Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 2 3 DE MARZO DE 1910. EDICIÓN 3 PAG. -CÍóii, diciendo que los torreones que quiebren hacerse son más bien propios de castillos que de edificios religiosos. Además, presentaron una enmienda pidiendo que se derriben las obras realizadas j a y se les imponga un correctivo á los (Jesuítas. El Sr. Herrero pidió qtie tal medida se haga extensiva á otros conventos de frailes y monjas. Después de larga discusión, se acordó que vuelva el dictamen á la Comisión correspondiente. Parece que este asunto dará juego, pues 1o s Jesuítas estiman que han hecho las cloras con arreglo á la ley. Mañana y pasado celebrarán los radicales banquetes de promiscuación y mítines anticlericales. Las pasiones vuelven á enardecerse como en los tiempos de mayor efervescencia. Hoy marchan á Tarragona los diputados señores Soriano y Nougués, llegados ayer para reunirse con el concejal de aquella capital, Sr. Redón, cuyo destierro ha terminado. Después marcharán á Valencia, donde el Sr. Nougués ha de dar una conferencia sobre la transformación ó supresión del impuesto de consumos. Desde Valencia volverá Xougués á Tarragona, y Soriano marchará á Valladolid para asistir al mitin organizado por la coalición republicano socialista. Una comisión del Ayuntamiento de Lérida, acompañada del diputado Sr. Moles, ha visitado al general Weyler para interesarle que suspenda la subasta del edificio militar, inmediato al puente de aquella ciudad. Los comisionados salieron muy complacidos. Sigue grave el delegado de Policía, señor Zaragoza. El agresor ha sido procesarlo, sin concetíerle la libertad bajo fianza. Ha inpresado en la cárcel. 1 Sr. Zaragoza había sido alcalde de Cheste. Ha subido al dique, para sufrir algunas reparaciones, el transatlántico Isla de Luzón, que se incendió frente á Mesina. Los desperfectos que sufrió son d ale i na importancia. De Kcu comunican que las obreras de aquella ciudad han leí Ayuntamiento un solar para Casa del Pueblo. El Ayuntamiento se propone ena petición. sociedades solicitado edificar la acceder á Noticias de Sevilla Los retiros careros Miércoles, 23, 2, 1. París, 23, 9 m. En el expreso han llegado el alcalde y los Al reanudarse ayer la discusión sobre ro- í demás individuos de la Comisión gestora tiros obreros, aprobó el Senado una crw de la Exposición Hispanoamericana jmienda según la cual os extranjeros na Aguardábanles en la estación el gober- turalizados sólo tendrán derecho á ciertos nador y todos los concejales, los represen- beneficios de la ley si su naturalización e tantes en Cortes y los demás individuos de hiciese antes de los cincuenta años de edad, la Comisión que habían regresado con anContestando á varios senadores que ex terioridad. plicaban su voto sobre l a totalidad del pro Al entrar el tren en agujas, la banda de yecto, el ministro del Trabajo, M Viviani, música de la Macarena entonó un pasodoble demostró las ventajas de la nueva ley. -Al obrero- -dijo- -le concedemos un de y los circunstantes itorearon con entusiasi mo al alcalde y á los demás comisionados. recho, no un favor. El Senado aprobó la totalidad de la le En el coche del gobernador, se dirigió el alcalde á su domicilio, siendo aclamado de Retiros obreros per 280 votos, contra tres. por el público. Un político de viaje Granada, 23, 4, í. Hoy ha marchado á Córdoba en el correo el presidente del Congreso. Con dirección á Halaga salió la familia del Sr Dato. Hasta los primeros días de la semana próxima, que regresará á Madrid, permanecerá el Sr. Dato en una posesión del senador Sr. Muñoz del Prado. Marcha el Sr. Dato encantado de las bellezas de esta ciudad y de las atenciones de que ha sido en ella objeto. Cartagena. 