Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO s 3 DE SEPTIEMBRE DE IQI 3. EDICIÓN i. PAG 9. IMPRESIONES POR LOS TEATROS PUICE. EL ALCALDE DE ZALAMEA Hace pocos clías dimos en estas columbas cabal información de cuanto se propo jae acometer el insigne actor Enrique Borras en ésta su campaña, que anoche ináu guró de modo brillantísimo, rindiendo culito a uno de los más ricos florones de nues ¡tra literatura clásica: El alcalde, de, Zalamea. Es sabido que en esta obra Borras alícanza en los momentos culminantes, la inspiración, el arte superior de los grandes actores. Hízolo en la Comedia, repitió el Jjtriunfo personal en el Español, y entonces Ijy ahora dejó evidenciado que es, en este género, en esta fase de la tradición del teaitro nacional, un legítimo heredero de aqueíla gran figura que se llamó Antonio Vico. N Anoche, Pedro Crespo, encarnado con ftoda la grandeza de su realidad, volvió á ¡transmitir al público, en la palabra y en el gesto dé Borras, la sensación dramática. A ¡duras penas se contuvo en varias ocasiones l aplauso en murmullos de admiración, ésbordada luego, al concluir los pasajes y ps actos, en ruidosas ovaciones. y. Mención singular, y como primera figura, merece la primera dama, Anita Ád. ajthuz, que ayer debutó en Madrid con esta ¡categoría, a la que llega tan joven como Siena de merecimiento. Aparte su hermofeúra como mujer, es una actriz de sentimiento, emotiva, dulce, persuasiva, que dice con matices de una delicada expresión jr que vive las horas del personaje. Bien se advierte en ella el provecho de la enseñanza, realzando sus cualidades y su vofcación que la consagran en un primer puesito ante él 1 público de la corte. Fue muy aplaudida. Rafaela Las Heras, Ja excelente dama, Sió gran realce al papel de Chispa; No- güeras, un buen actor de carácter, que desItaca con mérito propio en la compañía, compuso con justeza el Don Lope; Rebolledo tuvo un feliz intérprete en el reputajdo actor Ramírez, nuestro antiguo amigo de la Comedia, y Soto, un galán joven 110 rt able, que ratifica la alternativa, dijo muy ibien su parte del capitán. Todos obtuviejron justos aplausos. i Luego se representó el cuadro de saínete sexo débil, de Ramón Martín, que nue. vamente dio ocasión al lucimiento de la ¡pareja matrimonial Las Heras- Ramírez. El teatro estaba á reventar, y en las- bu- 5 tacas rebullía lo más granado de Ta gente de letras y del público de los estrenos. En el techo y en algún otro lugar de la. sala se han hecho algunas reformas para inejorar la audición. La temporada en Price comienza- -nos ¡valga el tópico- -bajo halagüeños auspijclos. Borras se propone trabajar de. firme, ¿renovando con frecuencia el cartel, meidiante el repertorio anunciada y los estreñios que tiene en cartera. Y es seguro que el público favorecerá I a jjornada. B 5 NAVENTE ESTRENARA Las malas lenguas, que atribuían al maestro Benavente un ocio prolongado, se equiívocan. El insigne autor labora, y, digámoslo i icomo gran noticia, disfrutaremos esta tem ¡jporada mas de un estreno- de su selectísima y sin par cosecha. La Princesa cuenta ya con un drama 1 que ge titula La mal querida. La Comedia, con una ídem. ¿Qué hace- f l 0 S, lf 9 vZ r Y, como alfa novedad, ultima- una opere- nía palma de la mano, marca extra, tic la ta, la opereta que veníase anunciando hace fábrica de i.111 bajado res, tantos. dos años, y que ahora parece que. va de veComo en visita, D. Vicente se apropincuas ras Como que Lleó, que será el colabora- con fineza hasta el propio morrillo, y el toro dor de la joya, se ha sentido febril y lleva se deja sacar el estoque, y apenas le apunta ya compuestos cinco números. para descabellar se muere de gusto. Que sea pronto. (Lluvia de -pajinas, de cigarros, etc. y ¡paseo lento de circunvalación. Tercero, Asamito. LA FIESTA NACIONAL Ricardo muestra en postreros vuelos su capote, y luego lo abre en unas verónicas para Y iros. cae T O R O S Y T O R E R O S magistrales latín y in memoriam. quite magla baba en todo. Hay un D. Vicente, Salamanca. no dede placer. -y nos vuelve á caer la baba SEIS DE D. jOSE MANUEL GARCÍA. BOMLa caballería envida, y et toro quiere BITA, VICENTE PASTOR Y GALLITO hasta tres veces sin pasar del ordago CHICO la chica. Y píenle Salamanca 12, 6 tarde. La segunda co- caballares. un tanto el señor de las fichas rrida de toros ha llevado á la plaza numeMoreno rosísimo público, á pesar de que el tiempo chicos. y Patatero cumplen. como buenos está lluvioso. Ricardo liace plañer á un amigo con otro Han de tomar parte en