Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES i.o DE ABRIL DE 1910, EDICIÓN u PAG. 5. En Francia se elevan estatuas á todo los jue l s merece i y á unos cuantos que no hicieron nada para merecerlas. Pero más ivale pecar por exceso que por defecto En España, ya ven us tecles los apuros que pasa ¡Francos Rodríguez para ver si logra erigir Un monumento á Cervantes, que sea digno de la Universal celebridad dsl autor del Quijote. Y sin remontarnos lan lejos i i tan alto... Ahí está el monumento proyectado En honor de Alfonso XII, digno pendant de las obras de la Almudena... Y esto sucede a pesar de tener á la familia en el Poder En cambio, tienen estatuas Cánovas, 5 agasta, Moret y hasta creo que Requejo. No, 3 á mí íio me parece mal que los 7 amoranos eleven una estatua á Requejo, porflue probablemente Requejo ha hecho mis por Zamora que hicieron Cánovas, Sagasta y Moret por España. Por lo menos, Requejo no contribuyó á gue nos quedáramos sin colonias. En el homenaie á Wells ha tomado parte principalísima D. Luis Subirana, un dentista español enamorado de su profesión y que es un manojo de nervios. Fue el solo delegado extranjero que habló, y lo hizo ¿nuy discreta y muy elocuentemente. Ya la noche anterior, en el banquete orsranizazado por la; Federación Dental, había he tCho uso de la palabra, asombrando á los yanquis, que, como son fríos y flemáticos, se dejan arrastrar por el fuego ajeno. El Sr. Subirana es un fanático de Wells, pa hecho campañas constantes, ha hecho sacrificios y ha contribuido poderosamente con su incansable propaganda á que se hiciera la merecida justicia al gran sabio... ¿El encargó á Pía el célebre tríptico representando los tres momentos culminantes He la ida y muerte de Wells, ha escrito obras, folletos y artículos... Hoy contemplaba satisfecho esta obra, en la que tanta parte íomó Por eso, al hablar lo hizo con fuego, con entusiasmo, con valentía y conocimiento, y por eso eí Sr. Subirana fue uno de los oradores más ardorosamente aplaudidos... 4 Si el pobre Wells viera el homenaje que hoy le rinden el mundo de la ciencia y la Humanidad agradecida, sentiría seguramente la íntima satisfacción y el halago que necesitan todos los que se sacrifican or una obra ó por una idea. Pero si se acuerda de aquel buen amigo que le robó el descubrimiento y le explotó tranquilamente, de seguro preguntará á los que hí- preparado este homenaje: 1 -Y Á aquel cochino, ¿qué le pensáis Jiacer? í JOSÉ JUAN CADENAS es la suerte cuando dice alia voy! -no les ha tocado nada. ¡Quedan descalificados! ¡Anda, ahora nos sale un inglés con que tiene derechos adquiridos para ofrecernos una Exposición Iberoamericana en 1912! Ayer visitó al jefe del Gobierno para hacerle presente su reclamación. Si no pide más, menos mal; pero, en todo caso, que Madrid teng imUriglés más, ¡qué importa al mundo! En la Universidad dio su primera conferencia el profesor francés Joseph Anglade, disertando sobre la poesía de los trovadores. Habló despacio para que pudiera comprendérsele, pero tuvo menos público que los artistas de la opereta vienesa, á quienes no hay dios que entienda. El Jurado puso en franquía á un joven acusado de sustracción de menores, por haber venido de Francia con una dama y dos niñas hijas de ésta. Asunto novelable, el amor por medio... inculpabilidad segura. Se suspendió la aviación anunciada por ls artistas de la opereta vienesa, á quienes no hay dios que entienda. De política, variaciones sobre el mismo tema leitmotiv electoral. De sucesos salientes, el intento de suicidio de una anciana desesperada sobre la sepultura de su hijo; una desgracia mortal en las obras de la parroquia de la Concepción; la detención de una mendiga por pegar á los guardias que la detenían, cosa que nada tiene de particular, porque los mendigos han adquirido el hábito de pegar á quien no les da limosna. Esperemos, sin embargo, porque pronto van a ser recogidos por la auto ridad. Pero esperemos sentados, p o r si acaso. Por la noche, estreno en el Español de Hacia la dicha. No era noche de ir más que hacia la chimenea, y, sin embargo, la gente fue y aplaudió. Llegó el general Weyler, de Barcelona, dícese que de buen humor y que, aunque estamos ya en Abril, no se trata de un poisson d Avril. IAS BODAS DE UN AERONAUTA A los pocos instantes se presentaban íus novios en el velódromo y ocupaban alegremente la barquilla. El clamoreo de los convidados, los aplausos, los vivas y los saludos formaron en el acto una algarabía ensordecedora. Todo el mundo quería estrechar las manos de la feliz y arriesgada pareja. Los novios bebieron una copa de Cham pagne á la salud de todos, y á continua- ción dio Terlynck la voz de ¡Suelten! El Neptune se elevó al punto en medio del ruidoso entusiasmo de los espectadores que aplaudían frenéticamente á los dicho- s s aeronautas. Varios automóviles salieron en persecu- ción del globo para recoger á sus tripu lantes donde descendiesen. Este insólito viaje de bodas por las regiones atmosféricas es el asunto del día en. Roubaix. DE PALACIO El Rey estuvo ayer con el conde de San Román en el Tiro de pichón de la Casa de Campo. La Reina y sus hermanos pasearon por dicha regia posesión Don Alfonso asistirá este año á las re- gatas de Santander. El Monarca ha concedido un premio para los Juegos florales que se han de celebrar en Colonia, VIAJE DE NOVIOS POR LOS AIRES Ayer se efectuó en Roubaix el matrimonio del joven aeronauta Emery Terlynck con la señorita Angela Quesnoit. Terlynck, que nació eñ 1885, hizo su primera ascensión en globo á los siete años. A la edad de quince había ya realizado 37 ascensiones y pilotaba el Oriental, aeróstato de 600 metros cúbicos. En 1906 ingresó en el Ejército, siendo incorporado á la Compañía de aerosteros del primer regimiento de Ingenieros que p- uarnece á Versailles. Después fue como voluntario á la campaña de Marruecos, donde asistió á varios combates tripulando el globo 1 Dar- el- Bleddah. El intrépido aeronauta, que ha verificado á estas fechas más de 130 ascensiones, ha preparado una sorpresa á los invitados á su boda. Finalizada la ceremonia religiosa, se rogó á los concurrentes que montasen en varios tranvías que se hallaban dispuestos al efecto. r Hiciéronlo así los convidados, sin sospechar la sorpresa que les aguardaba, y los vehículos les condujeron á toda marcha al velódromo del parque Barbieux. En el velódromo se balanceaba majestuosamente, sostenido por sus amarras, un hermoso globo de 700 metros cúbicos, el Neptune, yistosamente decorado con banderas y guirnaldas. POR TELÉGRAFO PARÍS 31, Q M. s ¡Vaya al cüantre Marzo. Se ha despedido ide Madrid con calor forastero lo que flíiiere decir en buen romance que á última (hora ha echado á perder su regular comportamiento. La tarde fue fría; la noche, fmás. Con este aperitivo entra Abril. Se conoce que la temperatura hizo reflexionar fríc 0 nente á los pequeños industriales que se resistían á desalojar sus viviendas en las casas que hay que tirar para inauguración de las obras de la Gran Vía, fiy por fin empezaron la mudanza. Más vale tósí. Podremos, pues, el día 4 tirar la casa taór la ventana y las casas consabidas por el tejado ha lotería jugada ayer dio el premio maíVr á Toledo. El día de Viernes Santo fuerpn á la imperial ciudad unos estimados ¡compañeros Banquetearon, compraron unos cuantos décíñTOs y- ¡para que se vea lo que Dos palabras para ratificar mi artículo anterior sobre la escuela. Me obliga á ello un largo, patético y eruditísimo artículo que el excelente doctor Maestre- -paisano y amigo- -dedica á rebatir la doctrina por mí sentada. Gusto de decir las cosas brevemente y con claridad; me perdonará el buen doctor el que no alegue en estas líneas copia de autoridades y citas profusas de ta- les ó cuales autores. El argumento llamado de autoridad lo invoco raramente; á una autoridad se puede siempre oponer otra. Vayamos, pues, al grano, algebraicamente. La escuela neutra es un absurdo. No me demostrará nadie que una escuela puede ser neutra. O es irreligiosa, atea, ó es religio- sa, deísta. Se arguye á esto que en la escuela no se inculcarán al niño los postulados de la ciencia, nociones puramente científicas de las cosas. Es decir, que todo lo que constituye el gran problema de la vida, la levadura del espíritu, la esencia de nuestra personalidad, queda borrado totalmente de la escuela. Es decir, que los problemas más hondos del espíritu, tales como los relativos á lo absoluto, á Dios, al alma, á la sanción de nuestros actos, á nuestro destino, se suprimen de la escuela. Y ¿hay para el hombre algo más elevado, algo más puro, más fecundo que todo esto? El germen y esencia del arte y de la literatura y de la filosofía, del pensamiento humano en general, ¿dónde está sino en estos problemas? ¿No es la preocupación de estos problemas lo que hace que nosotros, los hombres, seamos hombres, algo aparte y elevado en la creación? Contéstese categórica y rotundamente á esta pregunta: ¿Se van á suprimir tales problemas, tales preocupaciones, en la escuela? Si no se les suprime, ¿cómo se los va á explicar? ¿De qué manera se arreglará el maestro neutral para explicarlos? Si se los suprime, lo que se haga en la escuela quedará reducido á nociones abstractas, escuetas, secas, de las cosas; nociones, en el fondo, sin realidad ninguna, sin valor ninguno, MAS SOBRE LA ESCUELA NEUTRAL