Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 2 3 DE MARZO DE i ¿iy: ElrtClOMr 4- aPAG. x 6. teflaao, cerno el carácter de los personajes tan bien visto? en la hidalga tierra de Se- j govia, donde la acción ocurre, es La a ¿caZdesa de Hontanares coma una ventana abierta al campo por donde penetra á raudales la vida y la naturaleza. Estas comedias, que sólo el estadio del natural y la convivencia con los modelos pueden ofrecer á la inspiración del- artista, al que toca por su parte el buen gusto para elegir, embelleciendo después lo que su retina acreció, son á nuestro organismo, un poco fatigado anfce la contemplación de tantas obras almidonadas, artificiosas, de encarecido aire de mundanidad, como bienhechoras ráfagas de oxígeno. Vamos, que se ¿respira á gusto. Ésta sensación nos produce La alcaldesa de Hontanares? y es de lamentar que aquel resurgimiento del regionalismo sn el teatro, iniciado por Feiié y Codiaa, y qae des pues sólo los Quintero han sabido mantener, fuera Simplemente una modalidad de momento. El éxito de La alcaldesa de Hontanares, snás que era el interés de su asunto, que ya tiene antecedentes en otras obras- -el despecho y la envidia al servicio de una mala voluntad y de una mala lengua para destruir la felicidad de un hogar honrado- está en la admirable pintura del ambiente, en 2 a justa entonación de aquellos pastores y labradores, en la nobleza y generosidad coa que está tratado el amo en la característica propiedad del lenguaje y en lo pintoresco de aquellas escenas que reproducen la breve institución tradicional de la fiesta de Santa Águeda, en la que el pueblo elige para un día, como alcaldesa, á la que estima mejor para que gobierne y apaciente á sus iguales, asunto que, por cierto, ha inspirado á Tomasito Burras la ópera cómica Zamarratnala, que musicará el maestro Luna, y q e conoceremos la temporada próxima. El éxito fue grande y merecido; uno de áe los más resonantes de este año, poco afortunado en verdad para la producción drasiática. La alcaldesa de Hontanares hace honor al Jurado que la eligió, entre otras, para ser premiada en el concurso del Círculo de Bellas Artes. Digamos ahora que la interpretación fue excelente, adecuada en un todo al temperamento de los personajes. Carmen pobeña dio sincera y naturalísi sna expresión á la señora ama. y en las escenas últimas, emotivos acentos de generosidad castellana. Vistió lindamente el traje típico segoviano, y su presencia en escena fdé saludada con un admirativo murmullo. Carmen Jiménez revist c su papel de la más viva simpatía; ia señora More r comouso con jran arte su tipo, escuchatido merecidos aplausos. Muy bien Joaquina fino en las escenas en que tomó parte. Rute Tatay, que celebraba su beneficio, esturo acertadísimo en el señor amo al que d ó franco y noble gesto. Alfonso Muñoz inmejorable; Viña, e! saladísimo Me sejo y Cantalapiedra mostráronse igualmentt dignos d- su buen nombre. Precedió á la representación de la comedia de Rincón y Montesinos el estreno de Veteranos, episodio dramático en un acto, original del admirado costumbrista Pedro de Répide. Es un cuadro muy interesante, de sobria accióp, que tiene un gran sabor de cnen 0, y termina con una nota muy bien sentiia y encontrada. Ruiz Tatay, en el vagabundo; Carmencr a Cuevas y lo señores Viñas, González v aria y EnT io Mesejo, compartieron los ¡i ausos con el autor, que se personó en es 11 a repetidas veces. Una jornada, en fin. victoriosa oars tos del E SMFAMTA ISABEL. LOS CAMINOS DE ROM A Aunque Luis de Llano había comenzado su carrera en Madrid al lado de la inolvidable María Tubau y años más tarde se había hecho notar como un admirable galán junto á Enrique Borras y Rosario Pino, puede decirse que el eminente primer actor del teatro Infanta Isabel no fue aquilatado por nuestro público hasta la actual temporada escénica, temporada en la que se nos ha presentado c ompaftiendo una razón social con la exquisita actriz Antonia Plana y como director de una compañía disciplinada y homogénea de las que se ven pocas. El público madrileño ha juzgado este año á Luis de Llano como un valor completamente nuevo en plaza, y por ello es extraordinario el fenómeno que hemos podido observar acerca de este público con, relación á este actor. No es el público de 2 a corte muy fácil de convencer por las reputaciones hechas que él no ha seguido paso á paso; muchos son los ejemplos de artistas consagrados fuera de Madrid y que en Madrid fracasaron después inapelablemente. Por esta circunstancia, es una ejecutoria para Luí? de Llano su vem vidi vici ante el supremo tribunal de la corte. Llano debutó en el m- es de Octubre, y desde el primer instante encajó en nuestro público. Durante la campaña que estos días termina ha interpretado ios personajes más contrapuestos, y en todos ellos logró acusar su personalidad bien definida. Espectadores que