Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 36 DE ENERO DE 1914. EDICIÓN t. a PAG 7 UN CAUDILLO GLORIOSO L LA ENFERMEDAD Y LA MU 3 RTE A. as cinco y media de la mañana de ysr lia íallec do en Madrid el ilustre capitán g? ner, al D. Camilo García Polavieja, marques de Polav eja. l a acucia produjo al ser conocida la natóral impresión, pues aunque el ms: gne eau ¿Ifio se hallaba entermo desde hace algún tiempo, nada hacía suponer que su dolencia twv ¿se tan rápido desenlace. La úll ma noche, según su costumbre, cfcspués de la cena frugal que soiía hacer, se entretuvo en jugar al tresillo con su hijo ÍD Camilo, capitán del regimiento de León, que era ayudante del finado, y con su otro ayudante, D. Epifamo Barco, tenxnte corone 1- cíe Ingenieros. A! as doce, hora en que acostumbraba á dejar la partida, el general manifestó eníoniiarse un poco molesto y sin ganas de idprwi r, por sentirse presa de una excitación nerviosa. En vista de esto, acordaron prolongar la g rt da hasta que el Sr. Polavieja se sintk- M candado y pudiera dormir. A ¡as dos, según confesión propia, se SCr- tía completamente bien, por lo que, tanto vu hijo como el Sr. Barco, se marcharon á sus respectivos domicilios. v Eí general se retiró á sus habitaciones í ar Jcuiares y en ellas se entretuvo en hacer solitarios- -acompañado de una herman? de la Caridad, que le asistía hacía tiempo- hasta las cuatro de la mañana, hora ea que, encontrándose mal, decidió acostar. e. La indisposición del naciente fue en acentuándose la gravedad hasta el quinto de que la hermana que le a, compatwba se decid ó á llamar á la familia. Acudieron en seguida al dormitorio la esposa del general, doña Concenc on Castillo; su 1 ¡3. Angeles y su cufiada Dolores, y se en 1 iV ó inmediatamente aviso á su h jo don Camilo, que liego momentos antes de la ¿nuerte. También fue avisado el doctor Alabern, íjuien acudió con la urgencia que el caso requería; pero desgraciadamente todos los recursos de la ciencia eran ya mutiles para combatir el mal. A. las cinco de! a mañana sufrió el señor Polavieja un ataque de cusnea. que le nroávjo media hora más tarde la muerte, recogiendo el último suspiro las personas da S familia q e rodeaban el lecho en aque U í ¡Op momentos. inmediatamente de acaecer el fallec míenlo del genera! es fue transmitida por tííégraío la infausta noticia á Í 05 h jos riel general D. Alfonso y D. Alvaro, que se- encuentran, respectivamente, en Baza y en jCeuía. Este último habrá embarrado ayer por la tarde, con objeto de as stir al entierro de su padre. Eti cuanto á D. Alfonso, se espera que llegue á Madrid boy por la mañana. Hemos tenido ocasión de hab ar con e! ilustrado médico m litar doctor García Montorío, méd co de cabecera del general, íá quien había acompañado en las campaisas de Fi ipwas. Nos man fesío que la enfermedad que haáía llevado aS sepu cro al marques de Polavieja había s Vo un ataque de a istolia, p oduc do por usa bronquitis clónica que paulatinamente había do invadiendo el coÓJS, hastei degenerar en disnea, de Sión. nu- acababa de enterarse del (míe acontecimiento, y rezó en la capilla ard- tnie un responso por el eterno descanso del general. Después de estas vis tas, la familia dio órdenes de no recibir, y acto 1 segtv io comenzaren á llenarle de firmas s listas colocadas en la perrería. Ya había sufrido el genera dos aliques Entre los nombics que en ellas vimos reanteriormente, uno ea Abril y otro en julio cordamos los siguiente dei pasado año. Marqueses de VaIdeftientes y Echandia; LACrii- -h LA ARDIENTE. PÉSAMES conde de Garay, marqués de Armcndáriz, marquesa de Oriíeiro; generales Luque (doií E! cadáver del general, encerrado oa se- Agustín) y Cortés; D. José de Martítegui, veio ataúd, ha sido cciocado en uno de os conde de Aguilar de Inestrillas, D. José salones pr. nc pales de la casa, vestido con el Moragas, D. Manuel García Prieto, geneumtorme de campaña. En ei pecho ostenta ral Perol, D. Eugenio Espinosa de los Monla insignia de la gran cruz de San Fernan- teros marqueses de F gueroa, D. José Gardo y ci pasador de la extinguida Orden de cía de la Concha, vi cea mirante Chacón, María isabel Luisa, que el genera ganó so- D. Ignacio Pidal, D. Julio Bisan, D. Elibre el campo ás batalla s- er. do simplemen- gen o de Castro, D. Cristóbal Mataix, en te sedado. representación de sn hermano; D. MariaEl general se mostraba muy orgulloso de no centreras. general Tovar, duque de poseer esta condecoración, primera que ga- T Serelaes, marquesa de San Juan, marquenó y por ser el único militar que a poseía. ses de Borghetto, general Santiago, marEntre las manos tiene un pequeño crucifi- queses de ilesa de