Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES t. o D E ABRIL D E 19 T 0: JBDICION i. s PAG. i sos del d sííngtiido publico que le escuchaba. OTRAS CONFERENCIAS 1 doctor Castresana ha dado en el Colegio de Médicos una conferencia muy interesante para dar á conocer su estadística de 504 enfermos ooerados de catarata. Expuso cómo deben operarse las cataratas y las modificaciones que sufrirá la operación según la variedad cataratosa que pe ooere. Hizo algunas consideraciones sobre los síntomas de la catarata negra, por existir en su estadística cuatro casos ooerados, de variedad tan rara, que debe su coloración negruzca á la tirosina, se nm ha podido confirmar por los análisis. De su estadística resulta que recuperaron la visión 494 enfermos, y sólo diez quedaron sin vista, resultando una pérdida d menos del 2 por 100. En el Centro de Hijos de Madrid dará Esta noche, á las nueve y media, una conferencia, para tratar de la canalización de los ríos Manzanares, Jarama- Tajo, expli tando su proyecto el distinguido ingeniero Felipe Mora. La entraba es pública. Esta tarde dará en el Ateneo una de sus conferencias filosófico- gramaticales don Felipe Robles Dégano. En la última semana La entregado nuestro colega infantil Gente Menuda á sus pequeños lectores, á cambio de los vales incluidos en los ejemplares de cada número, los siguientes regalos: Tin ferrocarril á Carlos García Fernández, Colón, 14 (Burgos) Un carretón con pala á Angeles Hernando, Fuencarral, 5i, Madrid; lina tartana á Eduardo Tejero, Don Felipe, 8 duplicado, Madrid; Un juego de café á ínsita Moscarda, Princesa, jy, Madrid; Un juego de bolos á Eduardo Tejero, Don Felipe, 8 duplicado, Madrid; Un break á Lolita Ubeda, Qvita; Un funicular á Fernando Debías y Alfaro, Burgos; Un servicio de mesa á María Besares López, Lagasca, 14, Hvila, y Una bola misteriosa á J odrígo Mener, Conchas, 4, ¿Madrid. Ayuntamiento, en corporación y con maceros en las restantes plataformas, las demás comisiones. Al llegar la lancha al muelle, y en el momento de ir á saltar, dio Altamira un viva á España y otro á Santander. Estaba emocionadísimo. El público lo vitoreó con entusiasmo. El alcalde de Santander dióle la bienvenida en nombre de la ciudad, contestando Altamira con frases de gratitud. Rábidamente, y con algún desorden, á causa del apiñamiento de la multitud, formóse la comitiva y se puso en marcha. Delante v á pie iban Altamira y los profesores de Oviedo, los alcaldes de esta población y de Alicante y Santander y el gobernador. Les precedían dos heraldos á caballo y los maceros. En el trayecto, hasta el Ayuntamiento, formaban los niños y niñas de las escuelas públicas. Divididos en dos filas, vitoreaban á Altamira y arrojaban sobre él flores y ramas de laurel. Desde los balcones, las señoras saludaban con los pañuelos. Iba Altamira descubierto y daba señales de profunda emoción contestando á todos los que le saludaban. Por fin lleeó la comitiva al Ayuntamiento. Todas las comisiones subieron detrás de Altamira. El alcalde de Santander le dijo que le ofrecía la Casa del Pueblo para que recibiese en ella el homenaje de los santanderinos. Altamira contestó emocionado diciendo que había comenzado su obra modestamente y que debía terminar en la misma forma. -Creo que tantos honores son superiores á mis méritos, pero los acepto considerando que no es mi persona quien los recibe, sino la Universidad de Oviedo. Después Altamira y jCanellas se asomaron al balcón que da á la laza de Pi y Margall, acompañados por los? 1 caldes de Oviedo, Alicante y Santander. La multitud les tributó una entusiasta ovación y una música comenzó á tocar. El Sr, AHamira adelantándose, hizo ce- sar todo ruido y pronunció tta üféve y eío- í cuente discurso, en el que dedicó un f cuerdo á su ciudad natal, por la que guanJa gran cariño. ík, A poco dio comienzo en el salón de 1 Alcaldía la recepción. Por delante del Sr. Altamisa desfilaros numerosas comisiones. Con estas comisiones acudieron á testimoniar su admiración al ilustre catedrático un