Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Dg TODO EL MUNDO, PQR CORREO, CABLE, TELÉGRA. FO Y TELEFONO g DE TODO EL MUN DO, POR CORRER CABLE, TELÉGRA FO Y TELEFONO EDITADO POR LA EMPRESA PERIODÍSTICA PRENSA ESPAÑOLA 1 í í -J í v- í s i, v i. 1- Í sf REGRESO DE LOS REYES A MADRID M. EL REY REVISTANDO A LAS TROPAS QUE LE TRIBUTARON HONORES EN EL ANDEN DE LA ESTACIÓN ASPECTOS ESPAÑOLES (roro DUQUE) EL VITALISMO En un comeicio de la calle de Alcalá se exhibe un aeroplano La gente forma espeso grupo ante la vidriera, porque, sin Suda, el aeroplano es muy lindo y digno de contemplarse, porque está fabricado en anos talleres españoles, porque, enfin, todavía no se ha hecho bastante habitual y manido ese artefacto aereo que hambres eontempoi aneos de nosotros han tenido la suerte y el talento de inventar. Sesenta ú ochenta años atrás, el público se agrupa a del mismo modo delante del modelo df una locomotora. Pero las cosas c van más aprisa cada vez. Y en tanto que la locomotora hubo de conquistar ti aprecio de los pueblo con dificultad y lentitud, la navegación aerea se impone rápidamente. El público moderno se halla mucho más preparado para aceptar todas las innovaciones. Recordemos la historia del automóvil, cuyos principios apenas son de ayer, y ya estamos saturados, mpapados de automovilismo. El aeroplano es recientísimo; mañana tíos será familiar el seguir las vías Impalpables del aire. Alguna vez terminará esta g- uerra, y entonces, enmudeciendo la artillería, Jos artefactos aéreos serán concedidos al hom- I bre para los menesteres pacíficos de la vid Primero tuvo el aeroplano una mera significación deportva; después lo absorbió el elemento militar, y actualmente en efecto, no se con Qibe un aeroplano si no es sirviendo á las necesidades de la guerra Pero bien se comprende que el hombre no habrá deseado volar á través del viento con el único propósito de herir a sus semej antees Matar al adversario es una función eventual y transitoria que tiene justificación en un momento; en cambio, tiene el hombre la eterna y constante necesidad de trasladaise aprisa por el espacio i Un aeroplano Pues bien, pensemos atentamente en lo que esto significa, y veremos que el mundo, aunque no se a más que externamente, se transforma á nuestras baibas Los chicos niegan al fútbol, los jóvenes leen á Nietzsche, los duques viajan en automóvil, los talleres españoles fabrican aeroplanos, en nuestros puertos hay submarinos, ¡y Guadalajara se va á convertir en un centro industrial Confesemos que las cosas marchan aprisa. Podemos afirmar desde luego que los tiempos son muy disMR HAMILTON FYFE, NOTABLE PERIODISTA tintos y que nuestra maquinación mental necesita transformarse. I TGLES, QUE DIO AYER UNA INTERESANTE CONFERENCIA EN EL ATENEO ACERCA DE LA i Políticos picarescos, oradores retóricos, REVOLUCIÓN RUSA peiiodistas fiívolos. burócratas petrificaiiS,