Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 2 DE ABRIL DE i 9 io ¡EDICIÓN i. PAG. 5. Al darle algunas coronas que tenía, vi tilica; ei tren que atraviesa las dos provincias es el más pequeño que he visto en mi pasar por sus ojos un rayo de alegría... ida. -Gracias, caballero- -balbució. Y, apoyándose en su bastón de nudos, El viajero recibe la impresión de viajar t or un país de enanos. Las montañas son desapareció entre las rocas del camino, camuy bajas, y los ríos, que corren paralelos minando sin rumbo fijo, triste y solitario, a lo largo de la vía férre? son como peque- sin ayuda, sin familia, sin un rayo de espos arroyuelos. peranza... Delante de las casas, pecmcñas y sucias, ¡Qué triste es á vc- es el destino de los crecen hortigas y hongos... y sobre las pra- hombres! deras, cubiertas del ierba tostada por el arDANUBIO diente sol, pastan diminutos caballos y oveViei a. Marzo. jas. Las aldeas tienen el aspecto de montones ñe cal: las casas carecen construidas las junas sobre las otras rlos minaretes, blancos Libre y y puntiagudos, dan á estas últimas un as- tificado el espontáneamente quedó ayer recrefranero Abril, pecto enteramente asiático; las calles son nieves mil diremos castellano: EnNo las en lo sucesivo. sucias y mal conservadas, y las casas, foco vimos en Madrid, pero tos olimos. de inniundicíaSj despiden en verano un olor De este modo entró el mes cantado por insoportable... poetas: el de No tienen más que una sola pieza, y todos los llegada de las las primeras flores, el de el ¿os miembros de la familia comen y duer- la los días serenos obscuras golondrinas, sínde y, á juzgar por los men juntos... 1 catarros Pertenecen también á la familia las aves tomas, el de los beneficio suculentos y el de las pulmonías á de Pateta. de corral, las vacas y los caballos... No se sintió ayer calor más que en el La vida en las ciudades es enteramente igual á la de las ciudades turcas y ofrecen Ayuntamiento. Allí, sí; con motivo de celecasi el mismo aspecto Por las calles de brarse sesión ordinaria, de la mayor ordiQMostar caminan silenciosas las mujeres, nariez posible, los ediles se pusieron como cubierto el rostro con un trapo negro, que no digan dueñas por un quítame allá esas oculta á menudo grandes bellezas; los hom- secretarías de tenencias de alcaldía. Dos horas de escándalo y guateque, ¡y aun quiebres llevan el traje turco. 1 La miseria en que vive el campesino de ren algunos concejales que se les asigne Bosnia- Herzegovina excede á toda ponde- dietas por asistencia á sesiones y comisioíación. Un trozo de pan amargo llamado nes, para escandalizar más y á tanto el miteo íMK, una cebolla y de vez en cuando un nuto! Si Madrid llegase á tolerarlo, sería par de huevos pasados por agua constitu- cosa de creer en la verdad de aquella afrentosa máxima según la cual los pueblos tieyen su principal alimento. los Gobiernos, en este caso Municipios, La gente de aquel país muere muy joven, nen merecen. y en ninguna parte del mundo he visto ja- que Aprobó el Concejo lo de la Cooperativa más tantos tísicos. De lo que nosotros llamamos amor, no se eléctrica. Hay quienes siguen pensando que encuentra ni rastro en Bosnia- Herzegovj- eso es un ciempiés; pero si baja el precio na. La gente se casa siempre por interés del fluido, hágase el mílag ro, aunque lo material, y los padres venden sus hijas del haga ej mismísimo diablo. La justicia absolvió al pintor acusado mismo modo qtu un vaquero español sus de haber dado muerte á un compañero con yacas. Los nuevos esposos se ven casi siempre una barra de hierro. Weyler fue el hombre del día; estuvo en por primera vez en la mezquita, algunos momentos antes de celebrarse la boda, y Palacio, en Gobernación, en casa de Moret, nadie pregunta á la novia si A futuro es- en otras varias casas, y en todos lados se mostró reservado, frío, como el día. No ha poso la gusta ó no... ¿Para qué... Algunas novias, no obstante (aunque po- venido más que á dar las gracias y recoger cas) se rebelan contra ley tan salvaje el fajín. ¿Y por qué no á oir la opereta vienesa y La corte de Faraón? y huyen del templo. La gente política murmuró un poco: haHe aquí una estrofa de una caución popular que todo el mundo sabe de memoria bló de crisis... Que si Marina, que si Gueen Bosnia- Herzegovina, y que refleja la rra; pero la ministerial salió diciendo nue desesperación de una doncella obligada á ni Guerra se va ni Marina se queda, socasarse con un joven que no es c ¿c su agra- brentendiendo por Marina al general. Tampoco hubo ayer vuelos en el marque cio. La traducción literal dice asi: de aviación. En cambio, voló el tejado