Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 7 DE SEPTIEMBRE DE i 9 n EDICIÓN i PAG. 5. í son pequeñas, y un propietario que posea ven 1 -hectáreas, por ejemplo, de te- rrerio, puede tenerlas en treinta ó cuarenta lotes, distribuidos en todo el término. De aquí que los trabajadores- pierdan mucho tiempo antes de empezar el trabajo y al trasladarse dé una á otra finca. ¿Qué de particular tiene, pues, que los propietarios de este país deseen reunir sus tierras en un solo Iota? Pero esto no tiene que ver nada eon los latifundios. Aquí el problema (que también lo hay) es otro. Y no se resolverá mientras que los propietarios no se decidan! levantar casas- colonias en sus fincas, pues entonces, en vez de adquirir las parcelas de jtérreno diseminadas, adquirirán sólo las gue es én próximas á sus casas. El problema de los latifundios es otro, gue no toca ni de cerca ni de lejos á los propietarios de la ribera del Jalón, donde Jas tierras de regadío están muy bien cultivadas y las de secano. bastante bien, por más de que en este último cultivo se desperdicie mucho tiempo por la distancia que lian, de recorrer los hombres y las caballerías diariamente, antes de emprender el trabajo. Que en la ribera del Jalón hay: muchos propietarios que cultivan por sí mismos Bus tierras y sacan buenos beneficios. ¡Es natural! Pero ¿tiene que. ver esto nada con el problema de los latifundios? ¿Quién se fnete en ellos? Yo también conozco á esos propietarios labradores y. alabo su abnegación y su celo, que se traduce- en aumento de trabajo para el proletario y de producción para ¡a riqueza general. Quedan, por tanto, en pie las ventajas de orden moral y material- que nacen del jlfráccionamientó. de la propiedad (ó acumulación donde está atomizada) en pequeñas haciendas, no pequeñas parcelas, ventajas ft yo enumeraba en mi artículo anterior. ANTONIO GÓMEZ TORTOSA DE LA VILLA FALLECIMIENTO SENTIDO Nos sentimos sobrecogidos y. ahogados por la emoción: ha fallecido D. Cayetano Luca de Tena, y parece como que la pluma se resiste á decirlo sobre el papei. Moría muchas semanas ha; sus tristes días eran como una agonía, como un vivir artificioso; el desenlace funesto era fatal, y, sin embargo, nuestro corazón aun quisiera poderse engañar. Y es que ante la muerte de un hombre bueno, que pasó por el mundo sembrando bienes, seguido de la simpatía y de la bendición de los humildes; que no supo de otra cosa que del noble anhelo de contribuir al socorro de los pobres y al próspero desenvolvimiento de sil país; ante la pérdida de un ciudadano tan esclarecido, -que consagró su actividad, su entendimiento, su fortuna, á los; grandes amores del prójimo y de la patria chica, el dolor quisiera alzarse contra la ley eterna é inexorable de la Humanidad. toria, fundación modelo, fundación hermosa, en que se moraliza, se instruye y se so- corre con ropas y alimento á las gentes desheredades del populoso barrio de Triana, y que á sus generosas iniciativas debe Sevilla. Débele Sevilla también no escasa ayuda pecuniaria en la magna obra de Tablada. En suma: donde ha nacido un provecho, un bienestar, una iniciativa de enaltecimiento para Sevilla, allí está de hecho y de derecho el nombre de Cayetano Luca de Tena, que era un gran sevillano, dentro de un gran español; que era un caballero liberal, bienhechor; que era, ante todo, un hombre bueno. Los últimos momentos NOTAS MUNICIPALES NUEVAS OBRAS Dentro de muy pocos días comenzarán las obras de pavimentación de la calle del Pacifico, desde el Cerro de la Plata hasta la Puerta de Atocha. LAS SUBSISTENCIAS El alcalde está terminando una detallada Memoria, en la que examina el problema de las subsistencias y los medios que, á juicio suyo, pueden adoptarse para conseguir fel abaratamiento de los artículos de primeía necesidad. PESCADO BARATO El teniente de alcalde del distrito del ¡Hospicio, Sr. García Molirias, manifestó ayer- que no es exacto que él haya puesto ídificultad alguna. al Sr. Lamigueiro para fcl situado del puesto destinado á la venta Ide pescado de La Coruña en el Mercado de San Antón, sino, qu entendiendo que el tugar, que hasta, ahora- ha. venido ocupando fio reunía buenas condiciones, habla dispuesto, que fuera emplazado en otro mejor. FESTi VAL ESCOLAR El próximo sábado se celebrará en la zona de recreos del Parque de Madrid un íestival encolar, al que podrán asistir gra uiíairfénte t od os los niños de las escuelas públicas- y de las subvencionadas por el yvyuntamiento, -quienes serán obsequiados jcori juguetes. Entre los números de que consta el programa figura la representación