Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 24 DE MARZO DE i 9 ro. EDICIÓN ¿T PAG. LA CONQUISTA DEL AIRE PRUEBAS DE AV 1 ACÍON A las cuatro de ayer tarde y ante íiumeroso público se han verificado, en el Parque de Aviación de la Ciudad Lineal, pruebas de motores y vuelos. La fiesta tenía carácter privado y estAba dedicada á las autoridades y Prensa de Madrid. Fuera del aeródromo había gran cantidad de gente, ansiosa de presenciar el emocionante espectáculo. La pista de lanzamiento se halla en excelentes condiciones, así como las tribunas, úangars y paseos para el público. Ante el alcaide, concejales, periodistas y algunos atnateurs, el Sr. Mamet tomó asiento en el puesto del aviador, en un monoplano sistema Blériot, tipo Canal de la Mancha Ya en marcha el motor, arrancó el aparato á IQS acordes de la banda de San Berlardino, y, en el momento de perder tierra, aña estruendosa salva de aplausos dio muestra de la intensa emoción sentida por os espectadores. El Sr. Mamet. sin elevarse mas de seis ó siete metros, dio dos vueltas á la pista, realizando irajes admirables. Al intentar la tercera vuelta, tomó tierra el monoplaio. rompiéndosele en el descenso el cuadro de la rueda tercera. Conducido el aparato al punto de partida, montó el aviador sobre otro igual é hizo un vuelo breve, pero precioso, para descender- en la pista de lanzamiento, ante los concurrentes. Una ovación prolongada premió la habilidad del Sr. Mamet. Los invitados, que fue on obsequiados on un lunch, salieron complacidísimos y entusiasmados con el nuevo deporte. La mayor parte de los espectadores se trasladó, en automóviles y carruajes, al campo de Chamartín, donde estaban anunciadas, para las cinco y media, otras pruebas, que, con idéntico aparato, había de realizar el Sr. Stoeckel, de la Escuela de Aviación de Pau. Peor acondicionado el piso y deficiencias del motor fáciles de subsanar hicieron imposible la realización de vuelos. Varias veces lo intentó el Sr. Stoeckel; pero en ninguna consiguió separarse de tierra. En Chamartín estaban el príncipe Alejandro de Battenberg, el gobernador chil y numerosa concurrencia, que vio defraudadas sus ilusiones. Pamplona. 23, 4, t. ti a iador Ganiier ha hecho hoy las primeras pruebas de su aeroplano, elevándose poco más de un metro del suelo. Al descender, y á causa del mal estado del piso y del vendaval, se rompió una rueda del aparato. Un público numeroso presenció los experimentos. Garnier se propone reanudarlos en cuanto mejore el tiempo. Londres, 23 6, t. Durante el tiempo que ha permanecido abierta la Aero- Exposición recientemente claustrada han vendido los expositores más de cincuenta aeroplanos. La mayoría de estos aoaratos de aviación eran monoplanos, y su importe total calcúlase en más de 30.000 libras esterlinas. El rápido desarrollo de la aviación se ha oatentizado con este hecho, pues en la anterior Exposición, verificada el año último, sólo se dieron tres máquinas voladoras. n Hs rendidas el año presente, unas cuantas son de fabricación francesa, y el resto han sido construidas en Inglaterra. QUEMADA POR SU HIJO Renovemos, coa sifrecuerdo, la alabany á su grata memoria. La Junta directiva de la Sociedad de Autores, cumpliendo un acuerdo de la General última, ha resuelto conmemorar el primer aniversario de la muerte deí insigne maestro D. Ruperto Chapí abriendo la s- cripción para erigirle una estatua en el pa- seo que lleva su nombre. He aquí las cantidades suscriptas: Don Joaquín Dicenta, presidente de la Junta directiva, 100 pesetas; D. Antonio Casero, tesorero, 100 pesetas; D. Miguel Echegaray, ocal, 100 pesetas; D. Enrique García Alvarez, vocal, 100 pesetas: D. Jerónimo Jiménez, 100 pesetas; D. Amadeo Vives. 