Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 4 DE NOVIEMBRE DE 191 T. EDICIÓN i. PAG, 9. FIN DE UNA NEGOCIACIÓN UNA VERSIÓN DEL TRATADO. LA PRENSA París 3, 1 tarde. Los periódicos todos (demuestran su satisfacción por la firma del acuerdo franco- alemán referente al Congo. Algunos se extrañan de que haya sido diferida aún la firma del convenio total. El Mcir i escribe: Ignoramos el verdadero pensamiento que inspiró el gesto de Agadif; pero conocemos ahora su resultado, que es el de que Marruecos puede considerarse desde la hora presente como formando parte del- imperio colonial francés. Estima el Gil Blas que Francia adquiere en Marruecos un imperio pagado al más justo precio. El Petit Parisién resume como sigue el acuerdo franco- alemán. Alemania se compromete á no entorpecer ÍAS reformas judiciales, administrativas, financieras, económicas y militares francesas en Marruecos, y se adhiere explícitamente á las medidas que habrán de tornarse para la reorganización y la fiscalización de los servicios jerifianos, á reserva de la libertad económica y de la igualdad comercial para todas las naciones. Reconoce Alemania á Francia el derecho de ocupar militarmente, previo acuerdo con el Maghzen, cuantos puntos sean necesarios para el mantenimiento del orden, de la seguridad y de las transacciones comerciales. La acción de la policía de Francia se ejercerá tanto en el mar como en tierra. Alemania no se opondrá á que el Sultán confíe á Francia la protección de los subditos marroquíes residentes en el extranjero, y la defensa de los intereses suyos ó encargue á los agentes diplomáticos y consulares franceses la representen cerca de los agentes extranjeros acreditados en Marruecos. El nuevo régimen judicial será instituido en Marruecos con arreglo á la legislación de las diferentes potencias interesadas, y previo acuerdo con las respectivas cancillerías. Dicho régimen substituirá los tnoiraaJes consulares. No habrá tribunales mixtos Alemania se compromete á provocar, tomando por base el convenio de. Madrid, la revisión de las listas de protegidos extranjeros ó asociados comerciales y agripólas. Ambos Gobiernos gestionaran mancomunadamente de los firmantes del citado Convenio el examen de cuantas modificaaciones hayan de realizarse. La explotación de grandes empresas, tales como los ferrocarriles, está- reservada al estado marroquí, el que podrá concederla á terceras personas. Una disposición especial trata de las explotaciones mineras, particularmente de los yacimientos de hierro. Ningún tributo podrá establecerse sobre la explotación del mineral. En cuanto á las compensaciones en el Congo, la región de Uesso queda fuera de los territorios concedidos á Alemania. Esta llegará hasta el Congo por una larga faja de territorio entre Likuala, Sangría y el ¡Ubanghi, y una punta de cuatro kilómetros de ancho al Norte de Marigunb, i, sobre la gue Francia tendrá derecho de tránsito. Francia teene, en. cambio ¿un territorio en la frontera del Togoland y Camerún, y el llamado Pico de Pato hasta Bogue, con derecho de tránsito en las orillas del Benue y Mjayokebbi para pasar el Camerún. El telégrafo, tendido á lo largo del Uban- ghi, sigue siendo francés. Cada uno dé ambos países se obliga á respetar en su nueva zona las concesiones públicas ó particulares hechas por uno ú otro cofirmante. OTRA VERSIÓN DSL CONVENIO Londres 3, 3 tarde. El acuerdo francoalemán consta de dos partes: una particucularmente franco- alemana, que se refiere á las concesiones de territorio que se hacen mutuamente ambos fimantes, y la otra relativa á Marruecos. Esta última, que, será comunicada á las potencias signatarias del Acta de Algeciras, determina con grari precisión los derechos políticos de Francia y regulariza la situación económica en el Mogreb. Desde el punto de vista político, queda reconocido dé hecho el protectorado francés, ya que Francia adquiere el derecho de ocupar militarmente, de acuerdo con el Gobierno jerifiano, el territorio marroquí. Alemania se compromete también á no entorpecer la acción francesa en lo que se refiere á las reformas militares, administrativas, judiciales, financieras y económicas que habrán de realizarse para la buena di- rección del Imperio jerifiano. Por otra parte, Alemania no formulará reparos á que los agentes diplomáticos y consulares franceses representen en el extranjero al Gobierno marroquí y protejan los subditos