Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B G. SÁBADO 22 DE ABRIL DE irji. EDICIÓN í. PAG. i3. público la triste impresión de su papel, puso en práctica el precepto. clásico Si vis me flere... y salió á recoger los aplausos tributados á su arte, ocultándose el rostro con un velo para que no se notase que lloraba tíe veras... Del resto de la compañía, que formó un conjunto muy notable, merecen citarse especialmente Mlle. Colomna, que tanto se yiene distinguiendo en esta compañía teatral, y Georges Grand, que nos probó anoche una vez más. que encala á maravilla J en las escenas de mayor fuerza dramática. v Sería injusto olvidar la sencilla emosión, ton que hizo su interesante relato en el niarto acto de M. Maury. La sala, brillantísima y honrándola con su presencia los Reyes y la Reina doña Cristina, las infantas doña Isabel y doña María Teresa y el infante D. Fernando. 1 Acompañaban á las Reales personas como damas y grandes de. guardia las marquesas de Squilache, viuda de Nájera y Bayamo; el marqués de Portago y- el vizconde del P o n t ó n Entre la distinguida concurrencia estaban las duquesas de Pinobermoso, Plascncia, Zaragoza y Aüaga. 1 Marquesas de Ivanrey, Valdeiglcsias, viuda de Hoyos, Santa María de Silveia, Somosancho, Corpa y VLlatoya, López Bayo, Cortina, Montesa, Atalayadas, Caicedo, Villamediana, Velada. Condesas de Bonin Longare, Villares, fuente Blanca. Señoras de Lázaro, Salinas, Carreras, Soriano, Calonje, Echegaray, Donoso- Cor jtés, Crespo, Sandf ord, Bosch, Chavarri, Peiñalver, Elguín; Sandoval, Lemótheux, Fer sánde- detRe strosa, Baüer, Geo. fray, etc. GRAN TEATRO. LA TJERRA DEL SOL Conste, ante todo, que La tierra del sol jfué un éxito estupendo, piramidal y apocalíptico, de los más francos y ruidosos qu s hemos presenciado desde que se colocó la primera piedra para la fundación del géne. v. Y una vez disparada esta primera salva, prosigamos. Desde hace mucho tiempo, en los salomes y saloncillos, y hasta en la vie- au grand mr de la calle de Sevilla, se venía hablando Jde esta obra y del dineral que para presentarla se había gastado la Empresa del Gran Teatro. -Quién aseguraba que la esplendente Úrsula había empeñado sus alhajas y hasta el automóvil, en: un rasgo arrogante, como el dé Isabel Ta Católica, para que La tierra del sol llegase á feliz puerto; quién, que los empresarios, Pozueta y Bellido, habían dicho, con ademán gallardo y parodiando el gesto de un famoso estadista español: último comparsa y la última peseta; juiép, que los autores, Perrín, Palacios; ¡y Calleja, iban á los viernes de Jesús á pe dir con toda devoción tres cosas; que gustara el libro, que gustará la música y que diera dinero la obra; que. Muriel y Vila ge habían vuelto locos entre telones, rompimientos, forillos, gasas, telas, oro y len tejuelas; en fin, se hablaba tanto; anticipadamente, y con tan desmesurados logios, ¡que más que favorecer pudo perjudicar el éxito de la obra, que fue realmente extraordinario. -El público no tuvo por qué considerarse defraudado; muy al contrario, mostró á cada momento su complacencia, y con el ímayor entusiasmo, riendo, aplaudiendo, haciendo repetir casi todos los números de Ja partitura y celebrando la fastuosidad y buen gusto del spectáculo, servido con ¿verdadera magnificencia por Muriel x Vjla, en su? respectÍYp s. ji; egQCAaclo; sí TO chico. Perrín y Palacios, maestros en este gé- ñero, han compuesto un libro muy pintoresco, muy gracioso y muy original, dentro de lo que puede hacerse ya en ese campo, preparando con su Habilidad reconocida situaciones y efectos para que todos puedan lucirse, c, osa- que no es tan fácil como muchos suponen. La tierra del, sol es uno de los más afortunados libros de Perrín y Pa- lacios, y yo me felicito del triunfo de estos simpáticos, aplaudidísimos y laboriosos autores. Calleja ha escrito una partitura iormídable por la cantidad y estimabilísima por la calidad, llegando al supremo dominio del tecnicismo orquestal. Todos los números tienen carácter y colorido, y los inspirados en cantos y motivos populares, la distinción y la elegancia los ennoblece. Entre los grandes aciertos de instrumentación y sonoridad, deben citarse el de los abanicos, con que se abre el cuadro segundo, lleno de movimiento y de expresión; el de la danza mora y el garrotín, fundidos y felizmente combinados, y el de las cornetas, del cuadro tercero; En otro género, el pregón de los claveles, que 1 fue un estallar ele aplausos y se 1 repitió tres veces, y el tango del cigarrillo, son un prodigio de factura y graciosamente melódicos, y como nota afortunada de