Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 12 DE FEBRERO DE t o n EDICIÓN 1. PAG; 8. sesión primera, presidiendo D. Rosendo Lastell. Se leyó el dictamen de la comisión de actas y quedaron éstas aprobadas. Propuso el presidente que la mesa definitiva quedase constituida por un presidente, seis vices y seis secretarios. Así se acordó. -Se suspendió por diez minutos la sesión, y, reanudada, se leyó la candidatura para la mesa definitiva y se aprobó por aclamación. De modo que, sin necesidad de votos, quedaron elegidos: Presidente, D. Rafael Ureña; vices: don Marcelino Isabal, D. Mauricio Ulargui, don Pedro Armasa, D. Adolfo Builla, D. Fernando Lozano y D. Rosendo Casteli. Y secretarios: D. José Prats, D. Luis Ballesteros, D. Juan Catena, D. Esteban ¡Polidura, D. Santiago Arimón y D. Miguel Tato. Posesionado el vicepresidente, primero, y el resto de la mesa después, se acordó celebrar sesión hoy, á las dos y media de la tarde, sesión que durará de cinco á seis horas, con objeto de no tenerlo que hacer por la noche. tejón, Quiroga (D. Jaime) Salvador, Hoyos Vinent, etc. El elemento joven bailó valses y lanceros, mientras los aficionados al bridge formaron seis ó siete mesas. Eran tema de las conversaciones dos bailes en proyecto: uno en la Embajada de Alemania y otro, el de percal, anunciado para el día 23, en casa de los condes de Casa- Valencia. Se hablaba también de la cariñosa despedida que se había hecho en la estación del Norte al conde de Welsersheim, que tantos años representó al Emperador de Austria- Hungría en Madrid, y de u- a notable montería dada por el duque de Bailen en su finca de Cáceres. En tres días se han cabrado 19 jabalíes, un ciervo y un lobo, asistiendo los siguientes cazadores: el duque de Arión, los condes de Aybar y Villamarciel, el marqués de Zugasti, y los Sres. Elío, Gordón, Sanchiz y Muñoz. El ministro del Japón y Mme. Arakawa hicieron los honores con exquisita amabilidad; sirvióse una espléndida cena, y cerca de las dos de la madrugada terminó la brillante fiesta. -Hans. EN CASA DE LOS CONDES DE ESTEBAN COLLANTES excluida de todos los derechos que el presupuesto otorga á las demás clases. Palpitaba, pues, amor á la música en aquella mansión aristocrática... y hay qua tener presente que si Wagner no fue múW sico de banda militar, para bandas de regimiento instrumentó mucha música en jus mocedades de hambre y de abnegación. En suma, una fiesta agradabilísima, de la que los comensales guardarán recuerdo más imborrable tie la fotograiia que hizo Ribero, y á la cual prestó el valioso concurso de su esnléndida belleza la marquesa de Valdeiglesias. -C. UN BANQUETE MÚSICOS MILITARES En el restaurant Inglés se reunieron ayer tarde distinguidas personalidades del Par- lamento y de la Prensa, invitadas por los músicos militares del Ejército, que querían celebrar el triunfo de sus derechos pasivos, legítimamente otorgados recientemente por las Cortes. DE MADRID Al destaparse el Champagne, brindaron el teniente coronel López Serrano, el oficialde Infantería Jordán y Doré, el redactor FIESTAS de El Liberal Blanco Nomdedeu; Ramón Saturnino llaman al conde de Esteban García, músico de Alabarderos, ARISTOCRÁTICAS Collantes. sus antiguos compañeros de pe- viva al Rey; Luis Gallego, de El que dio uií Diario Esporgue antes de ser subsecretaEN LA LEGACIÓN DEL JAPÓN riodismo, Presidencia con Cánovas y de ob- pañol, y Juan de Túy. rio de la El ramo de flores que adornaba la mesa Anoche se celebró en la Legación del Ja- tener senaduría vitalicia fue periodista y fue enviado á la condesa de Esteban Copón otro banquete en honor del Cuerpo di- un brillante cronista de salones en aquellos liantes, por ser su esposo el que más se tiempos en que se hacía política en los sa- distinguió en el Senado defendiendo los inplomático. El digno representante del Imperio del lones, y que el padre Coloma retrató en tereses de los soldados músicos. Sol Naciente y. su amable esposa sentaron Pequeneces. Leyéronse adhesiones de Moróte, de JorY Saturnino Esteban Collantes, ingenio dán Doré, de Gonzalo de Quiros y de otros á su mesa á las siguientes personas: madanie Geoffray y embajador de Francia; miss siempre lozano, causear delicioso, político varios. Ide y ministro de los Estados Unidos, em- independiente y fervoroso devoto de la bajador de Rusia, condesa de Mirasol, lady Prensa, reúne todos los años en su sunde Bmisen y embajador de Inglaterra, prin- tuosa casa de la calle de Goya á los direc- LABOR CULTURAL cesa de Ratibor, embajador de Alemania y tores de