Asta, conde Coello de jo, precisamente el micmo que en el lecho Portugal, marqués de EsteHa, D. José de Aklecoa, vicepresidente de ia Cruz Roja, moríuor. o tuvo su padre. a- ¿Y YELGO 8I ERNO Sr. Avecilla: el corone) jefes y oficiales del segundo regimie lío de Zapadores miEn las primeras horas de la mañana se- litares, general Honror a, D. Pío Suárez Incomunicó la noticia al presidente dcz Con- clán, D. Federico Rcqtisio, general Bascasejo de ministios, y el Sr. Dato y. sitó la ran é hijos, barón de Casa- Dava illos, ducasa mortuoria antes de reuiurse el Conse- que de Mandas, marqués ele la jo en Palacio, para rendir tributo de senti- D. M guel Villanueva, duque de Torrecilla, Ahumada, miento y respeto al Insigne caudillo falleci- Sr Rniz Jiménez, duques de Tamames y do y expresar su pésame á la familia. Nájera, y marqués de Agu lar de Campóo. Su Majestad el Rey se afecto muchísimo ai conocer la noticia de la muerte EL ENTIERRO. HONORES del general, y por iniciativa suya el miTú entierro del genera! rt lavieja se venistro de la Guerra ha dispuesto que venga á Madrid para asistir a) entierro la compa- rificará mañana fiabaao- á las once de la ñía del regimiento de Navarra, número 25, mañana, con arreglo ai siguiente Real dede guarnición en Lérida, y en ta que el ge- creto de la rres- dencia del oonscio ue mineral sen ó plaza como soldado el zo d nistros, firmarlo a cr tarde Dor el Rev: Agosto de 1855. Queriendo dar un ins. gnc testimonio del En el Consejo con el Rey, la atención prqfunoo aoor qj; e ha causado en ra; real preferente del jefe del Gobierno fue dcd. -ánimo y producirá á la nación el faPeci 1 cada en su discurso á recordar los aií s me- míerrto de ilustre caudillo que tantos días de gloria dio á Ja Patria, capifc n general recimientos del finado. No seríamos inlsrp- etes del sent r de la de iijército D. Camilo García Polav eja, opinión- -decía el Sr. Dato- -si no nos apre- marqués de Polavieja y paia si mcar asr suráremos á tr butar á la metnorii del ge- m. srno el au- o aprecio y coflsidcrac órí en neral Polavieja el homenaje cb admiración que he tenido siempre sin servicios v lealtart, de acuerdo con mi tn cío de ir nisy reconoc míenlo á qye C a acreedor. Sus grandes méritos, su brilante hoja tros, vengo en decretar lo s iren e: Arücu! o J- Se tributarán a cadáver de servicios en el Ejérc to, su vilor tantas veces acreditado, su bondad, hermanada, con de D Camilo García Pola vieja y del Cas 1 r la entereza de su carácter, íe granjearon el tillo, marqués de Po aviejp, s honores íúafecto y la consideración de todos. Día era tiebies cv. e la Ordenanza sañ? s. prra. el cahoy de recordar sus cs npañss y mando en pitán ge; te ai cb Ejército c xr- muere en Cuba y F. lipirias y de hacer notar cómo iVaza con tranco en ¡efe, celebrándole, aciecasi todos sus grados y empleos ios ganó rras, en Alacírid so amnes exeoraas el día 5 jc. por méritos contraídos en e: campa de ba- enr ue f. e 0 talla. A l 2. Por e miii stru d Gracia y El Gobierno zn pleno so a oc: a al ái c- Juit cía se dirl rlr cartas re- e? á los lo dei país por Ja muerle del gencisl y muy muy reíorende- rríobispcs, reveráteíos ol sseñaladamente hace si o el do 1o r de! Ejér- pos iv caros capHvlarcs y iurlsdiccr o ics CJ -33 par? qrc en íoaa. s i ¡ig es as cacito y de la fainil a. cc 1+ 1 Una de las primeras persona? que llegó t lrs cí, pece if ¡t? s v parrciu as úr si óivas basan cele 1 al domicilio del ilustre finado cen objeto ce- is re a c: n de diíuríoH. ar eí corresde dar el pésame á la familia, en nombre pondiente An. 3. Durante í r día á comenzar de S. M. e! Rey, fue el general Ara ida, y sucesivamente llegaron ios infantes D. i t r- desde ei siga ente á la fecha de e re Real 1 ios y D. Fernando, y la- duonesas de la decreto, vest rán de luto riguroso ¡as claS todas del Estada. Conquista, San Carlos y Rnata, en repreLas tropas crbrírán la carrera, en el trasentación de J M í la Reinas daña liaría Cristina y doña Victoria y de la iafaa- yecto compren ido entre la casa monitoria y la p ara de NTeptuno. ta dona Beatriz. El detalle de los honores que se determiTambién acuciieron á la ea a mortuoria, además del Sr. Dato, coreo hemos e cho nan en la Real orden complementaria del antes, todos los nrni? íros. el subsecretario anterior decreto y que nd can el ceremode Guerra, el Sr. Domín -uez Pascual v los nial es igual al del entierro del general Lógenerales Azeárraga, 2Io nte i Sierra y Gon- pez Domínguez. zález Tablas. También se ha dispuesto, por iiLeíallva En Jas üP meras horas de li tarde ví íto del Rey, que además de los honores ds caá. la íajailia del finado el obispo pitán general con mando en plaza ge tribu-