de uña comedía de Benaventé, ejecutada t or niños e las escuelas municipales. i Los últimos momentos de nuestro ilustre y llorado amigo han sido apacibles, tranquiHace un año, D. Cayetano Luca de Tena, los, propios de su honrada y ecuánime exisinvestido por sus paisanos con la represen- tencia, que encaminó siempre á realizar el tación de Sevilla, venía al Congreso de los bien, procurando enjugar lágrimas y atediputados, y encendido en aquella peculiar nuar los sinsabores de la vida á los obrey efusiva actividad, que era en éLcomo un ros que de su casa dependían y á las per fuego devoto cuando se trataba de su tie- sonas humildes que le rodeaban. rra, disponíase á trabajar y á intervenir en Había llegado a San Sebastián en la privarios asuntos de interés local. Fue uno de mera decena del pasado mes, después de perellos el de la Exposición, iniciativa que apo- manecer en Berna cerca de un año, en obyó, huelga añadirlo, con el más férvido en- servación, sin que los plausibles esfuerzos de la ciencia, representada por los médico? tusiasmo. r De improviso, una indisposición que pa- más eminentes de España, de Suiza y de 1 recía pasajera trocóse en grave mal; la gra- toda Europa- -sin exageración puede afirmarse- -lograsen combatir el mal ni atenuar vedad se prolongó, entre sufrimientos que extenuaban, y el Sr. Luca de Tena, postra- eficazmente sus terribles efectos. do, ha permanecido meses y meses sopor- Con los doctores Salis y Cogher, encargados del tratamiento del Sr. Luca de Tena tando con cristiana resignación la dolencia mortal. Cuidados solícitos, por parte de su en Berna, compatttó la asistencia facultaesposa, de sus hermanos, de la familia toda; tiva, con un celo é inteligente interés digrecursos extremos de la ciencia, en manos nos de su reputación profesional y de la de las eminencias médicas de España y del mayor gratitud y elogio, el ilustre médico extranjero: todo ha sido, desdichadamente, sevillano doctor Fedriani. baldío. Y en todo el tiempo que ha durado la dolencia, la esposa de D. Cayetano Lúea de- Decir que D. Cayetano Luca de Tena era Tena, la distinguida y virtuosa, dama maun insigne hijo de Sevilla, un ilustre patri- lagueña doña Emilia á quién ya cio, pareceríanos insuficiente, para señalar el adnlirában cuantos la conocían por su bonmejor aspecto que tuvo, en lo particular y dad, su inteligencia y su belleza, no se ha en lo oficial, su actuación y su fecunda ini- separado un solo instante del lecho de su ciativa. Diremos mejor que ña sido un se- esposo, endulzándole con sus cariñosos cuivillano benemérito, cuyos sentimientos y li- dados y desvelos las tristas horas de ta beralidad han hecho honor á aquélla hidalga larga y penosa enfermedad. A la admiración, por bella y por buena, tierra, úñense. ahora otros motivos: por santa, por De veinte ó veinticinco años á esta par- resignada y por su exagerada firmeza y te, no h p adelanto material ni función pía á perseverancia en el- cumplimiento de los dequénO vaya l con legítimo título asociada beres de esposa amante y abnegada. su memoria; En Berna en San Sebastián Su etapa de alcalde es de las que se se- ron con doñay Emilia los compartiedesvelos 3 ñalan con piedra blanca. por el enfermo Sevilla, en la mejora rápida de servicios, los cuidados D. Torcuato, D. los hermanos Nicolás Luca sin excluir los de mayor dificultad é impor- doña Pilar, tancia, como las aguas y el alumbrado, debe de Tena; la esposa de nuestro director los hermanos de doña y su mucho á la gestión de D. Cayetano Luca de inuestro muy querido Emilia D. Juliosobrino, Valde- Teña; y el mejor signo de aquella fecha de lomar, que tampoco amigo separó un- instante prosperidad puede consignarse recordando de D. Cayetano: (q! e. se d. en todo el tiem p. que al salir de la Alcaldía nuestro llorado po que estuvo enfermo. amigo ¿el, erario municipal quedaba floreciente, á pesar de los gastos cuantiaros inA los infinitos testimonios de pésame que vertidos en las reformas de la ciudad- Múltiples. fueron las acciones benéficas está recibiendo la respetable y para nosotros con que D. Cayetano enalteció sus virtu- queridísima familia doliente, una ésta el. des cívicas; la mayor parte de- -esa obra, nuestro, muy sentido y sincerísimo, puc? desparramada en la discreción y en la re- con la- muerte de D. Cayetano Luca de Tena serva, queda, sin embargo, adivinada. Y e no. perdemos sólo al inteligente copropietala esfera pública quedan testimonios de tal rio de A B C y dignísimo vocal del Consejo valía, como el grupo de escuelas Reina Vic- de administración de Prensa Española; per.