Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 2 DE. MARZO ÓÉ i 9 í EDICIÓN 3. PAG. 3 as, y después, del brazo del Rey, subió etí un lando de la Real Casa con D. Alfonso y, ía Reina doña Victoria. En otros coches y automóviles se dirigieron al regio Alcázar las demás personas Reales y sus respectivos séquitos. La estancia de S. M. doña Amelia será. Como ya hemos dicho, de riguroso incógnito. Mientras se tomaban los coclies. la infanla doña Isabel hizo una frase que prueba xzia vez más su ingenio y buen humor. Dirigiéndose á algunas personas conocidas que tenía cerca, las dijo: -Por mí 110 se molesten ustedes en esiperar. Tengo que hablar con el iefe del Go ¡bierno sobre el viaje á la Argentina. -Y agregó reparando en la presencia de algui: b ¡eportcrs: Desde que soy persona importante no me importa que los periodistas ule vean que hablo con los ministros. Y efectivamente, Su Alteza, la popular infanta, conversó unos minutos con el seüor Canalejas. Exceptuando de las formalidades de pública subasta las obras de reparación del edificio denominado El Temple, de Valencia. mo tendremos un Consejo aquí eñ la Presi- dencia, para tratar de asuntos generales! el jueves nos reuniremos los ministros coa el Rey y el viernes se celebrará el primee Consejo de los que se han de dedicar á presupuestos. De esto hablé hoy á S. M. Es verdaderamente intolerable el sistema hasta aquí seguido para la confección de los pre- supuestos, enviando cada ministro el presu- i puesto de su departamento al de Hacienda, y originándose luego pugilatos entre todos por si se han de respetar los aumentos par- ciales propuestos ó han de prevalecer lasreducciones que se consideren necesarias Aquellos Consejos en que había que librar verdaderas batallas bajo el apremio del tiempo deben acabar y me propongo que no se repitan ahora. Nosotros vamos á hacer lo siguiente: En un primer Consejo serán examinados los principios generales, las bases en que cada ministro fundamente su labor presentada, así como el criterio en que se haya inspirado. Cada presupuesto será estudia do tres veces en Consejo. Al segjundo lleva- rá cada ministro las cifras concretas de su departamento y éstas serán discutidas con detenimiento y aprobadas. El tercer Consejo será dedicado á la aprobación definitiva de los presupuestos generales de ingresos y gastos, dejándolos en condiciones de eresentarlos á las Cortes. Como antes de la reunión de las Cama ras no tendremos tiempo para celebrar to- dos estos Consejos indispensables, dedicare- i mos uno en cada semana cara ir despachan do estos proyectos económicos, y, si es precia sa, nos reuniremos semanalmente más dft una vez. Nosotros llevaremos al presupuesto la expresión de nuestro programa de Gobier- no. Todos los presupuestos irán precedidos de su correspondiente Memoria, en que se detallará concretamente el estado de los servicios, el plan de reformas y su desarrollo y se discernirá qué gastos y recursos se han de incluir en el presupuesto ordinario y cuáles han de figurar en presupuesto extraordinario. El conde de RomanoneSj que 110 habla- hace bien, porque se evita censuras y chirigotas, -pero que trabaja mucho, tiene ya hecha su Memoria, en la cual van nury detalladas todas las consideraciones qué im portan al estudio y reformas de los servicios, que se desarrollarán gradualmente. Como todo esto requiere una labor muy, activa y el tiempo se nos echa encima, hay; que tenerlo preparado todo para el Parlamento y no hay que descuidarse. No se trata de trabajo de artificio ni de aparato, sino de estudios fundamentales que miran, no sólo á las previsiones inmediatas, sino á puntos del programa amplio del Gobierno, que puede constituir labor para toda la vida legal de las futuras Cortes. La Gaceta publicará mañana el cuestiona- rio para la constitución de las Cajas agrí- i colas. De dicho- cuestionario se liara una tirada de 60.000 ejemplares para repartirlo profu- i sámente por toda España, Los trabajos para la constitución de ta les Cajas, sobre la base de los Pósitos, es tan muv adelantados. Notas de la tarde Más de una hora duró esta mañana él Consejo que celebraron los ministros con el Rey El jefe del Gobierno se trasladó desde Palacio á la Presidencia, donde recibió á los periodistas, y les dijo: -El Consejo de hoy ha sido más breve de lo cjue nos proponíamos, porque tenemos eme ir todos con la familia Real á la estación para recibir y saludar á la reina Amelia, que llega en el sudexpreso de las dos y veinte. Aunque doña Amelia viene de incógnito, el Rey desea que vayamos todos á esperar á la Reina de Portugal. Aparte una combinación de coroneles que he llevado yo porque el ministro de la Guerra se ha marchado- -no ciertamente del Gobierno ni porque el ir el general Aznar á pasar unos días con su familia constituya motivo para