suyos ni á que los representantes de Francia en el Mogreb sean los intermediarios del Maghzen cerca de los agentes diplomáticos ó consulares extranjeros. En lo que se refiere á las reformas judiciales, Alemania admite un régimen inspirado en las legislaciones de las respectivas potencias interesadas en Marruecos, y destinado á substituir, después de llegar á un acuerdo con dichas potencias, á los tribunales consulares. Queda, por tanto, descartada la institución de Tribunales mixtos. Los dos Gobiernos gestionarán de las potencias firmantes del convenio de Madrid cuantas modificaciones crean útiles relativamente á la cuestión de los protegidos. Por otra parte, el Gobierno francés declara que su acción protegerá la igualdad económica y la libertad comercial prevista por los Tratados. No habrá desigualdad alguna en lo que se refiere á los derechos de aduanas, impuestos y demás tributos, ni tratamiento diferencial entre los subditos extranjeros, tanto en lo que se refiere á los medios de transporte como al tránsito. En fin, los dos contratantes se obligan á prestarse mutuamente apoyo para lograr la adhesión á su acuerdo de los demás firmantes del Acta de Algeciras. El Convenio referente al intercambio de territorios- afecta sólo á las cuencas de los ríos Congo, Ubangbi y Logone, sin ocuparse para nada del Togq. Los territorios cedidos por Francia tienen una superficie de 180.000 á 250.000 kilómetros cuadrados. Se le reconoce á Francia el derecho de enlazar por medio dé líneas férreas, á través del territorio. alecián, las diferentes posesiones que tiene efe Áíñca Ecuatorial. También se le reconoce la propieíad de determinadas extensiones de terreno enclavadas en las orillas del Benié y el Mayoltebi para establecer en ellas puertos y almacenes en que depositar mercancías de toda clase. ...La frontera queda formada ahora por una línea que, arrancando de la bahía de Monda, se dirige hasta el confluente del N Goko y el Sangha (el Ueso sigue siendo francés) prolongándose luego, á lo largo del Sangha, hasta Kandeko, y del Likuaola y el Mossaka hasta el río Congo, de donde continúa por el Likuala hasta Beraujoko, y luego, orillando el río Lobay, hasta el confluente de éste con el Ubanghi, cuya ribera sigue hasta el río Pama. Desde este punto se dirige hasta Gore, en el Logone oriental, cuyo cauce sirve luego de frontera hasta el Chad. Alemania cede á Francia la parte del Pico de Pato situada entre Chati y el Logone. UNA PROTESTA Berlín 3, 6 mañana. Afirma el Berliner Tagebtat que el consejero Danckelniaiin, funcionario de la Dirección de Asuntos coloniales, ha dimitido su cargo en señal de protesta contra el acuerdo franco- alemán. r ARBITRAJE los to de acuerdo para bitral de La Haya cuantas dificultades pueda originar la aplicación del convenio rubricado ayer. NOTIFICACIÓN París 3, 2 tarde. En el Consejo celebrado hoy bajo la presidencia de M. Fallieres, comunicó el ministro de Negocios Extranjeros, Iví. De. Selves, que el acuerdo francoalemán había quedado concluido y definitivamente rubricado por el ministro de Negocios Extranjeros alemán y el embajador de Francia. LA FRONTESA DE TOGQ Y EL COÑ GO BELGA París 3, 8 noche. Mañana sábado llegará á París el texto íntegro de los acuerdos entre Alemania y Francia, el. relativo á Marruecos y el de las compensaciones territoriales en el Congo. También mañana, como ya anticipé, se firmará en Berlín el Tratado definitivo, que comprende el acuerdo total sobre las dos cuestiones. El texto se publicará simultáneamente el lunes en París y Berlín. En el convenio congolés no figura la rectificación de la frontera de Togo. Esta cuestión será sometida á un tribunal de arbitraje. En cambio, hay un párrafo relativo al. derecho preferente de Francia sobre el Congo belga. Ei texto de este convenio se ha comunicado ya oficialmente al Gabinete de Londres. JV 1 ÁS COMENTARIOS París 3, 9 noche. Los periódicos de la noche se felicitan de la terminación de ías negociaciones franco- alemanas. Le Temps dice que la opinión francesa, ha visto con satisfacción la solución dada al asunto marroquí, que será juzgada por la Historia como una victoria francess. y añade: Si los asuntos de Francia se hubif- raa llevado- mejor desde hace diez años, tsta victoria nos habría costado más barata. La Liberté dice: La terminasión de- ías negociaciones podía no ser acaso tina garantía absoluta para, el poryeEir, ger s psf