intención y de carácter, tc stjoco debemos olvidar el tango de las viejas ricas de Cádiz, que el público encontró delicioso. Un éxito muy grande para Calleja, que acierta siempre- á poner en sus partituras un sello de españolismo genuinamente popular y característico. Las decoraciones, de Luis Muriel. son una maravilla de composición, de color y de perspectiva. La del primer cuadro, bella impresión del solar sevillano, admirable de ambiente; ia del cuadro segundo, con un airoso templete de guirnaldas á ¿rda luz; el telón corto, caprichosa combinación de efectos; la verdaderamente magnífica del jardín de Baco, tan original como fantástica, y la brillante apoteosis, son de lo mejor que ha pintado el insigne escenógrafo, que anoche oyó las más calurosas ovaciones de su vida. ¡Bravo, maestro Muriel! Juan Vila, sencillamente el amo de la indumentaria escénica, ha hecho en La. tierra del sol un estupendo alarde de riqueza, de elegancia y de. arte. Vila ha llegado en esto á la última palabra, y, aunque siempre nos sorprende con sus creaciones, esta vez se superó á sí mismo el hombre. Pasen, señores, y verán de como, que dicen los voceadores de barraca, Y pasemos á las conquistas, ú séase al bello sexo, tan brillantemente representado en el Gran Teatro, porque aquello, más que la desencuadernación, es el desfolien. Úrsula López, brava moza, monumento de juHcalería, puso, como siempre, toda su alma en la interpretación de sus tipos, y su labor fuá. muy afortunada, convenciéndonos como actriz y como cantante. Vistiendo, realmente soberana. Un- aplauso muy sincero para la gallarda empresaria Caridad Alvarez, tiple- que yo no conocía, tuvo un grandísimo y merecido éxito personal cantando el pregón de los claveles. i Qué prodigio cíe criatura í ¡Vaya si tiene sangre la chiquilla! Arte, emoción, delicadeza, cariño, todo lo acertó á poner en su voz fresca v gentilísima. A la muchacha la ovacionaron de firme. Paquita Correa lució su garbosa é interesante nersonilla, y cantó y bailó con mucho estilo y salsa. Del otro grupo estaban que- daba gusto verlas la notable tiple Encarnación Sixto, Manolita. Rosales Pérez Stela; Carmen Flo- res, vaya una tentación; la Salvador, Luisita Puchol, Ronreé, Revilla y otros pimpollos que no recuerdo, y que me indulten de su enojo. Sofía Romero, hecha taia- comicaza. De ellos, (S iimiro Ortas (hijo) quemo parece que ya se ha hecho dueño del público y que tenemos comiquito para rato, y en buen hora se diga; Lamas, que divierte mucho á la gente; Soriano, el galán de la. obra, muy en lo suyo- y el Sr. Valí 9. jefe de la comisión de las viejas ricas de Cádiz. 7 1 final, entre una tempestad de aplausos, salieron innumerables veces, porque hubo ovaciones colectivas y particulares, autores, pintor, sastre... Y, á petición del público, Casimiro Ortas (padre) que ha probado su autoridad y su suficiencia en estos menesteres de director artístico, poniendo 3 a obra con todas las de la ley, y los empresarios Bellido y Pozueta, que han demostrado que saben hacer las cosas con rumbo. Y ahora, á coleccionar Papiros, nobles amigos. -F. ¿FEZ. ASALTADO? RUMORES GRAVES Anoche, -á última hora, se decía que en el ministerio de la Guerrr. fe había recibido un telegrama oficial de Ceuta, en el que se acogía como cierto el rumor de haber caído Fez en poder de los rebeldes. No nos fue posible confirmar la exactitud de la noticia. CONFLICTO OBRERO LAHUELGA DE ALBAÑILES ESTAPO DHL CONFLICTO. La reserva que guardan las autoridades y los directamente interesados en el asunto hacen difícil la información relativa á la huelga de albañiles. Nos limitamos, pues, á consignar los escasos datos nuevos que ayer recogimos, agregando que las impresiones optimistas que durante el día predominaron se ate; nuaron y casi desaparecieron en el transé curso de la noche. LOS APAREJADORES Y CONTRATISTAS Los aparejadores y contratistas dicen que su actitud ante la huelga sigue siendo, la misma; pero que sus deseos son que termine pronto, para bien de todos. este estado de cosas, Agregan que hoy sábado pararían mav obras, pues muchos patronos que no tuvieron conocimiento del acuerdo del paro á su debido tiempo no han querido, por. consideración áá sus operarios, suspender el trabajo á mediados de semana. Para las siete de esta tarde han sido; -citados por el gobernador civil los síndicos de los gremios de aparejadores y contratistas, á fin de buscar solución, ai conflicto SUCESOS QUEMADURAS, En su domicilio, General. Ricardos, 23, se ocasionó anocheiquemaduras graves el niiwí de tres años Prudencio Cardona. Fué ¿asi. stido. en la Casa dg Socorroy