Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. Llí 4 ES 2 8 D E M A Z O DE igao. EDICIÓN i. PAG. 3. EXPOSICIÓN AUTOMOVILISTA EN BERLÍN VISTA GENERAL DE LAS INSTALACIONES EN LA EXPOSICIÓN DE CANOAS, AEROPLANOS Y CARRUAJES AUTOMÓVILES QUE ACTUALMENTE SE CELEBRA Fot. 1 vampus En un coliseo donde rarísimas veces se pide el bis, tuvo que bisar la Hidalgo. El director de orquesta oía los aplausos como quien oye llover, porque no se dirigían á él, y no miraba á la tiple; pero ella, sin inmutarse y á instancias del empresario, que desde dentro le decía: Vise, vise súbito se arrimó á las candilejas é indicó con mucha gracia al tío de la batuta que volviera á empezar. Este sencillo detalle fue un chiste de gran efecto. El auditorio en masa aplaudió la repetición de las variaciones de Proch, que cantó Elvira con todas las de la ley, demostrando poseer, como complemento de su bonita voz, dominio de la técnica. Cuando apareció ante los concurrentes de la famosa herradura de oro hubo un momento de expectación, y cuando sus labios coralinos, dejando escapar las primeras frases, dibujaban una sonrisa muy suya y descubrían dos hileras de pedacitos de marfil colocados con ideal hechizo, no había gemelos en el teatro que ño se encontrasen con la mirada expresiva de la nueva prima áonna de ojos negros, inqitietos, espirituales... ¡Ojos de diez y ocho años... Al buen éxito de ésta cooperaron los deaiás intérpretes y la orquesta, bajo la batuta del maestro Podesti. Bonci, el afamado tenor tan conocido en España, cantó como sabe hacerlo el papel de conde de Almaviva; un inteligente Fígaro resultó ser M. Forsell, y Pini- Corsi interpretó bien el tipo de doctor Bartolo. Didur no sacó mucho partido de Don Basilio, pero satisfizo al público, cuyo interés estaba cifrado en la joven y encantadora Rosina. Dos magníficos trajes genumamente españoles vistió esa noche Elvira de Hidalgo, y había que verla en el tercer acto luciendo la clásica mantilla de blonda blanca recogida en el pecho, con un manojo de rosas y derramando sal, como es propio de las hij as de nuestra tierra. Para no largar un ¡viva tu madre! tuvimos que mordernos la lengua y volver la cara un grupo de españoles reunidos en las primeras filas de butacas. Al terminar la obra hubo ovación, llamadas á escena y la mar de flores con anchas cintas amarillas y rojas. Aquello resultaba hermosísimo; no era sólo el triunfo de una artista, sino el de la patria. ¡Con qué placer estrechamos la mano de nuestra joven artista cuando, poco rato después, entraba en su hotel, llevando todavía en sus brazos, como las niñas llevan sus muñequitas, un espléndido ramo del cual colgaban ricas sedas con los colores nacionales! La Hidalgo volverá á cantar en esta ciudad la próxima semana, y luego en Baltimore, en Chicago y en Filadelfia, hasta fines de Abril, que termina su contrata. En la Academia de Música de Brooklyn, perteneciente á la empresa del Metropolitan, como los teatros de ópera de las citadas poblaciones, han sido despachadas to- das las localidades para la función de esta noche en que canta la Hidalgo. Algunas señoras del ran mundo han te nido la idea de introducir el uso de la mantilla blanca, estilo Hidalgo, como salida de teatro; y lo harán si les da por ahí. Un compositor popular está pronto á publicar! un cuaderno de valses Hidalgo, y Lina Cavalieri ¡horror! quiere recibir de la joven diva unas lecciones de castañuelas, sin duda para tocarlas cuando representa, coi el aire más español... del bulevar que ustedes pueden imaginarse, Carmen. Todos los periódicos publican interviús con la Hidalgo, adornadas con un sinfín de fotografías, todas muy castigas. En una palabra: la Hidalgo ha hecho aquí lo que llamamos un hit. Ganará, pues, un montón d dollars... Esta es la Tierra Prometida de los artistas, indiscutiblemente. KNICKERBOCKER. DE NUESTRO CORRESPONSAL A B C EN LONDRES LOS CARTELES DE LOS PERIÓDICOS No hace mucho tiempo, los periodistas londinenses viéronse sorprendidos al saber que Mr. Balfour, el jefe del partido conservador, no lee nunca los periódicos y que se entera de las noticias del día por la lectura