de Zaims salió de la mezquita corriendo una casa en los altos de la Moncloa, origiv entró en el jardín del cementerio; nando dos desgracias. inclinóse y besó la tierra, diciendo: Ultimo concierto Vela en el Español, con ¡Tierra mía! Acógeme en tu seno... más público que los anteriores y con estre ¡No me dejes ver más la luz del día... Hazme morir... ¡Arráncame mi alma! no que no resultó Por la noche, novedades teatrales. En Lara, estreno de El ama de la casa; y el púViven en Bosnia- Herzegovina muchos blico se sintió casero. Falta le hacía al amo porque ésta se Compatriotas nuestros en la más negra mi- de la pasa, En la Comedia, iba quedando sin opereta seria... Son descendientes de aquellos ju- inquilinos. al español, con éxito feliz, vienesa traducida porque díos que fueron expulsados de España; ha- hav una tiple y varias jóvenes coristas que blan un español bastante destrozado, y se quitan el Sueño... de un vals, título de la pasan la vida mendigando... opereta cantada, aunque la traducción diga Recuerdo que yendo una vez á pie de Po- Ensueño, nadie ha averiguado por qué. cifcelj á Visegrad se me acercó un viejo pidiéndome limosna en español. Andaba descalzo, y unos cuantos harapos cubrían su icuerpo, tostado por el sol y curtido por la El general Weyler estuvo ayer en el reintemperie. Llevaba el pelo largo, y su barita, mal cuidada, ocultaba su pecho enflaque- gio Alcázar para dar las gracias al Rey por cido... Le pregunté de dónde venía... No la concesión del tercer entorchado. El marqués de Tenerife obtuvo del Moío sabía. Tampoco pudo decirme adonde iba... Le narca una acogida afectuosa, dignándose liablé de España, de Madrid, y vi qu no S. M. poner por sus propias manos la faia de seda que regala al general Weyler. enía ninsruna idea de su patria. Este informó al Monarca de la situación de Barcelona, cumplimentó Liego á las Reinas y al salir manifestó á los periodistas que la visita á S. M. había carecido de interés político. -Cumplimentaron también á S. M. el general Ríos, que dijo á los periodistas al salir que creía que el general Marina seguiría al frente del Ejército del Rif; el general Tovar, aue fue á dar las gracias al Soberano por haberle nombrado subsecretario de la Guerra y por la concesión de la gran Cruz de María Cristina; los generales de división D. Laureano Sanz y D. Máximo Ramos y el general de brigada D. Femando Almarza. También concurrieron á la audiencia el coronel de Estado Mayor D. Julio Aranaz, el de Ingenieros D. Narciso Eguía, el de Artillería D. Juan Ugarte y el de Infantería D. Severiano M. Anido; teniente coronel de Infantería D. Francisco Artiñano, capitán de Infantería D. José Jiménez, primeros tenientes del Arma de Infantería don José Pomes y D. Juan Redondo García, capitanes de navio d e primera clase D. Ernin lio Hediger y Oliver y D. José Barrasa Fernández Castro y el capitán de navio D. Jos Estrada. El obispo de Barcelona y el ilustre escritor D. Eugenio Selles, marqués de Gerona, cumplimentaron á la Reina ñoña Victoria. A la Reina doña Victoria ofrecieron sus respetos- la condesa de Tattenbach y el coronel Sr. Martínez Anido, nuevo ayudante de S. M. En el sudexpreso marchó anoche á Inglaterra el príncipe Alejandro de Battenberg. El itey estuvo por la tarde jugando al polo en el Hipódromo de la Castellana. EN XA CORTE DE BÉLGICA MADRID AL DÍA LOS PLEITOS DE LA PRlNCüSA LUISA POR TELÉGRAFO BRUSELAS I 5 T. DE PALACIO Ha sido presentada á la Sala segunda dc Tribunal de primera instancia una demanda á nombre de la princesa Luisa de Bélgica contra Mlle. Lacroix, baronesa de Vaughan. En la demanda se intenta ejercer la acción resolutoria de dos compras simuladas que ha realizado la baronesa para adquirir dos fincas situadas en Ostende, por las cuales ha satisfecho figuradamente 50.000 y 87.000 francos. La princesa Luisa pretende que esas dos compraventas se han hecho con el objeto de encubrir las liberalidades del rey Leopoldo hacia la titulada baronesa. Y como estas donaciones exceden de la parte legalmente disponible, deben considerarse nulas por ministerio de la ley. El tribunal civil conocerá muy en breve de una acción de nulidad de prenda interpuesta por la princesa Luisa contra un letrado, antiguo defensor suyo. Este abogado, al realizarse la liquidación verificada hace tres meses, resultó acreedor de la princesa por 500.000 francos de honorarios y gastos. Impugnada esta cuenta por ü princesa, entregó al abogado uña prenda en raníía del pago. Como hasta la fecha el defensor 1.0 ha podido justificar tan crecidos honorarios, la princesa ha pedido que le sea restituida la prenda que dio como garantía.