23, 3 t. Esta mañana, e el correo, ha llegado el ministro de la Guerra En la estación, á más de las autoridades civiles y militares, le esperaba mucha gente, que recibió al general con i ivas El ministro, después de revistar el piquete que le rindió honores, marchó con el alcalde y el gobernador militar al Ayuntamiento. Allí, el alcalde, en nombre del Municipio, saludó al general en nombre de toda la población, congratulándose de que haya llegado á los consejos de la Corona un militar tan prestigioso, hijo de Cartagena. El ministro contestó con sentidas frases, haciendo cordiales y sinceros ofrecimientos por cuanto sea en pro de Cartagena. Alójase el general A nar en casa de su hermano. l a J esia y el Estado París, 23, 10, m. Coméntase una jiuoinaación que ha puv blicado Las Xozcdadís, en la que incluye el texto, cuja autenticidad garantida, de una carta del Papa contestando á la consulta de los prelados franceses en el sentido de si podían hablar en cns pastorales de elec ciones. Declara el Suruo PontJhce que nao de los dogmas obliga á Jos católicos á pennai necer sometidos a los Poderes civiles. La desobediencia- -añade- -ería. un crí- men contra Dio Esa es cla úmea verdadera doctrina de? a Simia ede. El ministro de la Guerra La reina Amelia en Madrid Noticias de Murcia Miércoles, 23, 2 t. Llegó á esta población el tren botijo de ¡Madrid, que venía profusamente enga anaío con escudos y banderas. Al entrar en agujas, fue saludado con el Bisparo de numerosas tracas. Las músicas anzaban a 1 mismo tiempo sus alegres Seordes. En la estación esperaban al tren las aitícridades, la Junta de festejos y un inmenso gentío. Una comisión de Huertanos, que vestía el fraje típico de la región, saludó á los boti istas 3 recitando unos versos al estilo de la puertaReina gran animación en la capital. u Han llegado los seis cornúpetos de BaEuelos qué se lidiarán en la corrida del dotóigo próxima, En el sudexpreso liego esta tai de la reí na doña Vincha de Portugal. Bajaicn á recibirla a la estación del 2 softe el Rey. que esta uniforme de Lance ros: las Reinas doña Victoria y (lona Cris- tina, ¡as infantas doña Isabel y doña María Teresa y el infante P Fernando. Acompañaban a SS líM. y A la dtíquesa de San Cario las marquesas viudas de Martorell y de Xdjera y la condesa de Mirrsol, los marc; i: c es de la Torrecilla, Viana, San Felices y Aguilar de Campoo 1 y el duque de Santo Mauro. También se hallaban en el anden el pre sidente del Consejo y el ministro de Esta- do, la marquesa de Santa Cristina, el mi mstro de Portugal y la condesa de Tovar de Lemus, lo5 condes de Esteban Ce liantes y sus hijas, el conde de San Luis (ministro El teniente Larrea dimisionario de España en Lisboa) y su es- Toledo 23, 3 t. Desde Guadalajara- venía en una barca posa, el consejero de la Legación de PortO- por el río Tajo haciendo prácticas, el te- gal, Sr. Oliveira Cai- veiros, y la sir a, el secretario Sr. Xavarro y sil señora, el oficial 1 niente de Ingenieros Sr. Larrea. Había pasado ya con facilidad varias mayor del Senado, Sr. Gil y Lozano; el presas, pero al llegar á la de los molinos de gobernador civil, Sr. Requejo; el teniente Ariz la barca volcó, y el Sr. Larrea cayó al coronel del Cuerpo de Seguridad, Sr. Eche- agua, siendo arrastrado por la cofriente, varría, y algunas otras distinguidas per sonas. sin que pudiera ser auxiliado. A la llegada el sudexpreso, que entró eil Se cree que ha perecido, pero aun ro lia agujas con cinco inir. utos de retraso, crusalido á flote su cadáver. zaron SS. MM. y SS. AA con su séquito y el elemento oficial al segundo andén, poc Un brindis del Zar donde aquél tiene accebO. (San Petersbiirqo 23, 10 m. Al apearse del íren la augusta viaje Anoche se celebró en el Palacio Imperial ra, los Reyes se acercaron á recibirla, y, una comida de gala en honor del Rey de las Reales per oras se salíidaron cariñosa- Servia. mente. N El Zar dijo en su brindis que veía en la Con la reina lefia Amelia llegaron Jos visita del Rey de Servia una nueva confir- condes de Figueire, damas y jefe de sft mación de la solidez de las relaciones amis- Casa y el conde de Maceda y San Román, tosas que existen entre los dos pueblos de que fue hasta la frontera francesa, y estaré igual raza, los cuales trabajan para el man- durante el tiempo yie S. M. permanezca, tenimiento de la paz general. en Madrid, como grande le España, á su órdenes, por designación del Rey. A La epidemia de Antofagasta La reina doña Amelia vestía sencillo i Santiago de Chile, 23, 9, m. elegante traje de paño negro y. sombrero 5 ¿El examen microscópico ordenado por el velo negros también, La egregia dama, tan tejía y de geni Gobierno en Antofagasta, con motivo de la epidemia de nienmsfitis cerebro- espinal, ha porte como siempre, saludó después con sí? afabilidad acostumbrada á cuantas persa demostrado que dicha enfermedad no ñas conocía y á! c que le fueron prescritainfeccicsa.