Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 14 DE OCTUBRE DE 1911: EDICIÓN a. iPAG. Como la noche era despejada y lucía la luna, desde el campamento de Imarufen se advirtió bien pronto que el enemigó se. congregaba en la orilla izquierda del- Kert. Funcionaron las ametralladoras, hizo la artillería algunos disparos y se vio que los grupos de moros se dispersaban. A la media hora se volvieron á reunir en número de unos 1.000 y avanzaron haciendo, fuego hasta unos 800 metros. Las ávr. nzadas de Cermola y San Fernando y ¿as baterías de la posición los contuvieron poco a poco se fueron retirando. A la una de la madrugada sólo se oían ¿leunos disparos sueltos; á las dos quedó en silencio el campamento. De la escaramuza resultaron heridos 12 soldados, tres de ellos graves. LAS BAJAS DEL ENEMIGO Por los datos que dan los confidentes más fidedignos, las bajas de los moros en el combate del día 7 fueron Unas 700. Los muertos fueron cerca de 200. PASEOS MILITARES Las fuerzas de las posiciones avanzadas efectúan paseos militares organizadas en- columnas. Estas tropas visitan los aduares próximos a las posiciones en los que habitan cabileños que se supone tienen relaciones con la harca. ASISTIENDO A LOS HERIDOS- Córdoba 14, 2 madrugada. -La Junta de Samas cordobesas ha visitado hoy á los heridos y enfermos del ejército del Bif y les regalaron camisetas, calcetines y otros socorros. El gobernador militar. ha felicitado de oficio á las autoridades civiles por su valiosa cooperación en la asistencia de heridos. Ha pasado hacia Melillá una compañía 3 e Administración Militar. K las seis de la tarde empezó la prueba documental. Después de leídas varias difr gencias, las acusaciones fiscal y privada y el abogado detensor hicieron definitivas sus respectivas- conclusiones provisionales: Él abogado representante de la acción popular retiró su acusación, explicando deteaidamentgjas causas en que se fundamenta su actitud de la que resultó una defensa para el procesado. LA ACUSACIÓN FJSCAL Cuando el fiscal de S. M. Sr. Recuenco, haberse metido las ruedas. en un bache dé alguna profundidad, volcó, quedando deba jo el infortunado capitán Blanco, que, al ser, reconocido por sus compañeros, estaba muerto. Su cadáver fue trasladado al depósito dev cementerio, de Aravaca, donde se esperará lo que disponga la autoridad militar, bajo: cuya jurisdicción cae el desgraciado suceso. Los demás oficiales que tripulaban el aiH tomóvil fueron, conducidos á Madrid en ca- í rruaje. El soldado mecánico resultó ileso. EL CAPITÁN BLANCO El capitán de Ingenieros D. Luis Blanco: Aguirre, que, como decimos antes, guiaba el automóvil, quedó al ocurrir la catástrofe, bajo, el coche y cuando fue extraído era ya. cadáver. Suponen los médicos que la muerte del desgraciado oficial debió ser instantánea. Don Luis Blanco Aguirre era una de íaí más brillantes reputaciones del Cuerpo S que pertenecía, en el que ingresó á los catorce años con el número i, y con el mis mo salió cinco años después. Nació el Sr. Blanco Aguirre el 8 de Junio de 1884; contaba, pues, ahora veinti ocho años; ascendió á capitán el 20 de Oc tubre de 1910, y era hijo del médico mayor, de Sanidad Militar D. José Blanco I a r rruscarn, que actualmente presta sus- ser- í. vicios, en comisión, en el Consulado de És paña en Mogador. Don Luis Blanco Aguirre estaba destín nado en el Centro Electroténico, y hace po- eos meses fue nombrado profesor de la Es cuela Práctica de. Automóviles. LOS HERIDOS Como decimos antes, fueron los tres be ridos conducidos á Madrid- y- trasladados 1 sin pérdida de tiempo á la clínica de ur- gea? cia del Buen Suceso. El médico de guardia en dicho, establecí miento, D. Alfonso Araces Matilla, proce- dio, ayudado- por varios practicantes, á tek- conocer á les- lesionados, y observó que nin- í guno de- ellos padecra, afortunadamente, heridas de importancia. El alférez de navio D. Joaquín Lópea Cortijo fue curado de varias heridas leves, situadas todas ellas en la región mentó- niana. graifmteres por gos en que se basa la acusación. Con gran, elocuencia puso de manifiesto la indignación popular por el repugnante, delito y la alarma en la opinión pública porque el hecho pudiera quedar impune. Explicó las circunstancias que concurrieron en él é hi? o elogios del pueblo de Duruelopor el interés demostrado en el descubrimiento del crimen. Dijo que si un hombre de conducta intachable se ve acusado de tan atroz delito, siendo inocente, se subleva contra la