine, cerca. de S e l i bajo ia- rv- iguanc; a del mando militar. COMTRA LA. -IN. DUSTRÍA LOS PLANES DE. MR. PALMER Parts 9, IX noche. Telegrafían de Nue- Ya. York que Mr. Palmer, encargado del secuestro de los bienes enemigos én los Estados Unidos, ha pedido a los banqueros americanos su epoperacion a fin. de suprimir radicalmente la influencia alemana en la industria americana. Míster Palmer dice en concreto que setrata, de americanizar las grandes industrian- americanas dirigidas por. los alemanes has- í ía ahora, a fin de que no. quede resto del. derecho de propiedad de los subditos ale- inanes. Después, M. Erabergier pidió que, én interés de. la Humanidad, se concediera una in- r mediata suspensión de hostilidades. El mariscal Foch replicó c ¡ue no podía tratarse de ello, y que la única suspensióii; de, hostilidades admisible Sería la- que siguiera a l a firma del armisticio. Los plenipotenciarios imperiales pidieron... entonces permiso para enviar un correo especial a Spa, con objeto de llevar el texto de las condiciones del armisticio que acababa de serles entregado a! Gran Cuartel general alemán, donde lo esperaban el áfíWM -JS- X- s cancillera Míster Palmer añade que espera. obte- ner autorización para emplear los T. 000 millones de dólares a que asciende el iirjporr! te total de los bienes enemigos, cantidad que tendrá en breve a su disposición para atender a las legítimas reclamac- oneg de ios americanos, víctimas de los métodos de glí s i r a deios aíemanej. TM