Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRA. FO Y TELEFONO S DE TODO EL MUNi DO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRA FO Y TELEFONO EDITADO POR LA EMPRESA PERIODÍSTICA tPRENSA ESPAÑOLA l EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID EL 1II XISTR 0 DE LA GOBERNACIÓN, SR. BURELL (i) Y EL ALCALDE SALIENTE, DUQUE DE ALMODOVAR DEL VALLE (2) DESPUÉS DE LA TOMA DE POSESIÓN DEL NUEVO ALCALDE, SR. SILVELA (3) VERIFICADA AYER (FOTO DUQUE) existían En cuanto á la Prensa, no ha sión de la respuesta que éste diera á las exteriorizado júbilo por un suceso que pue- proposiciones de paz alemanas. Recordede favorecer á la causa alemana, y mucho mos los artículos que la Prensa franco- inmenos ha fundado esperanzas en él. El pue- glesa dedicó al Zar, al padrecito de todos LA REVOLUCIÓN RUSA Y ALEMANIA blo alemán no espera la propia victoria de los rusos Hablaban del amor y la venePiemeditadamente me he abstenido has- la colaboración que puedan prestarle los ración que sentía el pueblo y el Ejército ruso por su Emperador, ta ahora de hacer comentarios sobre el mo- revolucionarios rusos, con lo que está á cu- ral de Nicolás II, de la del espíritu libealta justicia qtio bierto de desengaños. Una certidumbre quevimiento revolucionario ruso. Toda condaba en claro entre la maraña de noticias inspiró todos sus actos, incluso al salir declusión hubiera sido al azar y caprichosa, fensor de los pueblos eslavos oprimidos ptr puesto que Alemania acaso sea el país en confusas, turbiai, interesadas y poco dig- Austria. ¿Y el incienso quemado en nomdonde menos se sabe de sucedo tan impor- nas de fe, que venían lo mismo del Norte bre del príncipe, joven héroe, cuya presentante. Los Gobiernos de la Entente y I03 que de Occidente: que la revolución rusa, cia en los campos de batalla hacía de los neutrales tienen informes fidedignos por así como el actual Gobierno provisional, soldados leones... Los ¡as comunicaciones cifradas de sus repie- son, abra de Ja diplomacia de la Entente y y de Londres agotaron periód cos dey París para Zar para sentantes diplomáticos; pero aquí no Se re- más directamente de la inglesa. El pueblo los grandes duques todos loselditirambos y cibían, ni se reciben más que las noticias alemán comprende, pues, que en tanto el todos los piropos, los mismos piropos y ditioficiales lanzadas por la Agencia telegráfica movimiento revolucionario ruso no cambia rambos que ahora dedican á los elementos de San Petersburgo, y las interesadas que de fase, todas las esperanzas podrían salir revolucionarios, mientras Nicolás II llo- a hacen circular Reuter y Havas. Cuando fallidas. Alemania espera con calma y si- su Trono perd do- en una prisión. ¡Así le más, podían servir para formar opinión las gue contando sólo con su propio esfuerzo pagan el servicio que les hizo poniendo si s noticias particulares de los periodistas ins- para vencer. millones de soldados para realizar el comtalados en la frontera sueca, para husmear No obstante, el proceso de la revolución entre cuál es la realidad detrás del telón. Todo rusa se inicia como una repetición de otro plot contra Alemania, fraguado ser de París El gran esto no servía como elemento de juicio. Se hecho histórico semejante. Y á medida que y Londres! para ejemplo puede que, á esenseñanza explica que la actitud alemana haya sido se concretan los hechos, se concreta para- tas horas, tienen otros Monarcas adulacioen y sea todavía expectativa. El canciller se lelamente la opinión alemana. Inglaterra y nes de la Entente. los oídos las limitó á asegurar que nunca Alemania tra- Francia, que adularon al Zar para que cotó de intervenir en las cuestiones interio- laborase en los planes contra Alemania, La Entente ha desencadenado la tempesres de! país vecino, y añadió -que el pueblo ahora lo han echado por la borda. Toda- tad pensando en quedarse dueña de la siilemán acogerá con alegría el nuevo ra- vía estará fresca la tinta de los telegramas tuación, ser el único arbitro de los destinos imen de Rusia, si contribuye á restable- llenos de adulación que M. Poincaré y el de millones de hombres, de cuya acc íu cer Ijfs relaciones d, e amistad que antes Rey Jorge V enviaron á Nicolás II en oca- guerrera esperan el aplastamiento de AleDE NUESTRO EXVIADO ESPECIAL A B C EÑ BERLÍN