justicia y contra todo aquel que le señale como autor. Por eso extrañó cue Juan José permaneciera callado. Este quizá no se proptisiera llegar hasta el punto donde llegó al ver la- resistencia heroica de la infeliz víctima. Consideró como cargos gravísimos contra Juan José Jiménez lo declarado por la niña Ana y la demostración de que se vieron huellas del caballo en el pinar donde entró el procesado, según declaración de siete testigos. A continuación se extiende el fiscal en otras consideraciones para señalar indicios- de la culpabilidad del acusado, -cómo usó el tiempo empleado en recorrer la distancia VARIAS NOTICIAS de Duruelo á Canicosa, y su indecisión en- Melilía- i; 3 y 11 noche. Confidencias reci- huir; ó- presentarse á la- justiciaxuando supo í idas de- la harca dan como seguro que los i que lé perseguía la Guardia civil. abitónos, especialmente- los jefes dé- cabi- las, -Todo el informe del fiscal ha sido oído se hallan perplejos porque temen- los nuevo, con vivísimo interés. ataques de nuestras tropas é ignoran el aiMañana terminarán los demás informes. canee de la operación; jpero. calcülan que ha. de ser funesta para ellos, á juzgar por Tos VUELCO DE UN AUTOMÓVIL ¡daños que les causó la brigada Orozco el día 7. Hoy han celebrado una larga conferencia N CAPITÁN MUERTO los generales Luque, Aldave, Xarrea y Sanialó. -Y TRES OFICIALES El coronel Primo de Rivera y los oficiales- heridos van mejorando. ANTECEDENTES Ha llegado, procedente de Valencia, el Coronel de Estado Mayor Sr. Méndez Vigo, El Centro Electrotécnico del Cuerpo de ¡padre del teniente herido en la acción del Ingenieros militares tiene establecida una día 7 por rescatar el cadáver del teniente La estación de radiotelegrafía donde cursan Serna. esta La entrevista que tuvieron padfe é hijo po y asignatura los oficiales de dicho Cuerr algunos de Marina, que para este fin en el hospital ha sido emocionante. El joven oficial herido ha recabado de son enviados por los departamentos marí. Su padre, con grandes trabajos, el seguir timos. en- ¡aquí para, incorporarse á su regimiento en la. Diariamente, y paralas primeras horas de mañana, salía Villalba un autómó. cuanto cure de sus heridas. Vil, en el que iban, ademas del capitán profesor, D. Luis Blanco, los. alumnos á quie- ñes correspondían las prácticas del día. POR DEFENDER SU HONRA Ayer, como de costumbre, salieron en el automóvil el capitán Blanco, los tenientes de ingenieros D. Gustavo de Montaud y D. José María Paúl, el alférez de navio don DE CONTINUA LA PRUEBA Joaquín López Cortijo y un mecánico, soldado de Ingenieros. Soria 13, io- noche. Hoy se. han celeTerminadas las prácticas, emprendieron brado dos sesiones de la vista de este célebre todos el regreso á Madrid. El automóvil -proceso que tan intrigada tiene á la opinión. era conducido por el capitán Blanco. Por la mañana continuó la prueba testifi. EL SUCESO cal encaminada á investigar el tiempo invertido en la ejecución. del. delito y el emAl llegar el automóvil al kilómetro 12. pleado en recorrerla distancia desde el mo. de la: carretera dé La Corana, en las inmemejíto en que. Juan José Jiménez se cruzó diaciones del pueblo. de. Aravaca, á. causa con las carretas hastaJlegar. á Canicosa, de una falsa inaaiobra, seeún unos. ó por EL CRIMEN DURUELO D. Gustavo de Montaud ííoguerol, pri mer teniente de Ingenieros, padecía diver- sas contusiones en todo el cuerpo; pero, según el mencionado facultativo, también decarácter leve todas ellas. D. José María Paul Goyena, primer te niente de ingenieros, fue curado de algunos magullamientos sin importancia en los brazos y piernas, y una fuerte contusión, eit la región frontoparietal izquierda, calificada de pronóstico leve. Después depurados los mencionados ofU cíales, pasaron- á sus respectivos domicilios, lamentando en la forma que es de suponer el suceso, sólo por el trágico- fin de su compañero y jefe, D; Luis Blanco Aguirre. Este, como decimos, gozaba en el Cuerpo de generales simpatías, y su muerte ha sido sentidísima. EN LOS CÍRCULOS MILITARES En el Casino Militar, en La Peña y en cuantas partes se retinen militares, ia noticia del desgraciado suceso qwe reseñamos ha causado profundo dolor. Todos lamentaban la muerte del ilustrada oficial Sr. Blanco, y se hacia notar que en poco más de des meses ha perdido el brillante Cuerpo de Ingenieros militares dos capitanes jóvenes, de tateío j de méritos indiscutibles. D. Ricardo MAJA y Oaao- Manuel, uno, y D. Luis Blanco A gs irre. otro.