100 pesetas; D. Carlos Arruches, secretario, 100 pesetas, y el Director Gerente, 100 pesetas. Los señores socios y cuantos admiradores del inmortal compositor quieran contribuir á e te homenaje deberán SUSCÍ íbirse en las oficinas de la Sociedad de Autores Núñez de Balboa, 12. PARRICIDIO ESPANTOSO J? 9 E TELÉGRAFO París 23, 3 t. En Malaquais. cerca de Trelazé, se ha cometido un parricidio espantóse Pedro Helliot, joven de diez y ocho años, volvió anoche á su casa, después de pasar el día recorriendo las tabernas de la población. El padre del alegre muchacho se encontraba entregado al descanso, mientras la madre terminaba sus últimos quehaceres del día. La pobre vieja hizo algunas observaciones á su hijo, afeándole su reprensible conducta. Pedro acostumbraba á vagar diariamente, emborrachándose con sus camaradas de holganza y volviendo á casa en estado lamentable. Las justas reprensiones, maternales hicieron estallar la cólera de Pedro. A sus desaforadas voces despertó el padre, que quiso apaciguar á su hijo desde la cama. Pedro, en lugar de calmarse, dirigióse al anciano y le arrojó bárbaramente del lecho, haciéndole caer al suelo. A continuación, el desalmado cogió el quinqué de petróleo que alumbraba ía estancia y lo l. anzó contra su madre. El quinqué se inflamó al caer sobre la infeliz mujer, en cuyos vestidos prendieron acto continuo las llamas. A los pocos momentos la desdichada estaba envuelta en una hoguera. El marido, aterrorizado, se precipitó en auxilio de su mujer; pero el miserable autor de la hazaña se le interpuso desenvainando un enorme cuchillo, con el que le amenazó diciendo: -Si das un solo paso, te degüello. De este modo, el desgraciado padre presenció cómo se abrasaba su esposa, biu poder evitar su horrorosa muerte. Cuando al oir los gritos de la íctima acudieron los vecinos, esta no era más que un cadáver carbonizado. Pedro ha sido conducido á la cárcel. El vecindario está consternado. El Rey, acompañado del conde c la Unión, estuvo ayer, á primera hora de la tarde, en las Reales Caballerizas para examinar unos caballos que acaban de crie enviados. Por la tarde fue D. Alfonso á iugr. r al polo al Hipódromo de la Castellana. Las Reinas doña Victoria y doña Cristina no salieron ayer tarde de Palacio, y ¡tomaron el té con la Reina doña Amelia de Portugal y la infanta doña Isabel. Muchas personas distinguidas acudieron ayer al regio Alcázar para firmar en los álbums colocados en las habitaciones donde se aloja la Reina doña Amelia de Portugal. La festhidad religiosa del día se cc e j bró ayer en el templo palatino cantándose las Lamentaciones de Eslava. La capilla estaba llena de fieles. En el sudexpreso emprenderá hoy su viaje á Francia é Inglaterra el príncipe Alejandro de Battenberg. EL MAESTRO CHAPI Un año se cumple mañana de su muerte. En pleno vigor, en lo más procer de su labor gigante, que es honra de la música española, abandonó este mundo el insigne maestro. Fue una gran desgracia nacional, que puso luto en el corazón, no sólo de los amantes del arte, sino de todo buen español. Con su obra alcanzó Chapí la altura de los grandes músicos. Era un compositor inspiradísimo y eeuialf lozano y s bio, que engalanaba la melodía con todos los prodigios de la instrumentación. Así- pudo llevar á la zarzuela chica- -donde ha dejado joyas que igualan á las famosas operetas italianas y austríacas- -á las breves composiciones que llegaron al alma del pueblo, la rica vestidura orquestal moderna. Fue, en este sentido, además de creador, iniciador. Como lo fue, con éxito que ha de agrandarse con los años, en las tentativas de la ópera española. El nombre de Ruperto Chapí queda en letras de oro sobre el frontispicio del teatro nacional. Fue un coloso de la música: por la concepción y por la fecundidad; por inspirado v por técnico. MUY RECONOCIDOS Dos queridos colegas. La Correspondencia Militar y La Mañana, se OCT. r. n de nuestro director, Sr Luca de Ten? en los siguientes términos, que sinceramente agradecemos La Cor responde acia ilViicr Merecedor es el Sr Luca de Tc. ia de que el elemento militar le tribute, en cuantas ocasiones haya lugar, el tesíimo- iio leal y sincero de su admiración y de su afecto. Cuantos visten uniforme del Ejército y de la Marina no podrán olvidar nraca la gallardía, la nobleza, el patriótico an- nicite con que el dignísimo y prestigioso d rector de A B C, en momentos de tremenda cri is moral para España, supo poner si 1 talento y sus valiosos elementes al servicio deí buen nombre de las instituciones r. nnadas y de la dignidad, nacional, contra a- estando primero y contribuyendo poderosamente á destruir después aquella oleada de miserables calumnias contra el Ejército y contra la patria, que tan grato efecto cau ó e- i algunos mezquinos y conturbados espíritus esoañoles. El Casino Militar de Sevilla, ai agasajar y honrar una vez más al Sr. Luca de Ttna, ha tfodido tener la absoluta seguridad dp