Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 14 DE UL! O DE 191,1. EDICIÓN a. PAG. 9. -Sí. señor, necesariamente. E! y todo el qr. e hubiese entrado ó salido allí tenía que haberlo visto, si alguien no lo hubiese trasladado á- otro sitio. VARIOS DETALLES trascendencia para el resultado dd proceso. UNA MOZA GUAPA. Insignificante al parecer, pudiera ser de FüBLIOID D EEOOMENDABñ; Con permiso del vigilante de la cáscel, D. Ángel Crespo, que pacientemente presenciaba mi entrevista con Emiliano, ofrecí á éste un cigarro, que aceptó y fumó Son gran complacencia. Continuamos charlando, y á algunas de Jtois preguntas contestó el preso- que Nicasio Olmos, además de un hijo de. veintiuno o veintidós años, llamado Arsenio, tiene una fcijaalgo mayor que Arsenio, llamada j ttatoa, y que es una real moza. Emiliano me dijo que ignoraba si la muChacha tenía novio, aun cuando presume nue sí, porque Ja Juana és una moza muy fina Pregunté después á Emiliano si el individuo á quien dio muerte en riña, motiva da ésta por querer el desconocido que Emiliano le acompañase á la casa de Nicasio jOlmos, sería tal vez un pretendiente ó un enamorado de Juana, y el interrogado me ¡contestó que de eso nada podía decirme, porque nada sabía. AFJRMACiON IMPORTANTE Satisfecho con lá manifestación terminante que había logrado, le hice otras pretuntas, y contestándolas, me dijo que el peazo- de tierra sobre la cual quedó el cadáver pertenece á un individuo que vive en este pueblo y que tiene un hijo llamado Benigno. Repitió que esa tierra estaba sembrada de algarroba, y, por último, afirmó que Nicasio Olmos visitó el Casillón de las Eras del Valle- -que es donde estaba el montón de cal oculto por el trillo- -el, día anterior al del suceso, y que al despedirse Nicasio de Emiliano le dijo: Hasta mañana, que volveré por aquí. Agregó Emiliano que no le esperó porque le inspiraba miedo el cadáver; pero que tiene la seguridad de que su amo iría ai Casillón acuiel día, puesto que se lo había prometido. Y por hoy no va más. EDUARDO PALACIO VALDES EN EL BOULEVARD Í ble hotel se acaba de inauNCiEVOS TENIENTES Yo estoy un poco inquieto. La hora de gural este mes, en donde enJa comunicación va á terminar contiará el viajero todo nuevo. Saco unas cuartillas, se las entrego- á Emiliano acompañadas de un lápiz y le Su posición excel e n t e lo Higo: Señálame tú el sitio de la riña, dónde hace el más céntrico, con vis ¡quedó el cadáver y dónde 1 el portillo del tas al mar, en los altos del café terco. LA DE CABALLERÍA Kutz, á 20 metros del Gran Emiliano duda unos momentos; le insto Vaíladolid 13, 8 noche. Han sido proHe nuevo y traza unas rayas en el papel, Casino, desde sus amplias hamovidos á oficiales del Arma de Caballería ¡gue me devuelve diciéndome: Este es el bitaciones, oyendo las dos múterco donde yo me hallaba guardando el los alumnos siguientes: sicas y viendo el gran paseo. Don Isidoro Serrano, D. Eduardo Marín, ganado; éste el portillo del cercado; por Ascensor, baños, coche á aquí saltó el sujeto con el cordero á cuestas D. Antonio Fesive, D. Joaquín Martínez Friera, D. Ramón Bérriz, D. Ángel Riaño, -jjr aquí quedó muerto. todos los trenes. Me fijo atentamente, en lo que marca y D. Lisardo Boado, D. Darío Rodríguez, don Sice; le pido algunas explicaciones, que me Francisco Jiménez Alfaro, D. Juan Palau, ida sin titubear, y entre éstas figura la afir- D. Rogelio Suris Miró, D. Luis Casas no mación de que el individuo entró por el Lluch, D. J uan Esteve, D. Luis Rodríguez portillo del cerco, dejando aquél cerrado, y Fernández, D. José Fairen D. Ramón Calque luego, al salir con el cordero, saltó vo, D. José Ligues, D. Luis Rodríguez Val ¡por la pared, á unos cinco ó seis metros derrama, D. Pablo Martín Aguirre, D. Juan ¡del portillo en cuestión, que