Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 4 DE JULIO DE 19 J 0. EDICIÓN t. PAG. 6. cuadro de Villegas. y está frase ío dice y puede decirse que de allí salió hecho el cuadro. El boceto quedó listo muy poco deslo resume todo. Mi principal propósito acerca de esta pués. Ño faltaba sino pintar aquello, cosa obra magistral del arte español es referir que, como dicen, era coser y cantar para una lo que muchos no saben y lo que muy con- mano como la de nuestro artista, y pocos tados sabemos bien: la historia del ad- meses después estaba terminado el cuadro, mirable cuadro. Yo la escuché, algún tiem- que no medía más de metro y medio, y, á po ha, de labios del mismo D. José Ville- ruego de la entendidísima Emperatriz Fegas, gracias á la cariñosa amistad con que derico, se mostraba entre los murmullos de me honra, muy sin merecimiento mío, si admiración de los aficionados en la Expopor tal no se entendieren mi fervorosa ad- sición de Munich, en donde lo adquirió un título francés muy opulento, que ahora remiración y mi leal correspondencia. Cuando por los añps de 1880 un suceso side en Basilea. real inspiró á Villegas su primer cuadro Años más tarde, cuando el Marqués de de la muerte del torero, ya había llegado Barzanallana encargó á Villegas que piná la madurez de su talento artístico y de su tase uno de los cuatro grandes cuadros de prodigiosa habilidad técnica. Tenía enton- historia que habían de ornar el salón de ces treinta y dos años. Pero ¿qué no podía conferencias del Senado, y de los cuales esperarse de quien antes de cumplir los sólo dos llegaron á pintarse, el egregio arveinte, y siendo discípulo, aún en Sevilla, tista andaluz quiso dar un compañero en del inolvidable D. Eduardo Cano (1867) tamaño al cuadro pedido, pero con asunto había dado cima airosamente á empresas de costumbres actuales. Entonces cumplió ¡tales como la de pintar á Colón pidiendo su antiguo propósito de pintar en grande hospitalidad á la puerta del comento de el cuadro de la muerte del torero, y, acala Rábida, cuadro que, como flor y como bado, por los años de 1893 fue expuesto en fruto, como esperanza y como realidad, ad- Berlín, donde el Emperador de Alemania miró á cuantos lo vieron, y compró entu- concedió á su autor una gran medalla essiasmado el infante Duque de Montpensier? pecial, á la cual acompañaron bien pronto Mucho, en efecto, podían dar de sí ea otras dos grandes medallas, ganadas res 1880 las excepcionales dotes de quien, des- pectivamente en Munich y en Viena. Pero pués de hacer en Madrid admirables copias reparando Villegas, algún tiempo después, del Tiziano, Velázquez y Goya, pintó en en que el fondo del cuadro no tenía carácter Roma (1870) al lado de Fortuny y de Ro- del todo local, quiso dá. rselo y ajustar el tono sales, cuadros como aquellos de El descanso de luz á lo que convenía á una de nuestras de la cuadrilla y El reñidero de gallos, en- capillas de plazas de toros, y emprendió la cargados los dos por el americano míster ardua tarea de cambiar el fondo primitivo Stuart, y en Sevilla (1871) aquel hechizo por el que ahora tiene, lo cual hizo necesa de El zapatillero moro, que, á su vuelta á la rio cambiar asimismo los colores de los tra gran ciudad de los Pontífices adquirió el jes y otros pormenores de la obra. opulento Morgan, y el cuadro titulado DesAsí del Xpués de la corrida, también adquirido p. or Marzo las cosas, en la mañana gran S de Mujin rico americano Y desde 1873 á 1880, in- seo del último entró en nuestroacompañado Prado un extranjero numerables joyas artísticas, tales como el de su señora y, preguntando por el director, ffamoso Bautismo del nieto del General, ven- pronto se avistó con el Sr. Villegas. El viSdido á Vanderbilt en 150.000 francos, Unos díjole llamarse ser di tanto, y otros tan poco, cuadro que llamó sitaste de la Academia Mr. Roger y Búffalo rector y Museo de poderosamente la atención en Madrid, y (Estados Usaidos de América) y, después ¡que compró el Rey de Sájonia para aquel de hablar en general de asuntos artísticos, ¡Museo Nacional, y, en fin, por no. pasar de sirviéndoles de intérprete la dicha señora, juna simple enumeración, Jos cuadros, re- que sabía francés, aunque no castellano, nombrados en todo el mundo, que el artista Mr. Roger suplicó á Villegas que le perintituló El bautizo, El Domingo de Ramos mitiese visitar su estudio. Al entrar en él y en Venecia, La fiesta de las Marías, La paz se intitula ¡Murió social, La procesión de las palmas en San ver el cuadro oue ahoraconocía mucho, por ¡Marcos de Venecia, El descubrimiento de el maestro! dijoyque lo reproducciones por referencias te conspiración Carmaqnola, Salida del y periódicos, y pidió precio parade libros un ¡Doge Fosean del Palacio Ducal después seo Entretanto, había llegado el Sr. mu de su dimisión, El Doqe Fosean ante el mero Guerra, íntimo amigo de nuestro RoarConsejo de los Diez, Condena de muerte intérprete á la del Doge Marino Faliero, El Aretino y San- tista, substituyendo como en IOO. QOO fran sovino en el estudio de Tisiano, El rapto, señora; y al fijar Villegas Mr. cuadro, El primer baño, y, coronando este período cos el precio sidel decían francosRoger, al pronto, dudó le ó dólars brillantísimo del trabajo de Villegas, El y lo preguntó sin mostrar extrañeza alguna triunfo de la Doqaresa