Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 1.9- DE DICIEMBRE DE 1910. EDICIÓN Ka PAG. i- 3. lancolía y su dolor por el hogar, que no siente todo suyo porque, en él viven eneHíigos de España. Ha sido traidor á ella: su espada no tiene más que un palmo desde que airadamente la rompió. Llegan á Flandes desde Italia tercios de España, por la guerra llamados. Y Don Diego, al ver á los suyos, siente la nostalgia de. sus antiguas empresas, de las jornadas de aventuras y amor á la enseña patria. Esta lucha angustiosa entre sus dos deberes la resuelve Magdalena con un noble -y doloroso arranque, colocando en las manos de Don Diego una espada para que pueda seguir á sus tercios. Enloquecido, fascinado, parte anheloso Don Diego, dejando á Magdalena en inmensa zozobra. Pero he aquí que ésta es la última jornada. En Flandes se ha puesto el sol castellano, y Don Diego llega abatido y nostálgico á su hogar. Magdalena le alivia de su desventura, haciéndole comprender que sobre el dolor de la derrota en los campos de batalla está la inefable dicha de la vuelta al amor, del amor, que ha fructificado en un niño, ya casi un mozo; un niño que representa el futuro, que simboliza- toda una obra de paz y de concordia, y que, al flamear su antorcha de regocijo en medio de las sombras de la noche, en la tierra donde el sol de España se ha puesto para siempre, hace olvidar todo rencor en nombre de los días de paz trabajo que han de venir. En Flandes se a puesto el sol; pero en Flandes la hidalguía, el valor, la arrogancia, la nobleza, serán perennemente españoles. Este bello final produjo en el público intensa emoción. María Guerrero, ya he señalado antes tina parte de su éxito, llegó en la interpretación de Magdalena á las más altas cumbres de, su significación artística. Toda la nobleza y la ternura del personaje tuvieron en la insigne actriz una portentosa encarnación. Bravo, bravísimo. Fernando Díaz, de Mendoza sintetizó de modo admirable en el capitán Don Diego de Acuña toda la epopeya de nuestros conquistadores. Noble en el ademán, altivo en el gesto, supo hallar en todos los momentos las más felices expresiones, y en cuanto á la dicción, puso en los versos de Marquina 1 1 gran aliento de poesía. 11 El gran actor se nos mostró anoche en toda la esplendidez de su talento y de su arte exquisito. Thilliettr dio ai alférez Valdés, del que hizo una creación, un apropiado sentido de fanfarronería. El ilustre actor fue aplaudidísimo. Josefina Blanco fue un prodigio de ingenuidad. No es posible componer con más talento la figura de Albertino. Grandes aplausos y llamadas á escena premiaron el admirable trabajo déla simpática e insubstituible actriz. Palr. nca mostró su arte de buen comediante interpretando con mucho acierto el difícil personaje de Juan Pablo Godart. Las señoras Cancio y Salvador, la señorita Barcena, y los Sres. Juste, Cirera, Carsí, Vargas y Guerrero dieron á sus papeles afortunada interpretación. En cuánto al espectáculo, huelga decir que, como siempre en aquella casa, fue un alarde de riqueza, de buen gusto y de propiedad. En suma, una memorable jornada para todos. -F. LA FIESTA DE HOY alegre; 2 Blancí Bcr. né, cantante á voz; 3. la Napolitana, bailes cosmopolitas; 4 Los Bros Wiil s, a cróbatas excéntricos; 5. Remedios Sanchí concertista española; 6. Debut de Mar on, diseuse; 7. Los Sániaras, juegos ic rios. Cinco minutos de descanso. Segunda parte. -1. Sinfonía, La divorciada; 2 0 Concha- Valiery, cupletista española; 3. Juliar. o, ventrílocuo; 4.0, Julia Fons yj 3 r. Crespo, dúo del beso de El conde de Luxetnburgo. C neo minutos de descanso. Tercera parte -i. Sinfonía, La princesa del dollar; 2 Asalto á sable entre los profesores Sres. Afrodisio y Lancho; 3. Película del Petit Palais; 4 Concierto por los artistas del teatro Rea señoras Gagliardi, Guerrini y! os Sres. Stracciari y Masini Pieralli. Les scompañarán al piano los maestros Gianetti y Emilio Serrano. La eminente divé. señora Pareto, que ante- anoche debutó en el Real, cantará con el señor Stracciari el dúo de Zerlina y Don Juan de la ópera Don an, de Mozart. Cinco minutos de descanso. Cuarta parte. -i. Sinfonía, The Katers; 2. a, La Big: ié (del Moulin Rouge) bailes á transformación; 3.0, película trágica, explicada por el Sr. Vico (D. Manuel) 4. Nelly- Nell (del Royal 0 Kursaal) bailes excéntricos americanos; 5. dos películas: primera, Pulgarcillo persigue á su mujer; segunda, Jardín zoológico de Londres; 6. Luz Alvarez, baile; españoles; 7. Les Berthos, bailes acrobáticos y de apaches; 8. Paca Remero (La Morita) canciones y bailes de Andalucía; 9.0, cine. del circo. LA RIMA ETERNA La rima eterna recorre triusfalmente los escenarios de los rincipales teatros de Es- paña A los éxitos CÍ lurosos, entusiastas, obtenidos en Barcelona y Valencia, hay que agregar otro tribu ado á la hermosa y poética producción per