continuó y Forcada, -D. Benjamín García- Alemany, ¡quedó cerrado, pues Emiliano saltó detras D. Diego López Morales, D. Joaquín LeCeuta x 8 noche. Con objeto de repeí visitante y por el mismo sitio que éste. canda, D. Luis Fajardo, D. Julio Ruiz Cuesta, D. Federico Ochando, D. Marcelino Mo- cibir al Sr. Altaraira, irá mañana á Alge- í r Aquí- -me dice Emiliano señalando, las líneas que antes había trazado- -cayó el róte, D. Alfonso Barón, D. José López Le- ciras el alcalde, Sr. Bland, y comisiones del hombre muerto mientras el cordero huía tona, D. Santiago Ruiz Matas, D. Manuel Centro Hispano Marroquí. Se ha reunido la Junta de Sanidad coíi ¡balando y pretendía entrar de nuevo en el Murillo, D. Nicolás Vallarino, D. Antonio Cerco, sin conseguirlo, porque el portillo es- Boceta, D. Víctor Orduña, D. Manuel Ben- objeto de tomar medidas en evitación de dala, D. Luis Fernández Maqueira, D. Die- una invasión colérica, á causa de los bu- ¡taba cerrado... italianos puerto o Pacheco, D. Luis Torón, D. Andrés ques jefe de la que frecuentan este Tetuáit, Yo miré al vigilante, que atentamente El Policía indígena de arceló, D. Emilio López Letona, D. Se- que se halla enfermo, ha solicitado del geseguía esta parte de la entrevista, y convencido de que el vigilante se enteraba per- gismundo Casado, D. Manuel Larrea, don neral Alfau que le envié un remolcador á lectamente de lo que estaba oyendo, dije á Sebastián Arques, D. José Tarotlo, D. Julio Río Martín, para trasladarse en él á Ceuta Romeo, D. Jaime Miíáns del Bosch, D. Ma- é ingresar en este hospital. Emiliano- Pérez Miguel, Barre. -Entonces, tu amo Nicasio, al ir por la nuelD. Adolfo Botín, D. Luis GómezFernánda, D. farde á buscarte y disparar su carabina pa- dez, D. Antonio García Fernando Manuel Ceuta 13, 8 noche. Ha fallecido en e ra que acudieses, en vista de que no te en- Moral, D. Luis Redondo, Vega, D. Agui- hospital el. soldado de Sanidad Luis García D. Gonzalo contraba tuvo que ver el cadáver. lera, D. Fernando Losada y D. Julián Gar- Bloces, que r. yer se hirió en la playa de I3 Almadraba. v- -Sí, señor; tuvo que verlo. cía Valbtieña. Yo insisto diciendo: Sus compañeros de Cuerpo le preparan a LA DE INGENIEROS entierro solemne. -Y claro es que si el portillo hubiese estado abierto, el ganado podría haber saGuadalajara 13, 9 noche. En esta Acalido fuera del cerco, y entonces tu amo no demia de Ingenieros han terminado los eshubiera tenido para ijué llegar al mismo lu- tudios de tercer año, siendo propuestos para gar del suceso. el empleo de segundos tenientes, los alum- -El portillo- -replicó Emiliano- -quedó nos: D. Juan Hernández Núñez, D. Ferbien cerrado, y mi amo tuvo que llegar allí. nando Sandiola, D. Vicente Bota, D. FranSan Ildefonso 13, o, noche. La infanta lAdemás, como dentro del cerco faltaba el cisco Rui. Vázquez, D. Eduardo Suisamia, doña Isabel ha sido cunipün: entada por las Cordero que se llevaba el hombre, y que D. Luis Viscasillas, D. Carlos Soduías, don autoridades civiles y militares. jjiiedó íuego fuera, mi amo se dedicó á bus- Ricardo López, D. Enrique Maldonado, don permitido pane. Áureo Fernández Avila, D. José Paturena, losHoy? c ha de Palacio. al público entrar en jardines 1 Yo recalco este punto importantísimo, I Antonio Montañer, D. Luis Troncoso, Los infantes doña Luisa y D. Carlos fuepreguntándole: D. Cristóbal Ruiz. D. José Pérez Reina, ron esta D. Francisco Pomar. D. Manuei Pérez Paular. mañana á caballo al monasterio del- -Luego tii ascíjrras que al entrar ó salir amo fui el coree or portillo, necesa- Urrutia, D. Luis Alfonso y D. Daniel FerL infanta doña Tsabe! ha visitado coii nández. latirciue debió ver el- cadáver. el infante D. Antonio, el campo de polo. LAS ACADEMIAS MILITARES INFORMACIONES DE CEUTA f LOS INFANTES EN LA GRANJA