Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES i. DE ABRIL DE 3910. EDICIÓN i. PAG. 6. puesto que ms cosas no aparecen en el unirerso desligadas, autónomas, sino que tieíen una relación estrecha entre sí, y todas illas, en esfera más culta, una relación más ¿levada, más trascendente, una idealidad y rascendencia sin las cuales no es posible atenderlas ni formarse idea del universo. Otra pregunta: esta idealidad, trascendencia y relación elevada de las cosas, ¿cómo ta explicaremos? ¿Qué hará ante ese otro problema el maestro neutral? Pero supongamos que el maestro da k sus discípulos nociones científicas, exactas, 3 e las cosas, sin preocuparse de tal problema; supongamos que su misión queda reáucida á cstss nociones científicas sobre física, geografía, botánica, astronomía, zoología, etc. ¿De qué servirá todo esto? ¿Cuál será el valor educativo de todo esto? Coníéstesc también á estas preguntas. El valor de todo libro, como obra educativa, será nulo, completamente nulo. Las nociones geográficas, físicas, astronómicas, ¿nos er señarán á ser buenos, á ser generosos, á iojninar nuestros instintos primarios, á subordinar nuestras pasiones y reprimirlas, á habituarnos á sentirnos como una parte solt daria del todo social, de la realidad histórica, para colaborar con espíritu de sacrificio, de represión propia y de abnegación á la solidaridad humana? Todo esto, ¿lo lograremos con esas mociones científicas, exactas, de las cosas? Sígase contestando categóricamente á estas preguntas. Todas esas nociones de que hemos hablado es lo que constituye la instrucción. Ahora, otra (pregunta: ¿qué valor y qué eficacia social tiene la instrucción pura y simple, todo lo científica que se quiera? Las estadísticas delictivas, y más que las estadísticas la observación personal de la vida diaria, pueden contestar á esta última interrogación. Venimos, en último término, á reconocer ia necesidad absoluta, imprescindible, de Ja educación. ¿Qué es la educación? Todo eso que hemos enumerado antes; la represión y anula- miento de todo lo que en la personalidada humana hay de antisolidario y de antisocial, y, por otro lado, el despertamiento y la floración de toda nuestra parte pura y elevada. Pero esa obra profundamente educadora de represión y de sujetamientp, ¿en virtud de qué idea, de ¡qué principio, de algo sancionador é indiscutible, podremos realizarla? En virtud, sencillamente de una moral. Pero un sistema de moral no es una cosa aislada; necesita un fundamento, una base. Otra pregunta: ¿qué base damos á la moral? Examínense todos los sistemas de moral. ¿Cuál de todos los sistemas de moral es sólido, lógico, sostenible, fecundo? Échese una ojeada, no por los libros, sino por la realidad social, viva, de todos los pueblos del planeta. Se verá que no puede haber sistema de moral sjn base religiosa, sin una firme base religiosa Al llegar aquí, preguntamos una vez más: ¿qué se ha hecho de la cacareada educación neutra, científica? Pero hay toda ¡vía más; la educación supone, como se ha visto, una moral; la moral implica una religión. Como todas estas cosas hallan su foco y su sostenimiento de la familia- -célula social i irreductible, -se sigue de aquí que la escuela debe ser una prolongación lógica de la familia. Desatino mavor como el de los pedagogos neutrales al decir que la familia sólo tiene deberes respecto al niño, no es posible imaginarlo. ¿No tiene ningún derecho sobre el niño la familia que ha dado á la patria, á la sociedad, ese niño? Los pedagogos neutrales no saben lo que dicen. El niño no es una abstracción, una planta sin raíces; tiene sus hondas raigambres en el suelo, en la raza, en el pueblo. Con la instrucción científica, con la pretensión de llenarle el cerebro de nociones escuetas de las cosas, lo que se hace es ciear y fomentar en él el más abstracto, brutal y funesto individualismo. Un individualista es un hombre que no siente el todo social, que no siente la tradición, la historia, el arle y hasta el paisaje de su patria. Un individualista es un hombre incapaz de abnegación y de sacrificio: es un hombre en quien Jos apetitos propios y las pasiones dominan; un hombre que ya recta y brutalmente á su objetivo, sin importarle nada la solidaridad social, ni sentirse ligado á su raza y á su patria; es un logrero y un arrivista, ó es un gran negociante que evoluciona dentro de los códigos y sin salirse de ellos origina la miseria y el dolor de centenares de conciudadanos suyos. ¿En virtud de qué alta sanción, querido doctor Maestre, podremos obligar al bien y al altruismo á estos hombres? ¿En virtud de qué sanción pudiéramos en la escuela haber orientado sus espíritus nacientes hacia el bien? AZORIN distas, su discurso fue dedicado principalmente á tratar de la cuestión de las huel- ¡gas, informando al Monarca de las últimas noticias recibidas de Barcelona, Bilbao y, Gijón, donde la situación sigue pacífica, y hay esperanzas de solucionar por completo los conflictos. Únicamente en Barcelona, por la intransigencia de unos cuantos patronos, se ha recrudecido hov la huelga; pero la situación