provocar una crisis, como por ahí se empeñan en fantasear, -otros ministros también han puesto á la firma de S. M. varios decretos. He dado Suenta, en síntesis, al Rey del estado político de las provincias en relación con las elecciones. Claro es que sin estadísticas ni números, porque en ello hemos de atenernos á lo que el cuerpo electoral exprese en los comicios y no pretendemos tener la voluntad de los números. Después he hablado minuciosamente del problema del trabajo en diversas provincias, problema que considero de grande importancia. Aunque hemos aprobado unos cuantos cientos de miles de pesetas para conjurar la crisis obrera, he expuesto á S. M. mis proyectos y mi resolución enérgica de atender, dentro de las leyes, y si fuese necesario, fuera de las leyes y al lado de ellas, á los obreros que no encuentren trabajo. Que, así como nosotros debemos ser inexorables ante cualquier perturbación del orden público, no podemos eludir esta obligación de Gobierno; ya que los que piden pan y trabajo son perturbados por el hambre, se les debe dar ocupación para que no perturben el orden. Creo que tengo dominadas las dificultades, no solo por el concurso del Estado, sino por la cooperación de Corporaciones, contratistas y entidades á que nos hemos dirigido. En Junio ya habrá faenas agrícolas; pero lo que nos preocupa es la juanera de que trabajen los obreros en Abril y Mayo, y esto es lo que hay eme resolver de momento. Al A untamiento de Madrid se le ha agotado el dinero para estas atenciones. Sólo le quedan para trabajos dos ó tres mil pesetas y urge arbitrar nuevos recursos. También hablé al Rey de la entrevista que celebré ayer con la infanta Isabel para resolver muchos menudos detalles. Acontece con este asunto que cada vez que se repasa la lista de gastos de la comisión que lia de ir á la Argentina surgen otros 110 previstos. Pero lo fundamental de tní discurso ha sido lo relativo al problema del trabajo, que á todos importa. De política exterior sólo he recogido y comentado lo que se refiere á Inglaterra. He puntualizado las principales cuestiones allí planteadas, haciendo resaltar las consecuencias que el desenvolvimiento de esta política determina para gobernantes y go- bernados. Pasados estos días reanudaremos nuestrs labor activamente, E! miércoles próxiMadrid- Firma del Rey Terminado el Consejo, S. M. el Rey ha firmado los siguientes 1 decretos: 1 De Guerra. -Destinando á los coroneles X) Fernando de la Sota, D. José Belmonte, X) Arturo Camiílén, D. Juan Ugarte, don (Francisco Moya y D. Ricardo del Pozo y á los tenientes coroneles D. Ricardo de Nasyascués y D. Francisconffhayane, todos del ¡Arma de Artillería, al regimiento cuarto li gero de campaña, á la segunda sección de te Escuela Central de Tiro, á los regimientos montados 1, 3, y 12, á Ja comandancia de Cádiz y á los depósitos de reserva 10 y 32. respectivamente. Confiriendo el mando del tercer regimiento mixto de Ingenieros al coronel don ffiliüuel López Lozano. 1 De Marina. -Disponiendo se íieclare pensionada la cruz del Mérito naval concedida a! teniente de navio de primera D. Francisco Llano. Concediendo el mando del cañonero Marta de Molina al capitán de fragata don iAiigel Carlier. f Ascendiendo á tenientes auditores de tercera á D. Manuel Navarro y D. Isidro Ronero. 0 ídem al subinspector de segunda cíe Sani ¿tad D. Gabriel Rebellón, al médico ma -or D. Francisco Corona, al médico de priír era D. Ramón Díaz, y disponiendo que ifeníre en número el médico primero D. Estanislao Lluesnia. Autorizando al ministro para contratar ¡directamente con la Sociedad Española de ¡Construcción Naval cuatro botes de vapor. Disponiendo que pase á la reserva el subinspector de Sanidad D. José Devós. Promoviendo al anterior empleo á don Carlos Melcior. 1 Fomento. -Jubilando al inspector geneT? I del Cuerpo de Ingenieros de Montes, D. Julio Merello. Disponiendo que cese en el cargo de secrstario de ja Junta de Montes í César Xi jillenia. Nombrando para el cargo anterior á don Estanislao Arrillaga. -De Hacienda. -Nombrando interventor He la Ordenación de pagos por obligaciones cié los ministerios de Gracia y Justicia y Gobernación á D. Juan de Dios Retes, delegado de Hacienda de Palencia. Para este cargo, á D. Alfonso Schelly y Conca, que lo es de Cuenca. ídem por traslación interventor de Ha cienda de la provincia de Barcelona á don León Carrilio de Albornoz, delegado de Huesca. ídem para esta vacante ñ D. l eato G roij Madrid. Cierre de la Bolsa Madrid. Interior contado, 87,90; Fin corriente, 87, 90; Fin próximo 88,20; Amortizable antiguo, 3: 02,35; Amortizable nuevo, 95,1 Cédulas hipotecarías, 103,40; Banco de España, 457; Tabacos, 380; Río de la Plata, 526; Azucareras preferentes, 80,2 Ordinarias, 24; Obligaciones, 89,90. Cambios: Francos, 6,75; Libras, 26,03 ara de