el culto público mala- gueño, que en la boche del sábado último pudo saborear las exquisiteces que han sabido poner los cel brados y notables autores hermanos Quintero en la delicada comedia, cuyos productos por derechos de escena dedican á la erección de un monumento que perpetúe la memoria del inmortal poeta de las golondrinas, Adolfo Gustavo Bécquer. Los intelectuales malagueños, congregados en el lindo teatro de ervantes, de Málaga, hicieron una ovación delirante á los autores á la terminación de cada acto, fallo, que representaba np sólo la sanción favorable que la obra merecía, sino el apoyo sin- cero de aquel público á la nobilísima idea de los autores de El g nio alegre. La compañía de Tallaví hizo primores en la representación de la linda comedia. Las decoraciones, pintadas- por el Sr. Viró, fueron justamente elogiadas. Antes del estreno, y á guisa de prólogo, el culto escritor Felipe Sassone pronunció una amena conferí ncia tratando de la personalidad poética íe Bécquer y de la meritísima labor de los Quintero. El conferenciante escuchó muí hos aplausos Con verdadero gusto recogemos estos aires de triunfo cue de provincia llegan, justo premio obterido por Serafín y Joa- quín Alvarez Quintero, que al honrar la memoria del poetí. sevillano se honran á sí propios. ¡Que sea enhorabuena! TEATRO DE LA GRAN VSA tal lia sido el interés despertado en el público desde que comenzó la construcción del edificio. La compañía que actuará allí es excelente. Baste decir que, entre otros artistas, figuran en ella el veterano actor, sin rival en su género, D. José Mcsejo; los primeros actores Sres. Orta, padre é hijo, que tan buen nombre han alcanzado en el teatro, y la primera tiple cómica señorita Pozuelo, de quien todos los que conocen sus facultades y sus méritos hacen grandísimos elogios, Las primeras obras que se estrellarán en la Gran Vía serán Bastos son triunfos, original, la letra, de los Sres. Arpe y Deltell, música de los maestros Saco del Valle y, Noir, y Las reinas magas, libro de los se- fíores Torres y Asenjo, y partitura de los, maestros Calleja y Barios. I ALMANAQUE RELIGIOSO Se ha puesto á la venta el Almanaque Religioso para 1911, conteniendo en sus 36. Í ...ojas el grabado del santo de cada día, y al dorso, un extracto biográfico de su vida. Dicho almanaque ha sido compuesto por nuestro compañero en la Prensa y estimado amigo D. Gonzalo Pellejero. El Almanaque Religioso se hará en breve popularídnio. VALOES LEAL El cuito escritor y eximio artista Aureliano de Beuiete y Moret ha publicado con este título una notable y completa monografía del célebre pintor de la escuela se- villana Valdés Leal. El Sr. Bertiete, haciendo honor á sus otro: libros ya publicados, hace una concienzuda y, acabadísima labor crítica de las obras del maectro, siguiéndole paso á paso desde sus comienzos y señalando las diversas influencias que en su técnica y en su inspiración pudo ejercer la contemplación de los. cuadros de otros pintores nacionales y extranjeros que le fueron coetáneos La gloria de Valdés i eal fue empañada ya en su misma época por la de su con- temporáneo el gran Murillo, y el Sr. Be- ruete tiene especial cuidado en devolver a Valdés la justa fama á que es acreedor rehabilitándole también oe los juicios emitidos por otros críticos, que al estudiarle, con notoria ligereza, han pretendido pre- sentarle como un pintor de asuntos macabros, quizá por no conocer de él, aparte de algunos otros cuadros, los dos que se conservan en el Hospital de la Caridad, de Sevilla. Ha hecho Beruete y Moret; con una per- severanciá y una tenacidad á toda prueba, un trabajo de investigación verdaderamente admirable, pues trasladándose á Córdoba, á Sevilla y á varios puntos del extranjero, en donde existen cuadros de Valdés Lea f apenas conocidos, ha conseguido reconsti tuir el conjunto de su obra, marcando su verdadera orientación y estructura dentro, del arte. El libro hállase galanamente escrito y va espléndidamente ilustrado con láminas magr niñeas, no faltando la descripción de cu- i riosos episodios y la narración de intere- santos costumbres de la época; así como una evocación de algunos de los personajes de la misma, hecha con tm profundo; conocimiento de la historia de aquellos re- motos tiempos Las primicias de la obra fueron ofrecidas ¿I culto público del Ateneo, hace varios días, por el Sr. Beruete, con la lectura de uno de. sus más interesantes capítulos; he- 1 cho éste que ya oportunamente reseñamos. Esta tarde, á las tres y media, se verificará en el circo de Price Ja gran fiesta de varietés organizada por la Asociación de la Prensa. El programa es el siguiente: Primera parte. -i. Sinfonía, La viuda El nuevo coliseo de la plaza del Callao abrirá sus puertas, según nuestras noticia: á fines del mes actbai La inauguración del teatro de la Gran Vía será, seguramente, acontecimiento;