no inspira inquietud alguna, como lo demuestra el hecho de haber salido hoy para Madrid el capitán general, Sr. Weyler. Después car fiaron impresiones acerca de los viajes del Rey. No hay ninguno preparado para una fecha próxima, según dijo el presidente, porque sí bien el Rey le comunicó que piensa realizar una excursión á San Sebastián, todavía no se ha señalado día para ello. Respecto al de Valencia, para inaugurar la Exposición, espera el Gobierno el ir I forme de las autoridades locales para saber si oodrá ser el día 15 de Abril. Sobre este particular rectificó el presidente del Consejo lo publicado por la Prensa de que fuese el eeneral Martitegui quien comunicó al Gobierno que los trabajos iban retrasados. El general nada le dijo, puesto que nada sabía. Eran noticias del propio Sr. Canalejas. El Sr. Canalejas se mostró reservado con los periodistas acerca de la parte más interesante del Conseio: la dedicada á tratar de la dimisión del general Marina. LA GRAN VIA INFORMACIÓN POLÍTICA DE ELECCIONES Nuevamente circuló ayer el rumor de que el Gobierno tenía el propósito de aplazar, hasta algo más allá del 15 de este mes, la publicación del decreto disolviendo las actuales Cortes y convocando la elección de las futuras. El Gobierno negó exactitud á la versión. Hablando de esto, el ministro de Instrucción aseguró que el decreto viene á gran velocidad El motivo en que los propaladores de dicho rumor lo fundamentaban era el de que para el día 15 no estarán resueltos los numerosos expedientes relacionados con las incidencias de las elecciones municipales verificadas en Diciembre último. El ministro de la Gobernación, refiriéndose á los aludidos expedientes, dijo ayer que el criterio del Gobierno es admitir todos los recursos que promuevan los interesados contra los acuerdos de las Comisiones provinciales aprobando las elecciones en que indebidamente se aplicó el artículo 29 de la ley Electoral. Añadió el conde de Sagasta que el Gobierno persiste en su propósito de introducir algunas modificaciones en el decreto dictado por el Sr. Moret el 15 de Noviembre del año anterior, con objeto de evitar que aparezcan confundidas las funciones municipales, que en virtud de dicho decreto se dejan á la resolución- de estas corporaciones, con aquellas que son de la incumbencia del Gobierno Por su parte, el presidente del Consejo, refiriéndose á lo que sobre preparativos electorales dicen algunos periódicos, manifestó lo siguiente. -Hasta ahora no conozco más caso concreto que el de Carmoaa. Viene representando este distrito desde hace muchos años el ex ministro conservador Sr. Domínguez Pascual; y se conoce que ciertas rivalidades de política local hacen que el Sr. Rodríguez de la Borbolla se empeñe en que el actual diputado por Carmona no represente el distrito. Viene siendo costumbre que los ex ministros de la Corona tengan ciertas facilidades y consideraciones para no dejar de pertenecer á una ú otra Cámara, y esto es lo que acontece ahora. CONSEJO EN PALACIO El presidente manifestó á los periodistas que no se había decidido á comunicar al Rey la fecha cierta en que las obras de la Gran Vía habrán de ser inauguradas en vista de la intransigente obstinación con que se resisten á desalojar sus Tiviendas algunos inquilinos de la casa de la calle de Alcalá que hace esquina á la de las Torres. Por lo pronto, el alcalde ha ordenado- -y ¡así lo comunica al presidente- -que se corten las cañerías del agua y la luz eme proveen la taberna y la carnicería. -Yo no sé- -añadió el Sr. Canalejas- -si estos vecinos tienen derecho á una indem nización, que pueden en todo caso reclamar ante el Ayuntamiento ó los Tribrnales; pero á lo que no tienen derecho es á poner obstáculos á una, obra de tal interés y tanto tiempo anhelada por Madrid. Claro que ú no se avienen á mudarse en seguida serán puestos en la calle sus muebles. INTERESES MALAGUEÑOS A última hora de la tarde de ayer se reunieron en la Presidencia el jefe del Gobierno, los ministros de la Guerra, Hacien da y Fomento y la comisión malagueña. Expuesta por ésta sus pretensiones, que el presidente apoyó, ofrecieron los ministros hacer cuanto de ellos denenda paia eme tales aspiraciones se vean realizadas. Tanto en la construcción de obras públicas como en la edificación de cuarteles, y en la rebaja del encabezamiento del impuesto de consumos prometió el Gobierno complacer los deseos de los malagueños, EL GEKERAL WEYLER Anoche llegó á Madrid el general Weyler, acompañado de su hijo y de sus ayudantes. Era esperado en la estación por el ministro y subsecretario de la Guerra, el subsecretario de la Presidencia los ge íerales Ochando, Huertas, Pando, Miláns del Bosch, Cortés, Rosales, Suárez Inclán y Naranjo, los gobernadores militar y civil, ios señores Palomo y Rivas (D. Natalio) y bastantes jefes y oficiales. CBlbOJTOS El Consejo celebrado ayer en Palacio fue de corta duración. Según dijo el. Sr. Canalejas á los perio- El Consejo de Estado, en su reanión de ayer, dictaminó fa. vorablem. ente varios créditos extraordinarios. iiriaiuiuMHTsniíii n mtrnnnmmnriimi