los diarios madrileños y amigos Jas princesitas de Thurn y Taxis, la con- suyos, periodistas en activo unos, y retidesa de Bonin Longare y el embajador de rados otros, brindándoles espléndida co- ACADEMIAS Italia, los señores de Heredia, Mme. Ler- mida, en cuya mesa se sientan también, Y CENTROS montoff, Mr. Rennié, Mr. Someville y el siendo su más rico ornato, la condesa, figusimpático secretario de la Legación, señor ra de suprema distinción, y Manolita y JUVENTUD CONSERVADORA María, las hijas de los condes, bellísimas Ajajiro Miura. La conferencia que dio anoche en el saLa comida se sirvió con exquisito gusto. y. espirituales señoritas, que, con la hery luego hubo recepción, á la que asistieron, mosura heredada de la madre y. el talento lón de actos de la Juventud Conservadora del padre, se hacen merecedoras de ado- el ilustrado catedrático de Derecho Romaentre otras damas: no en la Universidad de Barcelona, don Señoras marquesas del Vadillo. Valdeigle- ración. El banquete de este año se verificó ano- Eusebio Díaz, fue una prueba de la gran sias, Santa Cristina, la Ribera, San Migue! de Híjar, González de Castejón, Villamag- che, acompañando á los condes y sus hijas cultura que posee el conferenciante. D. José Ortega Munilla, D. Andrés MellaDisertó durante una hora acerca de ia na, Castellfuerte. Condesas de Pardo Bazán, Esteban Co- do, D. Juan Pérez Guzmán, el barón del Misión del partido conservador en Espallantes, Fuente Blanco, Villamonte, Broel Castillo de Chirel, el marqués de Valdeigle- ña, y especialmente en Cataluña En bresias, D. Luís López Ballesteros, D. San- ve exordio bosquejó el estado actual de la de Plater, Caudilla, Tovar de Lemos. Duquesa de Noble i as y viuda del mismo tiago Mataix, D. Javier Betegón, D. Euge- conciencia esoañola, torturada por hondas nio R. Rodríguez de la Escalera Monte- convulsiones, hijas unas del malestar ecotítulo y vizcondesa de Roda. Señoras y señoritas de Beistegui, Agui- cristo) D. José Lázaro y D. Ángel Alaría nómico y de la incultura de las clases proletarias, y también de la depravación moraf, Iar, Lázaro, Vázquez Barros, Quiroga y Casteli. Hubo ausencias forzosas por viajes y en- fomentada por insanas campañas de los Pardo Bazáu, Cavalcanti, Hoover, Keninitz, Comyn, Beltrán de Lis, Allendesa- fermedades, y otras, ¡ay! porque la muer- que, aprovechándose de la ignorancia de esas cl jes menesterosas, dislaceran sus llalazar, Chaves y Lemery, Vera, Jordán de te es insaciable... Se habló de todo: de política, en broma, gas para mejor inocular sus doctrinas desTJrríes, Sanz y Magallón, González Caste jón, Gordón, Quiroga y Navia, Ossorio, como merece; además, el dueño de la casa atentadas de odio á los principios fundaÍBermúdez de Castro, Travesedo, Jiménez tiene el buen gusto de ser volteriano en mentales de la patria. Hablando de la acción del partido en de Sandoval, Collantes, Castro, Santiago esa materia; de música, en serio, proclamándose la suprema belleza de Tristón é Cataluña, recomendó la necesidad de que Concha, Bascaran, Tovar. Del sexo fuerte estaban el nuncio de Su I seo, con sólo un voto en contra, eso sí, de todos los elementos de orden se coaliguen iara. servir de. dique á los desmanes del Santidad, los ex ministros Sres. Primo de valor de un Luis de oro... Precisamente había en la casa flores, que lerrouxismo. Hoy no es, ni debe ser, el Rivera, La Cierva, marqués del Vadillo y Allendesalazar; el ministro de Méjico, los los músicos militares habían enviado á la partido conservador refugio de plutócragenerales Bascaran y Loygorri y los seño- condesa, como testimonio de gratitud al tas que se unen para la defensa de sus bieres Moreno Carbonero, marqués de Val- conde, que, practicando una política que Cá- nes es suma de fuerzas que miran á conaeiglesias, Vera, Hoover, D. Alfonso Agui- novas llamó de perro de San Bernardo, ceptos más altos, y por los cuales tienep íar, coronel Cavalcanti, Retortillo y Mac- porque consiste en recoger á todo desgra- el deber de luchar. El discurso del Sr. Díaz fue objeto de fphersón, Roda, Casal, conde de Albyz, Es- ciado que encuentra en el suelo, ha conseCalera, Gil Delgado, Sánchez Arias, Gua guido que las Cortes hagan justicia á esa calurosos aplausos, y muy felicitado el conCa, G g, clase, hasta aquí esclava de todos los de- ferenciante por di Hlh diana, Halpher, G i k Al Gerike, Alvarez d Tole- beres que. impone la disciplina militar, pero le escuchó, entre el numeroso auditorio que de T l el cual hallábanse los se, úo (D. Rodrigo) niarqttég. te: González Cas-