Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 2 DE OCTUBRE DE uno. EDICIÓN i, PAG. t 5 la adopción de la promesa en vez del juramento, y aun en las costumbres. de nuestro F eblo, en el cual, aunque sea lamentable, se SES 3O N DEL DÍA n DE OCTUBRE DE 9 s o halla apagado bastante el sentimiento reli. A las tres y veinte es abierta la sesión gioso. Con este proyecto- -añade- -se evitaoor el Sr. Montero Ríos. rán muchos perjurios. Del Gobierno asisten los ministros de Termina lamentándose de que se haya Marina y Fomento. oído en la- Cámara la palabra trapo para En las tribunas, bastante animación. En los escaños, apenas el número preciso aplicarla á la bandera, símbolo de la patria. Para de senadores para que la sesión se celebre. conceptoaclarar esta. frase y rectificar otro, Es leída y aprobada el acta de la anterior. JACA. vuelve á hablar el obispo de RUEGOS Y PREGUNTAS Palabras dé este prelado, de las cuales El Sr. CONCAS lamenta que no se ajus- parece desprenderse una censura para el: t e a lo establecido por la ley de Escuadra jefe del Gobierno por haber iniciado y no la construcción de los cañones destinados continuado el debate político en esta Cá. á. los nuevos buques, variando el trazado mara, mueven al presidente, Sr. Montero Ríos, á explicar lo ocurrido y á de- la carga de los mismos. clararse, responsable de qué tai discusión El ministro de MARINA le contesta que los cañones se están construyendo con es- tuviera que suspenderse, por requerir el Congreso la presencia del Sr. Canalejas, tricta sujeción á los planos aprobados. en dicha Cámara conclu No se da por satisfecho con las explica- hasta eltanto que debate. ciones del Sr. Arias de Miranda, y anun- yese análogo Rectifica el Sr. GUTIÉRREZ y nuevacia una interpelación, que versará acer: ca del arreglo de los talleres de artille- -mente el obispo- de JACA. Suspéndese el debate. Se lee el despacho -ría en el arsenal de la Carraca. La- acep Id- si ministro para cuando la Mesa, erea, ordinario y se. levanta la sesión. oportuno. Se reanuda la discusión sobre el programa expuesto por el Gobierno. Habla el Sr. AZCARATE. Recoge las palabras del Sr. Canalejas al declarar éste que no vive ligado con las izquierdas. Ello. librará- -dice- -al Gobierno, y sin duda por eso lo hace saber el Sr. Canalejas, del peligro de que se utilice contra él en la plaza de Oriente el argumento que se empleó contra el Sr, Moret. El Sr. Canalejas ha hablado de nuestra ORDEN DEL DÍA conjunción con los socialistas, y pretende Continúa el debate sobre el. proyecto de que éstos y nosotros carguemos con la culempleo de la promesa en los casos de jura- pa de las huelgas, que el Gobierno, no sé por qué, considera políticas. Yo declaro que mento. El señor obispo de JACA consume el se- esta conjunción ha sido precisamente un ideal mío de siempre, y el llegar á esta gundo turno en contra del dictamen. Se extr. aña el prelado de que se haya realidad una iniciativa mía, personalmente idado preferencia en la discusión á este pro- mía. Esta alianza es conjunción, nada más vecto sobre otras cuestiones que el orador cree de más urgencia. Combate la supre- que eso; ni el Sr. Iglesias se ha hecho resión de. la obligación del juramento, por publicanos, ni nosotros socialistas; nosotros creer que, si responde á un espíritu de li- no admitimos la lucha de clases. Pero ¿para qué insistir? Lo sabe bien el bertad, atenta á la esencia de la Constitución del Estado y ofende los sentimientos Sr. Canalejas; el presidente del Consejo ha hecho intencionadamente u n a confusión de muchos españoles. Entiende que, en aras de la lógica, se ha donde sólo hay una solidaridad sobre una debido suprimir el juramento de la ban- misma moral. Y lo ha hecho suponiendo que nos iba á confundir con responsabilidadera. Esta ley, si se vota- -concluye, -será la des que el partido republicano no puede consagración del ateísmo en- España. (Pro- aceptar, porque nuestro partido, reconocien- testas en la mayoría. y la abolición de toda do el problema de lucha capital- trabajo, ha procurado siempre aplicar la fórmula de garantía de verdad en España. En. nombre de la Comisión le contesta armonía. Recuerda su intervención personal en la D. Federico GUTIÉRREZ. Explica y defiende los fundamentos de huelga de Bilbao. En cuanto á los socialiseste proyecto. Aduce en su apoyo los ante- tas, en cierto modo puede ser una huelga cedentes que en las iniciativas ministeria- política, no en el sentido político de forma les y en el ambiente parlamentario tiene- de Gobierno, sino en el sentido sociejtajrig, El Sr. -FERRANDIZ pregunta si el aco. razado Pelayo, cuyo aparato generador está en reparación hace varios meses, se halla en condiciones de salir á la mar y prestar servicio. El MINISTRO: Su señoría