sinnúmero de particulares. A los cónsules de las repúblicas amerí- canas les rogó el eximio viaj ero que trans- mitán á sus respectivos Gobiernos su re cuerdo de amor y gratitud oor las atenciones oue en aquellas tierra recibiera y por el amor que demostraron á España. Habló á los estudiantes alentándolos en este mismo amor á la patria. Una comisión de empleados municipales le entregó una placa de plata con una inscripción conmemorativa. Casi llorando de emoción expresó el se ñor Altamira su gratitud. La recepción termLió á las doce y media de la tarde. NOTAS TEATRALES MARTIN Anteanoche se estrenó en este teatro una zarzuelita titulada Los ojos vacíos, original de nuestros queridos amigos en la Prensa Sres. Linares Becerra y Burgos. Desde el primer momento fue franco el éxito, oyendo muchos aplausqs durante la representación tan estimados autores, que cada nueva obra que presentan es un triunfo más que tienen que apuntar á sú labor literaria. La obrita Los ojos vacíos figursrá taxi cho tiempo en ¡os carteles. LA REJANE ALTAMIRA EN ESPAÑA LA CORUÑA 3 0 2 T. (RECIBIDO EL 11, 10 ÍÍ. En las primeras horas de la mañana fondeó el Kronprinsessin Cecilia. Los muelles estaban adornados con banderas y gallardetes y escudos. El día era espléndido. El Sr. Altamira desembarcó en medio de jma ovación delirante; recorrió la población, visitó el histórico paso de Hércules y Asistió á la recepción popular que en su honor se celebró en el salón de actos del ¡Ayuntamiento. v El gobernador leyó un expresivo telegrama del presidente del Consejo saludando al Sr. Altamira en nombre del Rey y del Gobierno; el cónsul de Cuba pronunció un patriótico discurso y el sabio catedrático explicó, en elocuentes frases, el objeto y el resultado de su viaje. La despedida fue tan entu asta como el recibimiento. Ha llegado el Sr. Altamira. Aunque el tiempo, desapacible y lluvioso, no ha favorecido, se le ha hecho un recibimiento grandioso. El transatlántico entró poco después cíe Jas siete de la mañana. En varios vaporcitos del Club de Reeaitas salieron varias comisiones. En uno iban la esposa del Sr. Altamira y el rector de la Universidad de Oviedo. Todos subieron á bordo, desarrollándose ana escena conmovedora, pues Altamira iué objeto de efusivas muestras de afecto. Uno de los que primero abrazó al catedrático y le dio la bienyenida fue el gobernador civil interino, quien saludóle en nomt r e del Gobierno, según encargo que por telegrama oficial había recibido. La señora de Altamira regresó sola á tierra. Momentos después hízolo con las comisiones el catedrático. Cuando pisó tierra, le ovacionó el numeroso público que se hallaba en el muelle. En la j 1 ataforina más baja esixrábr. Ie el SANTANDER 3 1 6 T. TEATRO FRANCÉS EN INGLATERRA Los periódicos anuncian que en breve contará Londres con un teatro francés. No se trata de una temporada de representación de obras francesas, sino de un teatro permanente. Está construyéndose de nueva planta, y, se inaugurará con toda solemnidad en eí transctirso del año actual. La fundadora y directora será la ilustre y genial Réjane. Al fundarse, ha declarado á sus amigos que el público londinense es uno de sus predilectos. Después del de París, pocos como el de esta metrópoli la quieren y la aplauden. Por esto cree que un teatro exclusiva- mente francés, tiene muchas probabilidades de un gran éxito. En él representará las obras más mederñas y estrenará algunas de las que la confíen los autores Terminado su trabajo ea Londres, eos? prenderá expediciones artísticas á las aiáj importantes ciudades del Reino Unido. -Tanto como las alianzas que pacte la, diplomacia- -ha dicho, haciendo una frase, vale para la comunión de dos pueblos las alianzas que crea el arte. ¿Y el viaje á Veneesa- -la ha pregtuí tado un periodista- -ha tenido también tía fin, teatral? -Tal vez... -ha respondido; -la conde- sa Tarnowska es tina figura 7 eal de ¡a i ida, una excepción si se quiere; pero quién me asegura que o hay xm autor paz de POR CABLJE LONDRES 3 1 I I M. nmimmrtinitEnKMnriimimt