Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A C. VI gRNES DE DICIEMBRE OE ¿gj á 1 jBMCliOM- i PACL 8, del Ayuntamiento, él se quedó en el rellano de la escalera y yió que un forastero sacaba de un brazo al juez, á quien daban con un martillo, y con quien el declarante luchó, se abrazó, rodando ambos por la escalera hasta la mitad de ella, quedando tan pronto uno encima como el otro, viendo entonces que, al incorporarse ambos de nuevo, el Llarch, con un martillo, le golpeó al juez, rodando éste solo por la escalera hasta el final, observando entonces que el Panchito, con un grueso garrote, seguía dándole ga rrotazos, y ya abajo lo arrastraron hasta la calle. Al verse las manos manchadas de sangre fue á lavárselas á casa de su tía. Entre las declaraciones de que luego se da lectura están las que prestaron Salvador Bolufer, Salvador Cabanes y aun la de Joaquín Menent, respecto del cual el fiscal ha retirado la acusación. Igualmente se lee lo declarado por el síndico del Ayuntamiento de Cullera, señor Dura. Otras declaraciones de testigos no aportan nada interesante ni nuevo al esclarecimiento de los hechos. El juez instructor Sr. Colomer se encuentra muy fatigado y pide permiso á la presidencia para declinar su cometido en el secretario de la causa que sigue leyendo el apuntamiento. PIEZAS DE CONVICCIÓN Sueca 7, 2 tarde. El presidente del Consejo de guerra mostró las siguientes piezas de convicción: una coraza de cartón pieclra que usaba el juez asesinado el día de los sucesos, teñida en sangre; una maza de picar piedra que usó Vicente Bou; un mango de la azada usada por Cecilio San Félix; las ropas que llevaba el día de autos el procesado Federico Ansina, teñidas en sangre; una navaja albaceteña, usada por él- Chato Cagueta; el reloj que llevaba el alguacil asesinado, que fue robado por Valeriano j áarfínez antes de arrojar el cadáver al río; tres. cuchillos, propiedad de Federico Ansina, con uno de los cuales remató al alguacil, y cuatro pequeñas hachas de otros procesados. A ALMORZAR Queda leído el testimonio de toda la primera pieza, y seguidamente se suspende la sesión hasta las dos y media de la tarde, siendo la una y cinco minutos En el mismo local del Juzgado se sirve el almuerzo á los señores que forman el Consejo, y á los defensores civiles y militares. Los procesados regresan á la cárcel con iguales precauciones que salieron. POR LA TARDE Sueca 7, 6 tarde. A las tres penetraron en la Sala nuevamente los procesados. Siguen riendo cínicamente, causando con su actitud deplorable efecto. Clavell y Emilio Aubin visten mfjor que los otros, y aparecen cuidadosamente peinados. Acto seguido se da por reanudado el Consejo, y el local se halla tan lleno como antes. En los alrededores del Juzgado hay tanta gente que intenta acercarse á la puerta de entrada, que la Guardia civil de Caballería se ve obligada k. despejar, dejando libre el paso. ANTECEDENTES Y PRUEBAS Comienza esta segunda parte de la sesión con la lectura de antecedentes de los procesados y certificaciones de conducta, resultando la de todos deplorable. También se leen las declaraciones de algunos testigos, en las. que se reseñan escenas horribles. Después se da lectura la orden de reá vio cómo el Panchito le clavaba la aguja. EL tTORRET La de José Jiménez Malbntía (a) Torret: Que ía mañana del día 18 la pasó trabajando en sus tierras. De vuelta al pueblo, quiso saber lo que ocurría, y fue al puente de hierro, donde vio á Clavell que animaba á Jin grupo á perseguir al alguacil; que él, cogiendo de un haz de leña una vara, se unió al grupo, marchando hacia la casa de Manten, donde presenció que el Roig, los hermanos Perols y Ansina apalearon, hirieron y dieron muerte al alguacil; tomantío él también parte en la muerte, á excitación de Clavell y de los demás. Luego se desdijo y manifestó que cuañ, do él llegó á la orilla derecha del río, ya el alguacil había sido muerto. SALVADOR MONTANER La de Salvador Montaner (a. Cachoches: Que vio al juez en un balcón del Ayuntamiento dirigiendo la palabra á los amotinados que se colocó á la puerta de