Fosean, uno de los (que así las gastan los que tienen para gas cuadros que más se han celebrado en el tar) y como Villegas, por medio de su mundo. amigo, reiterase que la dicha cantidad se s Con toda esta suma de labor hecha, aun refería á francos, el extranjero aceptó inmás asombrosa por la calidad que por la continenti el precio y redactó y dio á fhv cantidad (y cuenta que no he mencionado mar el contrato de venta, y aun. compró iino lo más conocido y saliente, porque los particularmente para sí, en 30.000 francos, pinceles de Villegas han sido y son la fe- otro cuadro, prodigio de observación y de cundidad misma, y apenas si hay entre sus gracia fina de la tierra, denominado La amigos quien no posea, y conserve como toilette de Currito (un gitanillo mu salao) oro en paño, alguna gallarda muestra de rogando al afortunado vendedor que el cuasa genial inspiración y de su bizarra es- dro principal esté en Búffalo para el próplendidez) el gran artista sevillano, encon- ximo mes de Septiembre. trándose en su tierra, que es la tierra de Esto me proponía referir á los lectores Saría Santísima, presenció en 1880 la so- de A B C, y, referido, sólo dos cosas me Jemne corrida de toros en que actuaron sie quedan que decir: la una, que Villegas, con te matadores, los de más fama, para cele- valer tantísimo como artista, vale todavía brar la vuelta del Tato al redondel después más como hombre; y la otra, que Dios conde aquella cogida de cuyas resultas quedó serve á los americanos su dinero, y á noscojo. Alcanzado por el primer toro el ma- otros, pobrecítos, nuestras artes y nuestros tador Bocanegra, fue conducido á la en- artistas, y así habrá siempre en España arte fermería. A día acudió Villegas y de tal español y dinero americano, que es lo mismodo- le impresionó el terrible espectáculo mo que decir: miel sobre hojuelas. que allí se ofreció á sus ojos de artista, roFRANCISCO RODRÍGUEZ MARÍN d a $3 el herido por sus camarades, que BOMBITA OPFRADOAl levantar ayer el aposito el docuor Ra- s ventos al matador Ricardo Torres (13o mbí- ta) vio que era indispensable la ambutacióH del dedo meñique de la mano izquierda. El resto de la mano stá bien, y el esta- do general del diestro es bueno. Al conocerse en Madrid la noticia de la, amputación del dedo, aun reconociendo que no es cosa grave, ha sido muy sentida poE los aficionados. Pasados días celebró sesión la Junta central de esta Sociedad, bajo la presidencia del señor marqués de Pilares, con asisten- ¡cia de los señores conde d, e Zubiria, barón de Satrústegui, Aznar, Cornet, Torelló, Ca- i rranza. Noriega, Bonelh, Méndez Alanis yj Navarrete, y tomando parte por escrito en las deliberaciones los Sres. Barreras, Mas só, Bosen y Alsina, Ibarra, Chalbaud, Salazar y Millet. La Junta quedó enterada fon satisfacción de haber aceptado el almirante de la Armada conde de Villamar el cargo de socio protector que le había sido concedido; de haber aceptado los cargos de vocales para que habían sido elegidos los Sres Madariaga, Luanco y Chalbaud; de haber sido nombrado el secretario general Sr. ¿Navarrete presidente de la Sección de Industrias y Comunicaciones Marítimas del Consejo del Comercio y de la Producción y ypeal de la Junta protectora de la Producción Nacional, y, por último, del resultado de la información hullera realizada por la Comisión especial creada en el ministerio de Fomento á petición de la Liga, y de la propaganda que ella realiza para la constitución de secciones de la misma en las repúblicas hispano- americanas y en las islas Canarias. Adoptó además la Junta, después de deliberar sobre diversas mociones informadas por la Secretaría entre otros, los acuerdos siguientes: Abrir una información durante un plazo de tres meses sobre el reglamento de 27 de Mayo, publicado ea la Gaceta, con carácter; provisional, para el cumplimiento y la apli- cación de la ley de Protección á las Iudus- trias y Comunicaciones Marítimas; reiterar sus gestiones para que la enseñanza naval elemental sea declarada obligatoria en las escuelas públicas; hacer una nueva tirada de la Cartilla Marítima y otra edición del Manual de la Liga que comprenda toda la labor de ésta durante sus diez primeros años de vida, cumplidos el día q del corriena te mesj abrir un concurso hasta fin de aña para premiar la mejor obra de lectura, complementaria de dicha Cartilla, y encargar- se también de su publicación; crear una 1 medalla para ser otorgada, en primer tér- mino, á los que más se distingan en dicho? concurso y en la enseñanza naval elemen- tal; regalar un objeto de arte para premio, en las regatas que verifiquen los alumnos d! é, las escudas graduadas de Cartagena, don- de se da dicha enseñanza; estudiar un pro- yecto presentado por los Sres. Pérez Chaat y Janer para la celebración de una graiíj semana marítima, fomentadora del deporte, naval militar, y publicar en el boletín dé la Sociedad y en la revista Vida Marítím los acuerdos de las comisiones internacionales reunidas en Monaco, con asistencia 11 del Sr. Nayarrete, para el estudio oceanógrafico y biológico del Mediterráneo y del Atlántico, en relación con la pesca marítima La Junta se ocupó también de otros asun tos de menor importancia de carácter so cial, de que dará conocimiento en. el bolethi oficial de la Sociedad 1, LIGA MARÍTIMA ESPAÑOLA 1