lo ha dicho está reparándose y, por tanto, no puede salir á la mar. El Sr. FERRANDIZ excita al ministro á hacer que se cumpla el reglamento, -porque tratándose de un buque declarado en situación de reserva de primer grado, tiene dotación, absoluta, sus jefes y oficiales cobran dotación entera y nada justifica cuanto en concepto del ex ministro conservador va contra el reglamento. El Sr. ARIAS DE MIRANDA dice que no ha menester de tanta excitación, puesto qué- él- cumple las leyes y hace que las cumplan todos. Rectifican el Sr. FERRANDIZ y el MiNISTRO. Turan el cargo de senadores los señores obispo de Oviedo y conde de Torrearías. El Sr. DÍAZ MOREU impugna la fór ¡mula dé reparación de los buques, cuya iniciativa fue del Sr. Ferrándiz. Explica el alcance de la fórmula aludida el Sr. FERRANDIZ. Rectifican ambos senadores y se entra en el SESÍON DEL DÍA ¡i DE OCTUBRE DE 1910 A las tres y media abre la sesión el conde de. Romanones. En el banco azul, el presidente del Consé 1 jo y el ministro de la Gobernación. La presidencia propone el orden con que han de ser discutidos los presupuestos. Cada dictamen parcial pasará al Senado, así que se apruebe en el Congreso Las sesiones, desde mañana, comenzaran a l a s dos, y durarán seis horas. ORDEN DEL DÍA Quedan aprobados los dictámenes de incompatibilidades relativos á las actas que se aprobaron- ayer. Juran varios diputados. EL DEBATE POLÍTICO No creo, sin embargo, que la ñnalidaó erí Bilbao fuese la huelga general. Esa acusación, esa sospecha, surgía de los. patronos. Lo dijeron en este. manifiesto (lo: lee) apoyándose en el supuesto hecho de. que el movimiento tenia carácter general. En efecto, el conflicto era y continuó sien- do local. Dice que los patronos. no aceptaron. las gestiones del Instituto de Reformas. Sóciaíes porque la comisión la formaban, con otro miembro, el orador y un socialista. Relata cómo y por qué accedió á ir á! Bilbao, teniendo en cuenta reiterados re- querimientos que le hicieron. Los republicanos de Bilbao no pusieron en la huelga más influjo que la gestión de. paz, formulada por el Sr. Echevarrieta. Tampoco es verdad que influyeran los socialistas en pro de. la huelga general Todo lo contrario. Los obreros de Bilbao votaron por el paro, y si no se hizo fue! precisamente por la gestión de los comisión- nados de Madrid. La intransigencia de los patronos impe día la paz. Y ahora he visto que. han concedido lo que antes no querían conceder, y, han acabado por aceptar fórmula análoga) á la que ofrecía el gobernador, á quien partearon moralmente los patronos. Trata. extensamente el Sr. Azcárate de las relaciones de los partidos republicanos con los Gobiernos. Las conclusiones: que el proceder 1; de éstos ha marcado siempre la norma. Eni la cuestión anticlerical iremos con este Gabinete si él es radical. Por lo demás, los republicanos no esta rán desprevenidos, ni pueden estarlo, erí esté país de lo inesperado y de las crisis orientales. Rechaza la afirmación del Sr. Canalejas de que ciertos profetas obran con impunidad. Si fuera de la Cámara delinque un diputado, la impunidad nacerá de que la Cámara no acceda al procesamiento. Además, el anuncio de delinquir no es tentativa, no es delincuencia. Termina diciendo que e preciso ir á la libertad de cultos. El Sr. CANALEJAS recoge ja división de responsabilidad que ha marcado el se ñor Azcárate y reitera en elocuentes pe- ríodos la condenación de la campaña de tumultos y algaradas. (Los republicanos interrumpen. Trata de las huelgas. Deduce que el paro general es político, revolucionario. Juzga: ilícito y antipatriótico el sostener la amenaza de huelga general. Su primer daño es económico para todo el país. El Gobierno muestra su amor por el obrero con los proyectos que presenta. El Gobierno no repugna ir con las izquierdas. Lo que no quiere es compromisos, componendas. Insiste en que la huelga de Bilbao er política, por lo menos en aspecto local. Sostiene que el anuncio de delinquir pue dé ser una excitación. En tal caso, el que anuncia, lo que en. realidad hace es instigar en realidad, es inductor. Termina diciendo que quiere gobernai respetando y manteniendo el orden social A la derecha les decimos: re. speto á lo; grandes principios fundamentales de la so. ciedad. A la izquierda, que vivimos por 3 para el progreso del derecho y de las libertades. (Grandes aplausos en la mayoría. Rectifica el Sr. AZCARATE, y refiérese incidentalmente á sus declaraciones del mi tin en Murcia, manifestando que la mi noria republicana está dividida en matice y que él ha propuesto que sólo la divid una distinción: derecha é izquierda. A continuación habla Pablo IGLE SIAS, quien comienza acusando al. señe Canalejas de haber tratado desconsiden damente á varios diputados, entre ellos ¡á