la fiesta Bombita, brindis de despedida, y pone cátedra fin! Pastor y Joselito; pero éste no ha llegado de curso, ó, como si dijéramos, repaso de a I a hora en que telegrafío. la asignatura. El público silba al hacerse el despejo Pases de toda por la ausencia de Gallo, y comienza la li- slve, entre oles y adorno, 3 e rodillas inclil 4 palmas; dia pero después de estar el toro en la pla- estocada y descabello á laun pinchazo, una primera. (Ova- za acuérdase esperar al espada. ción y recorrido para recolección de sus Dicen que la causa del retraso de Jose j lito es un choque- del- auto en que venía des- piros y adioses. Cuarto, Farol. de Valladólid. Tardeando, pero sin- Añaden que el diestro se halla herido en varas, finiquitando tres lucirse, cumple erí potros. la cara á consecuencia del golpe. Sin nada de particular en palos, Pastor: Así es, en efecto, según se ratifica motoma al amigo con la izquierda y pases ua- mentos después. Bomba y Pastor recorren el callejón ex- torales. Dos pinchazos, más tela, una eW plicando el percance; desde la contrabarre- tocada; sigue el refajo y descabella á puW ra corre la voz hasta los palcos; se en- so. (Silencio frío, como á los postres dé tera y se aquieta todo el mundo, y comienza los banquetes prietistas. Quinto, Guantero. la lidia. Pelea bien, dejándose tentar seis veceí Primero. Bomba lo lancea y rompe el hielo. el morrillo... y los alrededores y aun ios Los del castoreño mojan cinco veces; janías, por supuesto. Resuenan dos batacazos como si fueras descienden involuntariamente tres de ellos parlamentarios, y ee va un jamelgo á! y quedan dos desmontados. Hay un vuelco 3 a olla. al descubierto y un quite oportuno y eficaPastor y Bamba ádómaase en los quites. císimo de D. Vicente. (Palmas. (Palmas. El bicho queda bravo. Ricardo cita de frente y clava un Barquero prende un par bueno; otro ídem Morenito, y repite éste con otro, á la media par, y otro, también por lo bueno, á la me- aia vuelta, f vuelta, francamente malo. Patatero se emula, que decimos los clá- r Bombita hace un brindis de eterna despedida, que conmueve á los aficionados. Me sicos, y dibuja ano superfino. -s despido- -dice- -de Salamanca como torero; Ricardo se emociona una vez más despí- ¡no como particular. diéndose de otro- amigo; y vuelve á emo- -Ricardo, á dos palmos de los pitones, clonarnos á todos, saliendo al centro del fresco y tal, mantea con inteligencia, le- ruedo, y. desde allí, con ademán- expresivo, vantando la cabeza al animal, que estaba despidiéndose del público en general humillado y más incierto que el horizonte La cual que estamos con el corazón en. melquiadista. un puño. Y siguen los abanicazos de algu- Un pinchazo, nuevos pases, media buena, ñas señoras cuasi sincopadas. escupiendo el estoque; otra media, y á otro Por lo cual pedimos música que nos dis banquete, digo, á otro toro. (Palmas. traiga la pena, y suena la charanga. Segundo, Lon to, berrendo en negro, de. Ricardo hace un programa- resumen cotí mucho poder y de hermosa lámina. todita su repertorio sobresaliendo los de Por el pronto, los varilargueros se á -pecho; pincha, -y luego cobra una- estoca- claran disidentes; pero interviene el capote da soberbia. Estalla otra ovación, y se de Vicente, y convencidos de que no hay corta el pabellón auricular, y Ricardo tie- ¿más remedio que acatar al hombre de los ne que dar rnás vueltas que un disidente dos vagones, entran por uvas hasta cuatro arrepentido. carteras, digo, veces, á cambio de tres cosA las siete de la tarde asoma la Jeta 1 taladas y un desahucio definitivo que se sexto. Esto Se. llama alterar el orden, por- i que estaba indicado el Farol para este úl- apunta él contratista de los arres. timo lugar. Los maestros se lucen en los quites. Morenito de Valencia mete un gran par; -Mientras qua siguen las aclamaciones á Vito, uno bueno, y ambos, al respective, Ricardo, eí buró conferencia seis veces con otros dos de süper. (Ovación á los subse- los de la pica, y ios voltea otras tantas y, les priva de ciaco cabalgaduras, vamos. ¿I cretarios. D. Vicente brinda en campechano y etí decir. lacónico. Vaya por todos ustés, y jptia Así, entres tinieblas, creemos, ver a tíoii Dios que haya suerte. Vicente, que sin apresurarse, y también Mete la franela con todo conocimiento sin confiarse, hace 16 suyo. y arranca al buró, que se pegaba al tablero, Dos veces pincha; pero comg no s- é. v i Un pinchazo entrando por el pasillo rec- ni gota, claro es que no acierta. Además 1, i o jnás trapo, y una estocada hasta la mis-