la barbería próxima á la casa capitular y allí estuvo hablando con el dependiente sin tomar parte en los sucesos que se desarrollaban y sin conocer á ninguno de los que tomaron parí- e e, n los sucesos. f INCIDENTE AI leerse la indagatoria de Montaner, el abogado civil Sr. falens, que defiende á otros procesados, pide qué se lea la fecha de dicha indagatoria. (Expectación en el público. El juez instructor, D. Antonio Colomer, íiace constar al Consejo que éste es el único atestado que no tiene fecha. EL BARQUILLERO La declaración de Francisco Colubí (a) Barquillero: que toda aquella mañana estuvo en la carretera y las calles, viendo lo que sucedía; que, almorzando, le hizo salir de casa el oir algunos tiros; que se unió, al grupo que perseguía al alguacil, y con la tachuela que llevaba le descargó un golpe en él pecho, yendo luego a buscarle á la otra orilla, donde le asestó algunos hachazos inás, yendo después á lavar la astraleta á la acequia y retirándose á su casa. ADOLFO SALOM La de Adolfo Saloin Vidal: que salió temprano de un- pajar donde había dormido y marchó hacia la carretera de Sueca; que vio en el paso á nivel, y le detuvo, un grupo que levantaba la vía férrea; que volvió al pueblo y halló delante del Ayuntamiento á un grupo en cuyo centro estaba Kn individuo muy moreno, cree que anarquista, vestido con traje de dril claro y sombrero de jipijapa, arengando á las masas y ordenando que. una comisión marchara a Sueca para secundar el movimiento; ue subió al Ayuntamiento con Escriba, el hort, el Llarch de Onteniente y su herma no y los demás del grupo, ayudó á derribar la puerta del piso; que á los disparos de íuera se oyeron dentro disparos; que él inismo hizo dos con la pistola que le dio el Chort, devolviéndosela luego; que coadyuvó arrastrar al juez por las escaleras y que yió que Cabanes le dio mí hachazo, y otro algunos cortes en el cuello, sin que el Pan chito dejase de darle garrotazos hasta la ¡plaza; que presentó lo que hicieron con el señor Tomás y el tiroteo de los Carabineros Con los grupos cuando intentó salir la tartana con el Sr. Beltrán y el hijo del habilitado. Al cabo de dos ó tres días marchóse g Tabernes, donde le. detuvieron. JUAN GREGOR 1 Sigue; la lectura, de las declaraciones. La de. Juan Gregori (a) Piiser: que mienjras los demás subían é invadían los salones PUBLICIDAD Hacia 3 muchos años que padecía intensos dolores reumáticos en las coyunturas. Proba numerosos medicamentos con resultado casi nulo. Acudí a URICURE, consiguiendo á los poco días mi REUMATISMO! CURACIÓN RADICAL, pues hace más de un año que no he sentid molestia alguna. Varios amigos han obtenid idéntico resultado. SALVADOR LLORENS, Sub. Admor, de Consumos, TARRASA (Barcelona) 23 Sept. 1909. En presencia de esta prueba de un compañero de sufrimientos, bueno será que m- obeis el URICURE para los vuestros. La acción del es tan rápida que en una semana sabréis de cierto si es adecuado á vuestro caso ya sea reuma, gota artritis, ciática ó lumbago. No afecta ai corazón ta al estómalo ni requiere una dieta especial. o Psecio 4 Pesetas la botella. c Acompañad este artículo con 50 cts. en sellos dt correo y enviadlo á Carlos Mares, calle Valencia 333 Barcelona y recibiréis una muestra URICURE. PERLAS Monfadas con brillantes verdaderos Carrera de San Jerónimo, 2 1 ADRÍD de pedida, ilindos modelos CASA SÉVERÍANO. -CARRETAS, NÜM. 7, NUEVOS Y CAPRICHOSOS ADORAOS PARA E L ÁRBOL DE NAVIDAD. R E FRESCOS INGLESES. -ALCANA, 4. Con plazos hasta de 40 años, con pequeñas amortizaciones; sin descuento de comisión al hacer la entrega de la cantidad prestada; no se cobran intereses más que desde el momento de la entrega respectiva. Admite en garantía fincas Místicas y urbanas. Tiene como norma la rapidez en la realización de las operaciones, sin perjuicio de su namea escrupuloso. Sociedad Nacional de Crédito BARQUILLO, 1. Madrid. Han acreditado LA JOYERÍA DE MOIXS CARRETAS. 3. Catálogo gratis. PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS LAS PULSERAS fifi PEDIDA ya 1I dealí PAPELERÍAS SE VENDE E 3 ST TODAS I AS BUEN AS