le recordaban en trabajo dramático habían puesto en duda sus aptitudes de actor cómico. Hoy ya no duda nadie. El art sta que, como Llano, acierta á crear el Do. Cándido de La Concha, es un actor cómico estupendo. Así lo reconoce el público madrileño, que desde ahora tiene á Luis de Llano por uno de sus actores predilectos. Ceferino R. Avecilla y Manolo Merino, triunfadores este año en el Infanta Isabe! con su preciosa comedia La máscara de Don Juan, hiciéronle anoche á Luis de Llano el regalo de otra comedia que desflorar en su beneficio: Los caminos de Roma. La nueva obra de los jóvenes y celebrados autores es un nuevo acierto. Los cami nos de Roma, muy bien concebida, planeada con indudable destreza, dialogada con fluidez y sin violencia alguna, constituye un éxito sin atenuantes, unánime, rotundo y merecido. La concurrencia, que llenaba e teatro, siguió la obra con creciente interés y aplaudió mucho al final de los actos, obligando á saiir á escena á los autores infinidad de veces. La interpretación, primorosa. Antonia Plana no tiene en la nueva comedia un papel adecuado á sus méritos, pero supo prestarle un relieve que los autores habrán sabido agradecer. Muy bien, la monísima María Banquer, la excelente María Brú, y los notables actores Emilio Díaz, Nicolás Navarro, José Rausell, Pedro González y Migue! de Llano. Y ahora, en párrafo aparte, digamos que el beneficiado, creando un tipo nada fácil, estuvo portentoso de naturalidad y logró producir la risa sin salirse de lo mas sobrio, con el gesto únicamente; como los grandes maestros de la escena. 4 Luis de Llano unió su éxito personal al éxi o de loa autores. Enhorabuena á todos. ESTRENOS OE HOY En ia Princesa: A las diez nie. ios arto, el drarna en tres actos El mal que no nacen, orisrkial de Ds Jacfe- lo Benavewte. REAL ORDEN INTERESANTE El ministro de la Guerra ha manifestado que mañana publicará el Diario Oficial una interesante Real orden, disponiendo que, en lo sucesivo, no se concederán prórrogas para el pago dé las cuotas á los reclutas que quieran acogerse al capítulo 20 de la ley de Recluts, miento. Añadió que, en años anteriores, se han concedido eslas ampliaciones de plazos, porque las peticiones de los interesados se justificaban en el desconocimiento de los preceptos de ia ley; pero, transcurridos cinco años desde su promulgación, los hechos demuestran que ya no es el desconocimiento, y sí el preiexto para no pagar el primer plazo, mientras no tienen la seguridad de que ha de corresponderles el servicio de filas. Tan aibusiva aplicación de los preceptos de la ley ocasionaba considerables perjuicios al Tesoro, y hasta se convertía en daño de otros, por el destino á África, y por ello s e dicta esta disposición, en la que se otorga una última prórroga y da reglas sobre el particular, que convi- ene conocer á cuantos deseen acogerse á sus beneficios. A preguntas que le hicieron varios pe riodistas sobre las recientes reformas del Ejército de África, publicadas por Real orden el pasado día 11, manifestó que la completa reorganización quedará ultimada, como ya había dicho, en todo ei mes de Abr. l. asá como la repatriación de unidades. USA VrSITA A CÁDIZ El general Miranda, que acompañó á Si? Majestad el Rey en su viaje á Cádiz, hizo ayer á los periodistas interesantes declaraciones. Se mostró verdaderamente satisfecho de! resultado del viaje, elogiando todos los establecimientos y organismos de la Marina obieto- de la visita del Monarca. Tuvo palabras de sincero encomio para la- Escuela Naval y para sus alumnos, los p! ¡meros que salen de este centro, y que han probado elocuentemente la instrucción práctica que han recibido. No menes entusiasta se mostró del profesorado, que ha hecho sus prácticas en los buques de la segunda división de la escuadra, y mostró su admiración por lo que be refiere al Apostadero, estado de policía de las tropas de Marina de San Fernando; al arsenal, doncie actualmente se consrrajen grandes remolcadores. La construcción de proyectiles, inspec cíonada por S. M. y de ia que éste q. nedó muy satisfecho, no es menos digna de elogio que la fabricación de municiones y cañones en La Carraca para la escuadra y para el Ejército. t Otra de las cosas qtte merecieron fer vientes elogios del ministro fue ¡a factoría de Matagorda, donde se reparan averias al transatlántico Victor a Eugenta, y se construye ofo de 10 000 toneladas, Interrogado el mirisíro respecto 1 i? 3 comisiones qje fueron á visitarle, peticiones que je hicieron y lo que sobre ellas pensaba, dájo que se procuraría atender á todos. como era siempre su deseo, y manifestó que le había visitado una comisión de pescadores de Santi Petri, pidiéndole la destrucción de la barra de aquel sitio, que tancas desgracias había causado v que ta i ío perjudicaba á los pescadores. i genera Miranda, que considera atea nrr rrmí irTT- TT- rr 111 n imi i